"Colgados"

90 alumnos de 1° Año (trabajo Colectivo)

Ícono

El espacio y su transformación/recreación en un nuevo uso: La emergencia.
El área del Taller de Primer Año, aula en donde los jóvenes trabajan habitualmente, fue reconvertida en ámbito de evacuación ante una tragedia ambiental y destinada a 90 personas, mismo número de alumnos que colectivamente y sintetizado las diversas propuestas de división del espacio, obtuvieron , mediante una tenso-estructura fijada a puntos pre-existentes del aula, la generación de espacios semi privados en donde obtener un \”rincón\” propio, familiar (mono o multi parental) o solitario, también higiénico, preservado afectivamente (consejo psicólogos sociales) , sanitariamente controlado por las pantallas de cartón doble corrugado tipo \”pizarrón\” (proliferas bacterias, virus) áreas para descansar, encuentro social y alimentación ( juntas) , claramente identificadas mediantes planchas de color. Cada pieza de cartón resulta colgada sin tocar el suelo, de tal modo que pueda \”trapearse\” con lavandina y agua todas las mañanas (consejo sanitario) y de fácil armado. La formulación colectiva de los alumnos de un protocolo de Higiene y Seguridad resultó eficaz y probado. La construcción en la realidad (una dimensión extraordinaria para los alumnos) resultó de muy bajo costo (solo piolines, ganchos, cartones ( 50 placas y cartulinas de color) y esta condición, sin ser precaria, revirtió el concepto de evacuación generalmente ámbitos solo techados en donde literalmente se tiran colchones y los evacuados quedan sin resguardo alguno, ni contención afectiva ni cobijo arquitectónico. las herramientas de diseño fueron las del ABC de primer año: orden, composición bi-dimensional, principios básicos de la estructura ( en este caso tenso-estructura) materialidad, organización de las funciones básicas. De este modo \”Colgados\” adquiere varias acepciones: los que vienen evacuados, \”colgados de un hilo\” por sus situación de pobreza y exclusión, el sistema que da origen al ámbito de evacuación como resultado de una teso estructura de donde penden cartones separadores. También el término encierra cierta condición cultural de los jóvenes que aunque sensibles se \”encierran\” en las tecnologías\” y se desprenden un tanto de la realidad. Realizaciones como estas, suponemos, los traen a la realidad que vivimos, la pobreza existente y la mitigaciones que desde la arquitectura se pueden aportar.

Foto: Sofía Brarda

Contexto

Los habitantes evacuados:
Los habitantes típicos de estos espacios generalmente provienen de los sectores empobrecidos del país. Los alumnos, lo saben, puede que tengan soluciones a mano si el evento ambiental no es grave. Pero quienes habitan en sectores de riesgo, a la vera de canales, ríos, depresiones urbanas no urbanizadas o bien en tierras fiscales, son quienes encontramos en los porcentajes de pobreza más golpeados de la sociedad y necesariamente ante cualquier tragedia, deben ser socorridos por el estado, a veces por ONGs u organizaciones humanitarias. Este es nuestro tema: la creación de un ámbito de evacuación capaz de contener por muchos días, un grupo similar a la cantidad de alumnos que, colectivamente han desarrollado el trabajo. De igual manera, una vez proyectado y construido en el propio taller, vivir en carne propia el significado de la cohabitación, construcción colectiva, la alimentación en grupo, el tránsito por un mismo ámbito de descanso, el valor del silencio, la tranquilidad de estar a salvo, contar con baños limpios, y un protocolo de Higiene y Seguridad desarrollado por los alumnos ( una de las comisiones) resultando tan eficaz como posible. Dadas ciertas circunstancias, es sabido, una pequeña gratificación a través de un TV o una presencia alentadora resulta un modo de mantener el talante de los evacuados y , en nuestro caso, fueron los propios alumnos quienes mantuvieron vivo el encuentro, saludablemente, sin necesidad de variar el eje de la experiencia. Los profesores, que también se mantuvieron \”evacuados\” acompañaron a los jóvenes en la experiencia vital que significa, no solo haber desarrollado colectivamente un proyecto, sino concreto, ser parte de una comunidad educativa comprometida con la realidad social del país. \”Colgados\” entonces, lleva consigo muchas acepciones: \”colgados de un hilo los que vienen evacuados\”/\”colgados de un edificio, el sistema que los cobija\”/ \”Colgados algunos jóvenes de la tecnología que les acerca menos información que la que parece/\”Colgados de los sueños de un futuro mejor\”

