Casa Q2

Arquitecto Santiago Viale

Ícono

El partido arquitectónico está definido por la condición topográfica del terreno y por “la decisión de ingresar desde arriba a la vivienda permitiendo una visión del paisaje desde la calle y a la vez resguardando de la orientación sur a los ambientes que se abren al paisaje serrano” Omar Paris (2016) Revista 30-60 […], incorporando al mismo en el recorrido visual y perceptual de la casa.

Fotografía: Arq. Gonzalo Viramonte

Contexto

El terreno se ubica en esquina, tiene 1700 m2 y presenta un desnivel de 15 metros. Está inserto en un entorno muy accidentado lo que generan múltiples visuales, ya sea hacia el valle o hacia otras lomas, tal como nos tiene acostumbrados el paisaje serrano Cordobés con presencia de mucha vegetación autóctona. Su condición de esquina nos dio la opción de ingresar por uno de ambos lados del mismo.
El entorno se hace parte de la casa, mimetizándose con el mismo y haciéndose protagonista. La presencia de la vivienda solo se se puede distinguir a través de la geometrización de la loma verde que pasa por encima de la misma.
“Intencionalmente se hace coincidir el techo de la vivienda con la cota superior del terreno, transformando a partir de esta simple operación arquitectónica el techo en una extensión horizontal del suelo de la barranca. Bajo este plano, resuelto con una cubierta natural a modo de plaza verde de acceso, se desarrolla el universo privado de la casa y desde el cual emergen una serie de luceras de carácter escultórico que revelan durante la noche un interior espacialmente complejo.” Javier Giorgis (2016) Revista 30-60 […],

Fotografía: Arq. Gonzalo Viramonte

Materia

En cuento a la estructura se optó por desarrollar un sistema independiente de Hormigón Armado con fundaciones puntuales y profundas, ya que realizar excavaciones superficiales y lineales iba a ser demasiado conflictivo por el tipo de suelo rocoso. Se dispusieron una serie de columnas vinculadas a través vigas cintas, armando una trama, que sostienen pequeñas losas de viguetas.
La materialidad utilizada fue pensada también en relación al entorno y su paleta de colores. Se utiliza el hormigón visto, como piedra artificial, que queda al descubierto con sus vetas y porosidades propias de sus cualidades. La piedra natural, colocada de forma geométrica, conformando un zócalo y muros de contención que se asientan sobre la loma. El acero oxidado, haciendo reminiscencia también a su estado natural, con esa coloración que aporta calidad a la casa, utilizado como revestimiento, carpinterías y en ciertos detalles. A estos se les suma el césped de la cubierta y la luz, que terminan de armar en conjunto una composición que acompaña armónicamente con la mimetización buscada.

Fotografía: Arq. Gonzalo Viramonte

Sistema

El esquema funcional se resuelve en dos volúmenes principales. Uno es el zócalo de piedra arraigado al suelo, sobre el cual “se apoya” el volumen principal, más artificial y geométrico de hormigón armado en forma de “L”.
Esta geometría genera un límite sobre ambas calles y arma un patio que contiene la pileta. De esta “L” se desprende la galería y los baños, éstos se diferencian por su menor altura y por estar separados por una lucera superior continua que va iluminando cenitalmente todos los espacios interiores.
La diferencia cualitativa de estos volúmenes también está dada por la orientación. El volumen que da a la calle es mas extrovertido ya que da al norte, y hacia el sur se adosa el volumen chico como barrera climática donde se alojan los servicios en el lado mayor y la galería en el lado menor que da al oeste.
En planta baja cuenta con 3 dormitorios, uno principal con vestidor y baño en suite, y los otros dos, con baño compartido; incluye cocina amplia, con visuales al patio de ingreso, un desayunador que se abre a un patio interno y el estar-comedor integrados en relación directa con la galería.
El cliente expresó la necesidad de tener un espacio de trabajo dentro de la casa, así que se optó por generar un estudio que está alejado de la zona privada y se conecta con el estar. En subsuelo se desarrollo la cochera doble, y una habitación de servicio con baño incluido.

Fotografía: Arq. Gonzalo Viramonte

Vínculos

La idea de vínculo se ve reflejada en el recorrer de la casa. Como ésta a través de una secuencia espacial logra enlazar el espacio público con el privado sin perder contacto uno con respecto al otro.
Utilizando el concepto que Rafael Iglesia, cita de los orientales de aprovechar la fuerza del oponente en beneficio propio se propuso, como ya se dijo, un ingreso por arriba generando a su vez un manejo de las sensaciones de la persona que ingresa a través de una secuencia de tres lugares con percepciones espaciales muy diferentes.
Uno: La llegada
Desde el punto más alto del lote, la sorpresa del paisaje y la inmensidad del mismo se hacen presentes. Nos acercamos a una explanada verde (cubierta ajardinada) sobre la cual descubrimos un vacío o “hueco” con una escalera sugerente de continuidad que nos invita a bajar y acceder a la casa.
Se anula por completo la sensación de competencia entre la escala de la construcción y la imponencia del paisaje, dando la sensación de que el terreno continúa sin límites.
Dos: El Patio Domestico
El mismo “se descubre” mientras se desciende por la escalera. Este patio tiene por objeto cambiar de escala y preparar al visitante para ingresar a la casa, ya habiendo pasado por un espacio de escala doméstica, y reteniendo por un momento en su cabeza esa imagen del paisaje que vio al llegar. Una vez en el estar se genera una nueva conexión con el tercer momento del recorrido que incluye la galería como marco.
Tres: La recuperación del Paisaje
En este momento, y a modo de efecto sorpresa el habitante recupera la visión completa del paisaje que le había sido retenida y lo vuelve a impactar con su belleza y escala.
Es en este constante recorrido y vivencia de la casa cuando la arquitectura se hace presente.

Fotografía: Arq. Gonzalo Viramonte

Investigación

Otros aspectos a destacar resulta de la idea de hacer una arquitectura inteligente, pero inteligente por el solo hecho de contar con sentido común, que utilice elementos accesibles a nuestra tecnología y que hagan más sustentable la obra tomando temas primordiales tales como el correcto aislamiento térmico.
Este proyecto cuenta con la presencia de una cubierta ajardinada cubriendo la totalidad de la casa a excepción de la galería. Ésta aporta una gran capacidad aislante, colabora con la absorción y retención de aguas pluviales y recupera la porción de suelo que cubre ahora nuestra arquitectura. El césped se convierte en un material natural que le proporciona a la casa una resolución técnica y que además busca optimizar el uso de los recursos energéticos y la relación con el medio ambiente.
A través de una serie de dispositivos de hormigón ubicados en esta cubierta se logra dirigir la luz de las diferentes orientaciones hacia el interior. Con este se logra no solo una mayor iluminación natural y una menor necesidad de iluminación artificial, sino que. Fundamentalmente, una cualificación de cada espacio de la casa utilizando esta materia tan potente como lo es la luz, que demás está decir y como lo señala Alberto Campos Baeza, es gratuita.

Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Técnica, artesanía e industria

Arquitecto Santiago Viale

Estudio Santiago Viale

Dirección Técnica: Arq. Daniella Beviglia

Ana Laura Aquilante, Sebastián Mantese, Sofía Ariño, Sabrina Molinero, Agustina Pezza, Florencia Ruiz, Mauricio Beacon, Mercedes Pazo, Julieta Astorica.

Mendiolaza, Córdoba, Argentina

2012

2013

2015

1777,65 m2

364,32 m2