Desarrollos Urbanísticos PROCREAR BICENTENARIO

Lic. Fernando Ostuni (Director Nacional de Políticas Urbanas) - Arq. Sara Ciocca (Coordinadora de Planificación Urbana) - Arq. Juan Pablo Negro (Coordinador de Proyectos Urbanísticos) - Arqs. Joaquín Lazcano, Rodrigo Fernández Buffa, Matías Torres, Inés Molinari, Sebastián Laufer, Lucía Solari, Martín Motta, Cielo Pipkin, Javier Fernández Castro, Pablo Ghia (proyecto urbano y arquitectónico) - Lic. Mariana López (paisaje y espacio público) - Ings .Patricia Caso y Belén Mendiberri (infraestructuras) - Arqs. Hugo Bersanker y Daniel Dinivitzer (presupuestos y pliegos) - Arqs. Inés Schmidt y Gabriela Cragnolino, Lic. Pablo Schweitzer (gestión y producción de suelo) - Lic. Christian Garcia y Patricia Lescano (economía y finanzas) - Lic. Julia Ramos (gestión social) - Dr. Fernando Alonso (jurídicos) - Srta. Bárbara Sosa (administración)

Ícono

El Programa de Crédito Argentino del Bicentenario (PRO.CRE.AR) fue lanzado en junio de 2012 por decreto de la entonces Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner. Este programa buscó generar una política de créditos para la vivienda única familiar que, facilitando el acceso a la vivienda, creando puestos de trabajo y promoviendo el desarrollo de la construcción. El PRO.CRE.AR es un fideicomiso público conformado por el organismos del Estado Nacional (ANSES, Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, AABE y Ministerio de Planificación Federal) y administrado por el Banco Hipotecario. El fideicomiso es financiado a través del Tesoro Nacional y ANSES y lleva construidas más de 200.000 viviendas en cuatro años.
La consideración de los planes habitacionales como herramientas activas del desarrollo urbano por parte del Estado se plantea como una política estratégica integral y no como una política sectorial pensada para solucionar el déficit habitacional como hecho aislado. Además, bajo esta concepción, PRO.CRE.AR. no sólo se concentra en el problema habitacional desde el punto de vista cuantitativo sino que también pone énfasis en los aspectos cualitativos. vivienda.
Por otra parte, el lenguaje arquitectónico de los desarrollos urbanísticos PRO.CRE.AR. representa una oportunidad de revisar los paradigmas tradicionales, adaptándolos a las perspectivas y requerimientos de nuestro tiempo. Asimismo, las escalas de las intervenciones representan piezas urbanas de alto valor simbólico cuya impronta es la expresión de un modelo inclusivo de gestión, generando nuevas referencias urbanas.
En ese contexto, el programa ofrece créditos para la construcción de una vivienda en terreno propio, la compra de un terreno y el financiamiento de la construcción, la ampliación, terminación y refacción de una vivienda única ya existente. Además, lleva adelante la construcción de casi 80 Desarrollos Urbanísticos distribuidos por todo el país destinados a aquellas familias que quieran adquirir una vivienda construida por el Programa.
Los equipos de proyectos de los diferentes organismos intervinientes (MECON, ANSES y AABE) desarrollaron los proyectos urbanos y las tipologías arquitectónicas de los nuevos barrios como bases para los concursos de proyecto, precio y plazo presentados por las empresas constructoras, que luego fueron evaluados por los mismos equipos, como así también hicieron el seguimiento de las obras y la revisión de los proyectos ejecutivos conjuntamente con los profesionales del Banco Hipotecario y las direcciones de obra.

