CONCURSO INTERNACIONAL DE IDEAS ECOPARQUE INTERACTIVO (CIUDAD DE BUENOS AIRES)

Arq. Marcelo López/ Arq. Darío López/ Arq. Matias Gigli

Ícono

Convertir un paisaje urbano pleno de sentido, historia e identidad en un ICONO REFERENCIA de ECOLOGIA, SUSTENTABILIDAD e INTERACTIVIDAD con estructuras simples pero contundentes, que permita anclar en el contexto, mediante la preservación, revalorización e incorporación de vegetación referencial, acorde al nuevo concepto del ECOPARQUE INTERACTIVO.

-

Contexto

Entendemos que el proyecto de un Eco Parque Interactivo para Buenos Aires es una oportunidad clave para rever una historia de fragmentación y de pérdida constante de suelo absorbente y verde en el Parque 3 de Febrero.
Desde su origen, como transformación de la estancia de Rosas, este gran parque que caracteriza a Buenos Aires, fue incorporando nuevas construcciones de gran porte perdiendo en forma constante metros cuadrados de parque.
Tal es el caso paradigmático de la Rural que en su origen debía ser usada únicamente como el sitio en donde se expusiera la producción del campo, enfrentada con el Zoo y el Jardín Botánico. Hoy en día la Rural es un espacio sin suelo absorbente y con grandes estructuras metálicas que contrastan con los edificios patrimoniales.
A esta situación se le agrega la nueva Embajada de los Estados Unidos, terreno cedido por un gobierno militar y que cercena otro sector importante del Parque 3 de Febrero.
Con estos antecedentes, nuestra propuesta se vuelca a unir y ampliar los sectores verdes del zoo y su entorno inmediato.

-

Materia

Estrategias urbanas
Se propone generar una pieza de gran escala que permita con su unidad y relación en cuanto a usos, recorridos y vínculos tomando al Jardín Botánico, los exteriores de la Rural y el Jardín Zoológico como posibles de ser vividos y circular por ellos de forma continua y ordenada.
Para lograr este objetivo se incorporan las siguientes operaciones:
Soterrar en parte la avenida Sarmiento aprovechando los estacionamientos hoy existentes en el sub suelo y generar una cubierta verde que vincule el EPI con su entorno inmediato organizando una Parque lineal con flora autóctona. Ubicar sobre las veredas de la Rural dos sectores de energía alternativa con el fin de que la gente los apropie.
Esta pieza es de vital importancia ya que consideramos que la articulación con la ciudad se tiene que resolver de la manera más amplia posible, eliminando todas las barreras y salvando todos los obstáculos, generando un límite permeable y peatonal. El borde es el mediador flexible de la ciudad, la preeminencia del peatón frente al vehículo. La construcción del parque propone estrategias que guiarán su desarrollo en el tiempo, y no su forma definitiva e la primera instancia. Se propone un parque estructurado en torno a los procesos naturales y sus tiempos, desde la expectativa y la escenificación del cambio, un espacio desde el cual cambiar la ciudad y la forma como nos relacionamos con ella antes que ser el reflejo de sus problemas, un lugar que conciba a la naturaleza como energía y proceso y no como formas determinadas a priori. El parque debe aspirar a cambiar la forma como se vive en la ciudad, no ceder ante sus presiones ni reflejar sus problemas. Valorar el aporte en cuanto a la absorción de agua de lluvia que reduce de forma notable el escurrimiento por calles a cielo abierto y posibles anegaciones. El aire limpio también es una ventaja y aporte del parque hacia y a ciudad y sus vecinos más cercanos.

-

Sistema

La reutilización de lo ya existente es un criterio básico de sustentabilidad, con la mínima huella ecológica pero con el máximo resultado espacial. El control de la luz natural y su mejora en las áreas de trabajo y espacios públicos se garantiza mediante un mecanismo de chimenea solar aprovechando las lucarnas existentes, aportando luz natural hasta en los últimos rincones.
Las ampliaciones y modificaciones de edificios existentes se realizan mediante estructuras prefabricadas que reducen drásticamente la producción de escombros, las anchas paredes originales garantizan una gran inercia térmica y con la ventilación cruzada crean un espacio agradable reduciendo al mínimo el uso de aire acondicionado.
El agua de lluvia es captada a través de desagues ocultos en el solado y es filtrada y almacenada en dos depósitos ubicados en el sub suelo de las torres de observatorio. Dos depósitos en altura en dicha torre aprovechando la gravedad y reduciendo la necesidad de bombeo.