foto: Clarin.com Sociedad

Materia

El proyecto colectivo
El desarrollo colectivo del espacio para la evacuación de 90 personas tuvo varias etapas de desarrollo: las primeras etapas ligadas a la experiencia aprendizaje/proyecto, es decir, una suerte de camino de dos vías que en paralelo va integrando conocimiento básico de diseño arquitectónico y simultáneamente los va implementando en el proyecto. No es una novedad en el sistema pedagógico, pero en nuestro caso, la idea de realización en 1:1, en el propio taller, como hacemos periódicamente, motivó a los alumnos de manera excepcional. El descubrimiento del orden implícito en el taller, el trazado del mismo con cintas de papel de modo de visualizar con claridad esas presencias \”invisibles\” de orden, geometría y modularidad, sumado a la implementación de organizaciones de usos y el punto culminante: su construcción, llegó en el momento en que todo el \”bagaje\” integrado en el \”abc\” de la disciplina de las primeras conversaciones, se había integrado y terminado por sintetizarse en un proyecto sintético, orientado por los \”comitentes\”: los profesores en una suerte de simulación de la encomienda. Teniendo como base conceptual \”la realidad social de nuestro país\” y las razones posibles o el origen de las catástrofes ambientales, llevaron a los alumnos a una interesante tensión intelectual. Tal fue el caso que , los aportes en ejemplos, casos, fotografías, los efectos del desmanejo del territorio y la malversación de sus recursos, empezaban a llegar , después de los primeros pasos, por parte del alumnado antes que de los profesores. No es difícil encontrar respuestas a estos interrogantes cuando la realidad nos ofrece respuestas bastante sencillas.Pero, entendimos, no siempre se ponen a jugar en términos de sustrato conceptual a la hora de elaborar una propuesta concreta. Casi, se podría decir que los jóvenes crearon en poco tiempo y formación básica, un \”protocolo\” posible ante evacuaciones venideras, esas que sucederán indefectiblemente. Al memos que en los próximos cincuenta o más años, cambiemos radicalmente el sistema de consumo y distribución de la riqueza global, por uno más saludable y amable con la tierra y los propios humanos.

Foto: Sebastián Ferrer Novotny

Sistema

El modelo de Trabajo/aprendizaje
El concepto experiencia-aprendizaje resulta de larga data. Ya la Bauhaus implementó talleres en donde los alumnos literalmente construían prototipos para ser considerados en su construcción en serie.De igual modo la Cooper Union en los años´90 realizó experimentos similares y muchas escuelas de arte y oficio como también de arquitectura en todo el mundo. Esa tradición experimental no se ha perdido y en nuestro caso la hemos intentado ampliar, no solo a prototipos sino a casos reales. Para que sean posibles, hemos intentado incluir en nuestros propósitos, arquitecturas elementales, efímeras, de bajo costo y que reúnan todas las variables y complejidad de cualquier arquitectura junto a la encomienda y la base conceptual que le da origen . Por cierto, su emplazamiento, las diversas variables de organización, el espacio como ámbito vital, la constructividad , herramienta esencial para lograr el objetivo de protección esencial que tiene la arquitectura, la estructura como \”esqueleto\” que sostiene la totalidad, los procesos de configuración , más complejos y donde intervienen las tecnologías, los medios de anticipación visual ( dibujos ad hoc) , pruebas de laboratorio, etc.. Por último su extensión en la realidad, sea un simple techo , como alguna vez hicimos en el \”patio/claustro\” de nuestra Facultad, o bien un hábitat mínimo en calidad de cápsula habitable. En este caso, imbuidos de la preocupación que los docentes/arquitectos y ciudadanos en general tenemos sobre los vertiginosos cambios que experimenta el ambiente, nos abocamos a estos temas- temas que venimos tratando desde hace veinticinco años- pero nunca con la intensidad y urgencia como ahora . Creíamos que no íbamos a ver sino a través de los ojos de nuestra descendencia, pero como estamos comprobando el cambio climático grave está sucediendo ahora. Por ello la urgencia, la necesidad de encontrar elementos de mitigación y en paralelo , introducir cada vez con mayor solidez,, las problemáticas sociales y ambientales , que no van separadas. Sabemos, las tragedias ambientales igualan a los ciudadanos, pero los que más sufren son los despojados de todo: casa, mobiliario, alimentación, indumentaria, ayuda sanitaria , derechos de lo poseído (su terreno, su casa, su muebles y su pertenencias básicas . Es así que hemos propuesto nuevamente desarrollar una experiencia que enseñe, no solo la manera de tensar una soga y con ello comprender la \”tracción\” o cuando incorporamos una vara para izar los tensores, \” que esa vara resulta comprimida\”, sino también para generar una estructura/totalidad capaz de sostener elementos colgados , capaces de dividir el espacio sin quitarle la necesaria ventilación de estos ámbitos específicos, de anclar/empotrar algunos elementos que no pueden desplazarse y acompañar a los alumnos en una discusión que agregue contenido a lo realizado y la experiencia nos devuelva críticamente los posibles errores, los déficit, los ajustes necesarios, para que se cumplan los postulados de los propios alumnos y las exigencias del comitente se satisfagan las necesidades de habitar de maner confortable e higiénicamente y claro, mediante el uso estratégico de la construcción una atmósfera

