1982 MEMORIAL por la paz / for peace

Gastón Bucasta, Sofía Salamunovic y Lucila Pedernera

Ícono

Este es el icono representativo de un trabajo final que aborda temáticas instaladas en una dimensión tan amplia que excede lo académico. Es la dimensión de lo humano.
La paz como un bien esencial de la humanidad. La memoria como insumo para la consolidación de la paz. Este circulo virtuoso encontró en la arquitectura de \”1982 MEMORIAL\” un soporte físico eficiente.

Lic. Andres Asarchuk , Lic. Silvina Victoria

Contexto

Dentro de los objetivos principales el proyecto busca, a través de un espacio memorial, evocar la paz en una tierra que desde su descubrimiento ha sido escenario de enfrentamientos por intereses espurios.
Estructurar la idea de asentar este espacio en la Isla Soledad, perteneciente a las Islas Malvinas,ubicadas en el Atlántico Sur, en la Plataforma Continental de Sudamérica.
Crear concordia, lograr armonía, un ajuste de paz, en memoria de tanto dolor, tanto rencor por los hechos acaecidos.
Crear un espacio que albergue ese periodo de la historia, de los recuerdos, del pueblo y de las almas de los combatientes que alli lucharon.
A partir de estos conceptos, el proyecto abandona las principales directrices tradicionales de funcionalidad, confortabilidad y eficiencia, y se lanza en pos de las emociones, para lograr, un lugar de paz en un sitio de guerra, donde hallar tranquilidad y armonía, donde aquel que lo visite sienta calma y sosiego.
La arquitectura busca ser parte creadora de memoria tomando para sí el recuerdo, los relatos y las vidas de los protagonistas.
Si fueron la Gran Malvina y la Isla Soledad capaces de provocar desunión ¿Podría ser la arquitectura , en ellas, el complemento necesario para lograr reencontrar la paz en el mismo sitio?


Materia

Sobre la decisión del sitio.
Premisa: Las islas como escenario para reivindicar la memoria.
Considerando la carga emocional e histórica de las australes islas que se configuran como el gran sitio de los sucesos enmarcados desde el año 1600 hasta mediados de 1982, se tomó como uno de los puntos de partida el desarrollo del memorial en el mismo territorio donde pesa, desde aquel entonces, la memoria.
Se optó como terreno especifico un espacio que cumple, hoy, el papel de \”museo vivo\”, donde coexisten los restos de las batallas con la acentuada ausencia. Es una tierra marcada por el paso del tiempo que se vuelve testigo de os luctuosos hechos acaecidos en el pasado.


Sistema

Sobre el manejo de la magnitud de las emociones:
Principalmente es un proyecto pensado a partir de lo simbólico. EL objetivo apunta a un espacio que narre la historia de los testigos que estuvieron allí, a través de la utilización de los sentidos.
Es usar la arquitectura para el escenario y para hacer muy visuales las emociones, para transmitir la memoria sensible a través de la experiencia espacial.


Vínculos

Sobre las aproximaciones formales:
Concordia en la identidad morfológica
Previo al análisis formal fue importante definir cuales eran los elementos que serían tomados como punto de partida.
En primer lugar se eligió una mimesis con la cultura. No se hace referencia a la parte abstracta de la misma, sino a lo tangible, a su modo de construir, a su modo de habitar y obviamente, a su expresión formal. La construcción de las islas presenta una serie de variables únicas que dictaron el modo de aproximación a la plástica del edificio memorial.
En segundo lugar, se suma la interpretación: el sitio elegido tendría dos aciertos, primero, su sutil forma de existir, en la que nos costó intervenir y segundo, la necesidad de ser retomado y re modelado después de la guerra.
Cabe destacar que cuando se menciona el sitio como espacio sensible, se hace referencia a todos aquellos que lo habitaron en un momento y lugar preciso, y a sus emociones conjuntas encontradas y olvidadas en ese pedazo de tierra.


Investigación

Este bloque se desarrolla en 1495m2. En el mismo se encuentran los servicios y la administración del conjunto. En una zonificación general, se puede observar el hall de acceso y recepción, una zona de café con acceso a más de 500 libros sobre las Islas y su historia, a su vez, los servicios públicos y la zona de administración que tiene una entrada independiente junto al acceso del personal. También el bloque cuenta con una sala de exposición con objetos y rezagos de la guerra. En el extremo norte se encuentra la salida hacia la plaza de las naciones, proyectada para actos y espacios de estar en el exterior.
Si hablamos de la forma, se eligió una mimesis con la cultura. No nos referimos a la parte abstracta de la misma, sino a lo tangible, a su modo de construir, a su modo de habitar y, obviamente, a su expresión formal. La construcción típica de las Islas presenta una serie de variables únicas que dictaron el modo de aproximación a la plástica del edificio memorial.
Recorriendo el interior, la plástica se configura a partir de container reutilizados de transportes marítimos que aportan un lenguaje industrial, sumándose a la repetición en módulo de la estructura metálica y el hormigón en bruto de los muros.
Siempre de la mano de la idea de generar espacios para la introspección, se realizó una expansión del bloque, hacia el mar, logrando un sector con vistas panorámicas hacia el sublime paisaje y permanencia.

Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Gastón Bucasta, Sofía Salamunovic y Lucila Pedernera

FAUD / Universidad de Mendoza

Proyecto final de Grado

Asesor Arquitecto Ivan Brkljacic

Arquitecta Soledad Bermejo

FAUD/ Universidad de Mendoza

2016

Noviembre 2015

Diciembre 2016

2411m2

El proyecto cuenta con 2411m2, sumándose a los mismos 1236m2 de superficie semicubierta y 694m2 de diseño exterior, plazas y paisajismo.