-

Vínculos

Fase inicial:
Vínculos:
Los accesos al EPI se los revitalizan generando dos plazas abiertas que facilitaran el ingreso al parque y darán un punto de encuentro en un sector de la ciudad en donde el caudal de gente es importante y carece de un lugar de encuentro y punto de reunión.
Se conectará el Jardín Botánico con el EPI a través de un conector con rampas ampliando el área de paseo del sector.
Playón de contenidos: Sobre la avenida República de la India se organizará un Playón de contenidos, en donde poniendo en valor los edificios patrimoniales existentes se localicen las ONG que integrarán el EPI concentrando en este espacio la creación de contenidos de todo el eco-parque.
Mediante conectores las ONG se vincularán a sectores del parque ya demarcados por los circuitos patrimoniales, estos sectores serán los espacios que se utilizarán para interactuar con los visitantes.
Fase intermedia:
Vínculos: organizar un puente peatonal que conecte el boulevard Cerviño con la avenida Colombia, logrando sortear el predio del EPI. Por otro lado se incorporará un puente que vincule el Jardín Botánico con el EPI.
Edificios patrimoniales:
Completamiento de los edificios patrimoniales y de la construcción de los nuevos edificios.
Terminación de todos los senderos faltantes.
Fase final:
Soterramiento de avenida Sarmiento y generación del Parque lineal Nativo.
Completamiento de los sectores y de las actividades.

-

Investigación

FUNDAMENTOS QUE AVALAN A LA VEGETACION EN SUS DIFERENTES ESCALAS COMO FACTOR “IMPRESCINDIBLE” EN LA TRAZA URBANA
La presencia del hombre y su actividad constituyen una parte más de la biota local. De modo tal que sus acciones se reflejan directa o indirectamente en el entorno conformando un extenso sistema ecológico biocultural.
Creemos entonces que el conjunto de espacios verdes de un área urbana o metropolitana puede ser concebido como un sistema que cumple una importante función de vertebración del territorio urbanizado (Folch, 2004).
Entonces el sistema verde debería abarcar todos aquellos elementos del territorio metropolitano merecedor de protección desde una óptica ambiental, paisajística, patrimonial y cultural, con el objeto de que estos componentes sean protegidos de la habitual voracidad del proceso urbanizador.
Dada la creciente y poco estudiada alteración del conveniente equilibrio entre m2 cemento frente m2 verde, la vegetación constituye una eficaz herramienta para atemperarla.
Es importante conocer que, el papel de la vegetación en la moderación de la temperatura urbana se manifiesta a través de dos vías: por un lado, el efecto de sombra sobre las superficies que absorben la radiación solar, y por otro, a través de la evapotranspiración.
El positivo aporte que brindan frente al agua proveniente de lluvias y neblinas, retardando la escorrentía superficial aumentando la capacidad de absorción de los suelos.
Por otro lado las áreas verdes reducen en cierta medida algunos contaminantes del aire. La contaminación se disminuye directamente cuando las partículas de polvo y humo quedan atrapadas en la vegetación. Además, las plantas absorben gases tóxicos, como los originados por los escapes de los vehículos (Norwak et al, 1996 en: Banco Interamericano de Desarrollo, 1998) e interceptan partículas de materia y absorben contaminantes gaseosos como el dióxido de azufre y el dióxido de nitrógeno, eliminándolos así de la atmósfera (Nowak, 1995 en: Nilsson & Randrup, 1997). Cada hectárea de árboles, por ejemplo, puede producir 600 Kg. de oxígeno y captar 900 Kg. de polvo fino absorbiendo olores desagradables de los gases contaminantes (Ríos Trigoso, 1993). Los árboles también pueden ser usados como indicadores de contaminantes a través de las manchas plateadas o bronceadas de la superficie inferior de las hojas (Ríos Trigoso, 1993).

-
Prácticas Públicas

Ficha Técnica

Paisaje y ciudad

Arq. Marcelo López/ Arq. Darío López/ Arq. Matias Gigli

Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología, GCBA.

Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA)

Axel Del Rio - Arq Cynthia Giselle Kopf – Arq Andrea Sancho Izquierdo – Juan Pablo Bravo- Facundo Sita – Janise Balsagnia

Recreólogo, Julio Fajn - Ecología, Blas Caballero - Diseñador Gràfico, Juan Lobianco- Diseño del Paisaje, Arq. Ana Artesi- Ingeniera Agrónoma, Verónica Fabio – Colaboradores: Natalia Buzeta - Diseño de Imagen Y sonido: Vera López Leyt - Imágen, Joaquín López

Palermo, C.A.B.A

2016

18 HECTÁREAS

20.750 m2