Centro Cultural de la Universidad Nacional de Moreno

ATV Arquitectos - Azubel Federico, Trabucchi Ignacio, Viggiano Walter

Ícono

El Campus de la Universidad Nacional de Moreno es un conjunto de gran significación histórica, que aglutina edificios de relevancia para la memoria urbana y arquitectónica de la ciudad, dispuestos en torno a patios que organizan sus funciones internas y que se relacionan con espacios verdes de calidad y diversidad. La decisión de proyectar un Complejo Cultural para la Universidad representa una oportunidad única y valiosa tanto para las actividades que complementan la Universidad como para la comunidad de Moreno.

.

Contexto

La ubicación estratégica del futuro Complejo Cultural, respecto al edificio central existente, (con sus anexos y patios) pone de manifiesto la intención de generar un ámbito cultural que sea capaz de potenciar la interrelación entre los habitantes de la universidad y la comunidad en general presentando la capacidad de albergar eventos y producciones propias, como así también desde y para la comunidad.
Desde este punto de vista entendemos que el proyecto debe dar respuesta a todas las escalas en las que se aborda el problema incentivando y potenciando los distintos espacios que componen el Campus. Se propone desde la mirada urbana, un Complejo cultural interconectado con los distintos edificios de la universidad por espacios exteriores cualificados y definidos. Al mismo tiempo, el proyecto vincula el Complejo Cultural con el “Parque Buján Moreno”, definiendo esta operación como una pieza urbana capaz de articular los diferentes programas y sus diversas actividades.

Lineamientos propositivos.
El Complejo Cultural está pensado como un sistema generado por volúmenes independientes, que se articulan mediante espacios que los califican y vinculan en diferentes niveles y escalas:
-Vacíos intersticiales (patios)
-Explanadas
-Expansiones
-Parques
En este sentido el edificio plantea gran versatilidad ya que es posible establecer un crecimiento modular garantizando la etapabilidad constructiva, la independencia y la calidad arquitectónica de la propuesta potenciando la sinergia de cada una de las actividades y la idea de complejo cultural articulador de la universidad y la ciudad abierta.

.

Materia

La estructura arquitectónica.

Los elementos que componen la estructura de un proyecto son quienes definen el espacio arquitectónico. Es por ello que la estructura de esta propuesta no cumple sólo con llevar las cargas del edificio hasta el suelo resistente, sino que además es quien define e interrelaciona todas las situaciones espaciales que se suceden en el edificio propuesto.
La lógica estructural propende a ser expresiva desde donde se la aborde (interior – exterior), definiendo un todo capaz de dar respuesta a cada uno los programas en concordancia con la atmósfera espacial buscada.

Materialidad. Técnica
El proyecto propone una construcción tradicional de estructura de hormigón armado (losas nervuradas y columnas), con cerramientos verticales de ladrillo armado. Estos cerramientos presentan tres modos de trabas las cuales definen una piel formada por distintas tramas: ciega, media y abierta. La piel está pensada para cumplir una doble función; por un lado (a modo de diafragma) es capaz de tamizar la relación interior-exterior en base a la necesidad de mayor o menor apertura, potenciando la relación con la luz natural, mientras que por otro regula las visuales hacia el exterior de acuerdo a las necesidades programáticas.

La simplicidad de la propuesta permite desarrollar un sistema constructivo sencillo, eficiente, veloz, económico y de valor arquitectónico.
Esta simplicidad se traduce en instalaciones económicas, que facilitan el proceso constructivo y la accesibilidad para mantenimiento, explotando al máximo la posibilidad de desarrollarlas de forma independiente de acuerdo a las instancias de etapabilidad previstas.

.

Sistema

Los programas. Accesos. Las explanadas. Los Parques. Las conexiones.
Etapabilidad. Versatilidad.

