Casa Marcia

Elgart - Tammone - Albarenque - López

Ícono

Un cubo truncado? una casa? Un granero en el campo, un cascaron, una cueva que protege y da cobijo, espacio y lugar.
Un cubo de chapa que modifica su cara superior ajustándose al juego espacial interior protege del exterior.

Estudio Elgart Tammone

Contexto

CLIENTE

Marcia decide vivir en un lugar tranquilo, lejos del centro y compra dos lotes contiguos al sur de Mar del Plata camino a Miramar.
Por ser un barrio alejado pidió una casa que se abra al verde pero que al mismo tiempo la proteja, le de cobijo y seguridad de una forma simple.
El programa, los ambientes son los clásicos: estar, comedor-cocina y un dormitorio. Además, a futuro, que el paquete inicial acepte el crecimiento de dos dormitorios y que el primer dormitorio se transforme en estudio.

ESPACIO PROXIMO

Lejos del centro marplatense, pasando el faro y la reserva natural que bordea la costa, en la ruta 11 que va a Miramar se abre un claro. De un lado está el mar, las dunas y los acantilados, del otro la llanura pampeana que comienza a poblarse en los últimos años. Allí, se siente más la presencia del campo que de la costa y mucho menos de la ciudad.

Durante el invierno es un lugar casi desolado, en las vacaciones, la zona sur se puebla de algunos turistas.

EL TERRENO
Dos lotes unificados que juntos miden 24 metros de frente x 33,70 metros con 1,5 metros de caída hacia el frente. Atrás el pulmón de manzana arbolado, al frente su primera gran compañía, un eucaliptus que hasta nombre tiene…

LOS MATERIALES
Condicionante de construir con materiales económicos de muy bajo mantenimiento.

Estudio Elgart Tammone

Materia

El vacío es materia, pero el vacío es cuando el lleno es.
El vacío es simple, despojado.
El vacío no entiende que el eje medianero estaba antes de construir y los árboles estaban. Los árboles son el lleno preexistente. Potenciar este vacío, no perderlo.
Una figura que casi no toca terreno, como una lona tarp, un cascarón que cobija las funciones de vivir.

La casa es mínima, y además de ello, se compacta intentando minimizar perímetro expuesto al exterior.

La casa, que es una figura compacta, y resulta en una figura simple. Un cubo-cáscara truncada que cuando quiere se separa del suelo permitiendo la relación con el exterior. Casi una cueva con su boca de salida al norte, espacio este que se protege de la calle por diferencia de nivel y un cerco verde en crecimiento.

El corte es dato principal en este proyecto; su estrategia, la pendiente del cascarón y el aprovechamiento de los desniveles naturales del terreno permitieron relaciones espaciales de todos los ambientes. La estrategia de la pendiente potencia esta relación y permite acotar al máximo los espacios en altura brindándoles calor.

Estudio Elgart Tammone

Sistema

Una coraza cálida y protectora en el que se desarrolla la vida.

En el punto más bajo del terreno el cascarón se levanta y permite cobijar dos niveles. Abajo un auto y el punto de ingreso que nos ubica topológicamente en la circulación que distribuye a todas las funciones de la casa pero que en su recorrido nunca las invade, sino que las deja a un costado a medida que se desarrolla en altura.
El recorrido comienza dejando el auto y encontrando el acceso apretado tras un muro de piedra. Un metro más arriba el estar que se derrama hacia el terreno natural acompañado por el muro de piedra que relaciona interior-exterior y que además privatiza el acceso exterior de la terraza expansión.
Segundo tramo, nos lleva atrás y nos deja en un estudio- barra- circulación que domina el estar y nos deja en la cocina-comedor. En este mismo nivel esta la futura comunicación con la ampliación propuesta.
Tercer tramo, gira hacia el frente y se vuelve a esconder tras una trama y reaparece en el punto superior (acceso a estudio-dormi) dominando todas las funciones recorridas.
El plano de techo acompaña estas relaciones espaciales y las potencia.

El cascaron tiene sus patas, su esqueleto. Una trama que resulta casi aleatoria pero que responde directamente a los esfuerzos solicitados y se materializa en acero. Sobre esta, una piel de madera que se independiza y la recubre.
Por fuera el cascarón es duro, inalterable al paso del tiempo. Por dentro la piel se ablanda y se hace cálida con la madera como presencia fundamental.
En el ángulo que el cascarón deja su gran boca de salida, una cortina metálica se cierra atrapando parte del exterior y blindando su entrada.

Estudio Elgart Tammone

Vínculos

Vincularse con la profesión desde el servicio. Investigar sobre la vivienda social, con mínimos recursos, brindar a una familia la posibilidad de la casa propia. Familia que siempre sintió que sólo era un sueño es lo que justifica que la formación como arquitecto sea pública y gratuita.
Transformar los recursos mínimos en la máxima cantidad de materiales posibles. Combinar éstos de manera tal que se pueda materializar el sueño inicial. Verlo superado. Verlo multiplicado. La labor del arquitecto.

Estudio Elgart Tammone

Investigación

El hecho de redefinir los elementos compositivos permite modificar la forma.
Las puertas y las ventanas dejan de serlo y resultan de la interrupción del lleno.
Los muros o el techo dejan de serlo y son la piel que separa del exterior.
La estructura no se apoya clásicamente y se asemeja más a un esqueleto animal que a un soporte clásico.

Vincularse con lo existente es el comienzo de esta obra. Un cerco, una pequeña pendiente y algunos árboles no forman parte del programa solicitado sin embargo constituyen los datos del sitio y definen su carácter.

El espacio y la forma arquitectónica comunican y otorgan significado al lugar, detonando innumerables mecanismos que, fundamentalmente a través de la percepción, activan la memoria y nos acercan al mundo sensible. La capacidad para controlar este intenso acto comunicacional en un sentido propositivo y en términos poéticos se convierte en la búsqueda para transformar el medio físico y el concepto de lugar, con el fin de otorgar legitimidad y contenido a la forma arquitectónica y urbana, sin eludir otros contenidos posibles.
En esta búsqueda y con un sentido crítico hacia tanta arquitectura con aspecto supuestamente moderno, o no, que confunde el lenguaje con el contenido que ella representa, se inscribe esta obra.

Caminar, descansar, trabajar, comunicarse forman parte de las actividades que determinan un programa, sin embargo resulta complejo desprender estas actividades de los espacios que las contienen, fundamentalmente cuando éstas mutan con mayor celeridad que la arquitectura que proponemos. Cambios tan rotundos en la estructura cultural nos obligan a reformular los envejecidos sintagmas del pasado, incluso los de la modernidad que, aunque más cercanos, deben ser considerados críticamente.

Una figura que delata una forma de vivir despojada de prejuicios formales. En este sentido se propone revisar algunos de los mitos sobre las formas de habitar inspiradas en grupos y señores que ya no existen o por lo menos son diferentes, aprovechando ciertas particularidades de la vida cotidiana, proponiendo situaciones de uso menos estructuradas y convencionales.

Estudio Elgart Tammone
Practicas Profesionales

Ficha Técnica

Técnica, artesanía e industria

Elgart - Tammone - Albarenque - López

ELGART TAMMONE

Calle 487 nº1454, Barrio Los Acantilados – Mar del Plata

2013/2015

2013

2015

407 m²

74 m²

Vivienda Pro.Cre.Ar