Complejo de Viviendas

Altobello, Tomás | Caggiano, Cindi | Ghione, Santiago | Pozzi, Franco

Ícono

En el primer cuatrimestre de la matería Análisis Proyectual 2 (Cátedra Rois) de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Rosario se propone desarrollar un proyecto arquitectónico desde la propuesta diagramática inicial hasta definición arquitectónica. El programa es un Complejo de Viviendas con agenda programática híbrida (vivir-trabajar).
Partiendo del análisis de un precedente, utilizando las lógicas formales, organizativas y distributivas, se genera un diagrama que se utiliza como herramienta gráfica conceptual para la imaginación arquitectónica. Este diagrama se basa en la socavación de una masa rectangular para conformar un módulo de repetición infinita.

-

Contexto

El Complejo de Viviendas se sitúa en Pichincha, un barrio en el macrocentro de la ciudad de Rosario, Santa Fe, Argentina. Esta propuesta se basa en el Plan Especial Pichincha que propone mantener la escala barrial en una altura máxima de 12 metros con gran densidad pero manteniendo la calidad de vida.
Posterior a un análisis del entorno se buscó adaptar el diagrama inicial a los requerimientos impuestos por las condiciones del sitio. Se plantea un programa adicional que contempla el entorno gastronómico que caracteriza el barrio, quedando así el complejo constituido por dos partes atravesado por un paseo peatonal comercial.
La propuesta de vivienda colectiva urbana busca en su exterior asemejarse a la ciudad aledaña a través de la reconstrucción de la fachada ortogonal, pero esconde en su interior un mundo orgánico que se propone ser diferente planteándose como escenario de la vida doméstica en conjunto. En contra de la lógica inmobiliaria se propone una forma de vivienda colectiva que tiene una cercanía a la ciudad de una manera diferente, posibilitando un atravesamiento entre lo público y lo privado cediendo parte de su espacio para crear más ciudad en su interior, generando así un contraste con lo conocido como ciudad.


Materia

La propuesta se funda en la lógica de una masa unitaria socavada para generar ingresos peatonales, iluminar y ventilar. El volumen logra leerse como una única continuidad visual por el uso de una chapa microperforada blanca por sobre un hormigón blanco. Esta chapa se proyecta como una doble fachada con diferentes permeabilidades que funciona como cerramiento, brindando seguridad, protección solar y visual. A su vez se utiliza en los ingresos al complejo y como baranda para las terrazas.


Sistema

Las unidades habitacionales que componen el conjunto tienen 50m2, 80m2 y 100m2. Están distribuidas en tres plantas: la planta baja es libre, con un espacio reducido de uso múltiple (trabajar, estudiar), la primer planta está destinada a dormitorios y la última planta es para usos diarios (cocina, comedor). Se invierte, así, la lógica tradicional de la vivienda barrial donde lo privado se sitúa en la planta superior, en este caso los espacios de uso común que se posiciona en esta última planta ya que se beneficia de la luz solar, la ventilación, las visuales y se relaciona con sus terrazas propias. Nuestra búsqueda innovadora es que cada vivienda se organiza en vertical, evitando los espacios tradicionales de circulación, dotando de individualidad a la vida en conjunto.


Vínculos

El conjunto de viviendas se vincula al paseo comercial por tres ingresos, donde sucede la transición entre el espacio público y el privado. Las viviendas plantean una relación interior-exterior alejándose de lo convencional. La circulación es libre, se contrapone completamente con el pasillo rosarino tradicional, permitiendo que los habitantes caminen en múltiples direcciones.
Los ingresos a cada unidad son independientes, evitando la circulación vertical común, brindando individualidad dentro de lo colectivo. Una de las características de las viviendas es su circulación vertical dinámica, un espacio de uso diario que trasciende lo funcional. A su vez, los espacios se jerarquizan a través de dobles alturas, cuya forma refleja la complejidad exterior.


Investigación

Nuestra propuesta busca la calidad espacial tanto en el interior de las viviendas como en el espacio común del conjunto y el público. El espacio exterior no es residual, si no que se trabajó en paralelo al desarrollo de las unidades habitacionales. Se demuestra el contraste que busca el complejo lograr como manifiesto a la ciudad convencional rosarina, pareciéndose a la misma por fuera pero escondiendo un mundo nuevo de posibilidades sociales y funcionales en su interior.
Proponemos el desarrollo de la vivienda colectiva de alta densidad sin perder riqueza en la exploración formal: el espacio se presenta como una realidad de la experiencia sensorial.

Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Políticas de oficio, tradición e innovación

Altobello, Tomás | Caggiano, Cindi | Ghione, Santiago | Pozzi, Franco

Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño UNR

Cátedra Rois

Rodriguez Labarre Germán

FAPyD UNR

3er año

10/04/2018

07/07/2018

7250m2

55 VIVIENDAS, 4 ESPACIOS COMUNES Y 8 NEGOCIOS GASTRONÓMICOS