El programa del complejo, resuelto en volúmenes independientes, potencia la interrelación de todos los espacios públicos de cada programa en una planta de accesos, explanadas y parques, con la intención de explotar al máximo las conexiones con el campus universitario y la comunidad. Desde este nivel de accesos se vivencian todas las actividades culturales que vinculan a estudiantes y visitantes del complejo facilitando el intercambio sin perder la independencia de usos según se requiera.
Los programas que se ubican en este nivel y que se entiende como un paquete programático son: Hall general del complejo y exposiciones; explanada cultural y proyecciones; bar y librería; accesos a aula magna, biblioteca y estudios de radio y tv.
La galería auspicia de semicubierto y conector de todos los programas independientes del complejo permitiendo el acceso a cualquiera de ellos sin necesidad de comunicación directa o de paso interno.
Desde la explanada cultural se comparten las actividades, pudiendo vincular física y visualmente las exposiciones del hall general, el bar, el foyer del aula magna, el sector de semicubierto y explanada de lectura y hall de la biblioteca, y los estudios de radio con vista directa a la misma y el parque de las esculturas.

.

Vínculos

Paisaje arquitectónico/cubierta espontanea
El sistema vegetal del proyecto queda determinado en dos sistemas diferenciados por su ubicación y función dentro del nuevo conjunto: el sistema plantado en el nivel cero y el sistema de cubierta espontanea sobre losa.
El primero de los sistemas, a nivel 0, denominado ¨Paisaje Arquitectónico¨ se constituye a partir de tres elementos: un conjunto de árboles piramidales ¨Quercus¨ que construyen la capa vertical del verde, dispuesto de madera matricial y geométrica, que interactúa con la arquitectura como un material más, como un tamiz antropizado. De follaje caduco y origen exótico, esta especie aparece en el resto del predio, típica del paisajismo histórico de Charles Thays hacia principio de siglo XX. Un segundo elemento está conformado por la capa horizontal vegetal, constituida por ¨Stipa¨ nativas, y resuelve la escala peatonal del paisaje, generando tajos entre el solado que penetran los espacios y los subdivide generando habitaciones verdes bajas, y permitiendo las visuales largas hacia el campus. En este elemento se destaca el movimiento de sus hojas por efecto del viento. El tercer elemento es un nuevo sistema de arbolado urbano perimetral sobre el borde norte del predio conformado por ¨Jacaranda¨ y ¨Senna¨que genera u nuevo frente hacia el vecindario.
El segundo sistema está a nivel de la losa que conforma el semicubierto peatonal. El sistema conforma una “unidad de pastizal espontaneo”, que es una pradera de especies de crecimiento espontaneo, sin mantenimiento alguno, generando una reserva de biodiversidad urbana, una mezcla espontánea y pampeana de especies nativas y colonizadoras.

.

Investigación

Ecología Urbana y sustentabilidad
Gran parte de la superficie parquizada está constituida por una pradera de especies nativas, en su mayoría gramíneas, de notable incidencia como ¨parche¨ dentro de la ecología urbana. Este tipo de especies realizan un gran intercambio energético con el medio y están adaptadas a las condiciones ambientales locales; es así que este intercambio energético entre comunidades vegetales tiende a restaurar el paisaje original pampeano.
La fauna autóctona se nutre de los ¨bienes y servicios¨ este tipo de flora y espacios para nidificación y fuente de alimento; contribuimos a incrementar la biodiversidad dentro de la ciudad.
Este tipo de especies vegetales requieren bajo a nulo mantenimiento, generando así un manejo sustentable dentro del espacio público. Dado que producen una disminución de los aportes o subsidios energéticos, así como morigeración de la temperatura.
Dar lugar a la naturaleza local, una oportunidad para regenerarse y así rescatar lo nuestro, recuperando parte de nuestra identidad cultural/natural perdida.

.
Practicas Profesionales

Ficha Técnica

Sustentabilidad física y social

ATV Arquitectos - Azubel Federico, Trabucchi Ignacio, Viggiano Walter

ATV Arquitectos

Arq. Florencia Sirna, Arq. Damian Parodi

Arq. Cecilia Crescenzi, Arq. Maria Pia Giraudo, Arq. Anabella Gatto

Asesor en Paisaje: Estudio Bulla

Av. Bartolome Mitre 1800, Moreno, Buenos Aires, Argentina

Diciembre 2011

5000 m²