Foto de los planos de planta :Sebastian Ferrer Novotny

Vínculos

Contexto de proyecto:
En las áreas pampeanas, a diferencia de las serranas, las inundaciones dejan huellas perdurables y permanentes. En las sierras, cuando crecen sus ríos y producen catástrofes de gravedad, como las hemos vivido hace poco tiempo ( 2014/2015) , los eventos son instantáneos, rápidos y el agua como llega, arrastra todo y se va. Es una calamidad cunado sucede de noche o bajo una lluvia torrencial. Las consecuencias son de alto grado de daño, en algunos casos, irreparables. En la llanura , el transito del agua se hace lento, como una agonía, tanto cuando crece como cuando sucede la baja de las aguas. El caso es que, si bien, en la primera los daños no pueden preverse de manera objetiva, en la segunda existe un tiempo para el resguardo, la prevención o bien la evacuación más o menos ordenada. Es el caso que hemos elegido: la pampa húmeda en sector sudeste de la Provincia de Córdoba, teniendo como casos emblemáticos las inundaciones de la ciudad de Bell Ville como Villa María y Villa Nueva y toda la cuenca hacia el sur. Los datos climatológicos son cada vez más alamantes. las lluvias como las sequías seguirán en aumento. Mientras que los cultivos extractivos profundicen la crisis de suelo respecto de su capacidad de absorber el agua de lluvia o bien no se revierta el manteniendo de canales o se genere la implantación de flora retentiva o sistemas alternativos de drenaje, los poblados la vera de ríos o lagunas de la pampa, cercanos a ríos o arroyos seguirán corriendo el riesgo de las inundaciones. De no hacerse un cambio radical en los cultivos y especialmente en los sistemas de derivación, aun manteniéndose el cambio climático, se deberá pensar en la contingencia, quizá dure muchos años y seguirán los eventos cada vez más grandes y más graves. . Y con ello aparecerán patologías sanitarias de envergadura: fiebres tifoideas, fiebre amarilla, dengue, chikunguña, cólera, leptospirosis, etc.entre otras enfermedades o plagas derivadas de fallas de medio ambiente. Entendemos que la arquitectura puede jugar un rol inter-disciplinario en las mitigaciones o soluciones de coyuntura proveyendo hábitats de emergencia cada vez que se pueda y a partir de la creación de bancos de \”refugios\”, en participación cooperativa con entidades públicas intermedias de la sociedad. La construcción de dichos refugios parte de la premisa de hacer posible tal aporte desde la comunidad educativa. Esto es realizar una experiencia pedagógica capaz de encontrar aportes al tema, sea por la vía de la redacción de protocolos de Higiene y Seguridad , como hemos hecho, o bien como sumatoria de sistemas de evacuación bajo techo, a bajo costo y de fácil implementación. Inclusive por personal idóneo o solo con la presencia de un profesional o bien un texto explicativo, algo así como un pequeño instructivo de armando de casa sala común de evacuados..

foto: Clarin.com Sociedad

Investigación

Concepto de Construcción:
La construcción \”verdadera\” otorga al aprendizaje una posibilidad cierta de confirmar conocimiento.Es más, a veces, se constituye en el camino al conocimiento. El descubrimiento en la experiencia puede ser tan rico como la lectura de un texto teórico o técnico o bien un ejercicio de representación de una realidad en paralelo. Pero existe una dimensión en la experiencia en construir de \”verdad\” claramente superadora de la construcción de prototipos, aun de los modelos en escala como hacían los \”modernos\” y lejos de la \”maquetería\” solo adherida con pegamento o cinta . La construcción verdadera llega muy profundamente al conocimiento y ayuda solidariamente a cualquier otro modo de llegar a dominar la disciplina. Una de las experiencias más valiosas en el aprendizaje es \”saber hacer\”, tanto coo \”pensar cómo y para quién hacer\”. Una no excluye a la otra ni va primera. La experiencia de lo verdadero amplía el horizonte de aprendizaje y graba definitivamente aquello que se ha construido, por simple o efímero que haya sido. Construir una pequeña estructura de \”verdad\”, en escala 1:1 y registrar sus reacciones a los esfuerzos,por primarios o genéricos que sean las construcciones, tiene un valor incalculable en la incorporación de saberes.Siempre junto a la reflexión, la lectura y a otros conocimientos técnicos que terminan por confirmar lo experimentado, en la propia materia o en las otras.
A manera de conclusión: la arquitectura tiene un modo propio de ser aprendida o bien enseñada. Muchas veces por la práctica misma de proyecto ( análisis de lugar, esquemas, plantas, cortes, detalles constructivos, memorias descriptivas, maquetas) o bien por la incorporación de otros conocimientos en paralelo que vienen del cumplimiento del Plan de Estudio . Más allá de ello , todos los aportes que podamos incorporar desde la libertad de cátedra es plausible. Haciéndonos de esa LIBERTAD es que nos sentimos movidos a proveer desde la materia, Introducción al Proyecto 1 (IAP 1_Primer semestre algo así como los primeros pasos en la disciplina), una serie de experiencias , lecturas, reflexiones, siempre desde una modalidad que evita toda \”contaminación\” con sistemas que conspiran con la idea que proponemos, el aprendizaje cooperativo y en libertad: no existen las notas sino valoración de procesos, no hay exigencia de asistencia sino presencia comprometidas, en la cátedra no existen jerarquías (aunque en los papeles figuren cargos) somos un equipo que se mueve en horizontal, no se dan \”teóricos\” sino que se proveen elementos o estímulos para intercambiar ideas en \”conversaciones\” y no existe examen final, sino una muestra colectiva en donde visualizar entre todos, incluidos otros cursos o materias, el nivel alcanzado, la valoración auto-crítica en torno a la totalidad de los trabajos finales y la mirada completa del aprendizaje del semestre, como si se tratara de un \”film\” (todo es registrado fotográficamente) y presentado, foto a foto, como secuencia de lo hecho durante los meses de trabajo, desde marzo a los últimos junio, como inicio e incorporación del A/B/C de la disciplina.

Foto: Sebastina Ferrer Novotny
Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Sustentabilidad física y social

90 alumnos de 1° Año (trabajo Colectivo)

Facultad de Arquitectura de La Universidad Católica de Córdoba

Introducción al Proyecto 1 (IAP 1° primer Semestre)

Esteban Bondone/Sebastián Ferrer Novotny/Lucía Gutiérrez/Juan Camps/Manuel Gonzalez Veglia/Sofia Brarda/Federico Alvarez Paccioretti/Julieta Echave Maluf/Franco Guasti MIguez

Profesores en calidad de asesores

los propios alumnos y profesores

Facultad

1° Año/1°semestre/1° proyecto

10 de marzo de 2018

30 de marzo de 2018

400 m2

Sito de emplazamiento : Taller  de 1° Año de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Córdoba/Sede Campus/Camino a Alta Gracia km. 7/provincia de Córdoba.Se trata de una sala de Primer año de la Carrera de  la Facultad de Arquitectura/ Aula de 20 x 20 metros, cuya altura es 2, 60 metros y su construcción es prefabricada. Dispone de un cielorraso tipo \"phonex\" de los años ´80 con incorporación de luminarias del cual no es posible tomarse por cuestiones de fragilidad. Las columnas disponen de \"ganchos\" de izado, propias de los premoldeados de hormigón. La tenso estructura ha sido realizada con sogas de algodón y nylon de 60 mm, evitando entrar en contacto con el cielorraso.  para obtener divisions en el espacio se han utilizado placas  tipo \"pizarrón\" de doble corrugado , comercializadas en locales de embalaje. El costo total para las 90 plaza de evacuados fue de $ 3000, y de total, una parte especialmente dedicada a 8 varas de madera  forestal, tipo \"pino impregnado\"  de 3,00 metros de altura, destinadas al izado de la tenso-estructura, cuya incidencia fue de 1/3 del costo total. Todas las mesas del taller , fueron apiladas en tres niveles y utilizadas como espacio de guardado y tapadas con las mismas placas con que se realizó la división del espacio. El piso, por demás duro, aunque de madera de parquet, fue atemperado por cartones iguales a los divisorios. Un protocolo de Higiene y Seguridada elanborado por los alumnos fue adherido a varias planchas de cartón colgado. Se utilizaron cartulinas de color de 70 x 50 cm. para identificar áreas de uso o funciones.