PROCREAR Equipo MEcon

Contexto

Los Desarrollos Urbanísticos del Programa de Crédito Argentino (PROCREAR) se basan en el Derecho a la Ciudad ampliando el enfoque tradicional que se centraba en la mejora de la calidad de vida de las personas basado solamente en el acceso a la vivienda. Este programa no sólo cumple con este supuesto básico, sino que incluye al barrio hasta abarcar la calidad de vida a escala de ciudad y su entorno suburbano y rural. Esta premisa busca promover la justa distribución de los beneficios y responsabilidades resultantes del proceso de urbanización, el cumplimiento de la función social de la ciudad, la distribución de la renta urbana y la democratización del acceso a la tierra y a los servicios públicos para todos los ciudadanos.
Desde el equipo de proyectos del Ministerio de Economía se desarrollaron más de 45 proyectos urbanos con la vivienda como programa protagónico, y con complementos ineludibles de infraestructura, espacio público, y equipamiento social, constituyendo nuevos fragmentos urbanos, solidarios con la estructura en que se insertan. Dichos proyectos se desarrollan en terrenos fiscales nacionales, provinciales o municipales de alto valor estratégico por lo que la optimización del suelo fue una premisa fundamental de trabajo. Por tal motivo, y dadas los contextos de inserción urbana, se buscó generar proyectos integrales e integrados que promovieran no solamente un buen hábitat urbano hacia dentro del mismo sino que también se generen externalidades positivas en el entorno, generando el desarrollo urbano de todo el contexto.
Las mixturas de densidades (altas y medias), tipologías y usos, conjugadas con la continuidad de las tramas existentes, la generación de áreas de equipamiento y los espacios públicos de diferentes escalas como articulaciones con el contexto prexistente son parte de los lineamientos estratégicos producidos por el equipo que funcionaron como bases para el desarrollo de múltiples proyectos de diferentes escalas y contextos a lo largo y ancho del país.
Los Desarrollos Urbanísticos producidos por este equipo son los siguientes:
ESTACION BUENOS AIRES – BARRACAS (CABA)
ESTACION SÁENZ – POMPEYA (CABA)
CIUDAD EVITA
EZEIZA
LA BANDA
MAIPU (MDZ)
SAN NICOLAS DE LOS ARROYOS
ALEJANDRO ROCA (CBA)
SAN CARLOS DE BARILOCHE
CAVANAGH (CBA)
HAEDO
MENDOZA CAPITAL
MONTE MAIZ (CBA)
MORÓN
MORRISON
PARANÁ
PASCANAS (CBA)
RESISTENCIA 1
RESISTENCIA 2
LAFERRERE
CANNING
SALTA GRAND BOURG
ITUZAINGÓ
SAN SALVADOR DE JUJUY
LINCOLN
MALARGÜE
PRES. ROQUE SÁENZ PEÑA
SAN MARTÍN (MDZ)
SUIPACHA (BA)
SALTA TALAVERA
SALTA HUAICO
LEONES (CBA)
MERCEDES (BA)
ROSARIO
TARTAGAL
SAN RAFAEL
VIAMONTE (CBA)
VIEDMA

PROCREAR Equipo MEcon

Materia

Los proyectos desarrollados en el marco del Programa buscan considerar los siguientes lineamientos básicos en cuanto a tectónica y materialidad:
– La combinación de elementos materiales con posibilidades de modificación y adaptación, mediante la cual un prototipo genérico sea capaz de originar múltiples respuestas, definiendo configuraciones apropiables y particularizadas.
– El trabajo sobre la relectura de tecnologías tradicionales a la vez de diseñar e incorporar nuevos dispositivos y materiales proyectuales. Estructuras de luces amplias, envolventes adaptables, tabiques divisorios de posición variable, son algunos componentes materiales capaces de concretar estos postulados.
– La inclusión de materiales y sistemas productivos propios de cada lugar, la cual debe ser especialmente ponderada por el impacto que cada uno de estos emprendimientos es capaz de generar en las economías locales.

PROCREAR Equipo MEcon

Sistema

Los proyectos se organizan mediante capas o estratos de información (habitación, equipamientos, espacio público, vialidades y redes de infraestructura) que se integran y conjugan diferentes tipos de relaciones con el contexto, organizados según diferentes estrategias proyectuales de inserción urbana que conjugan nuevas implantaciones y nuevas centralidades, completamientos de tejidos, infiltraciones, tratamiento de bordes urbanos, etc.
Habitación: la heterogeneidad tipológica es uno de los lineamientos estratégicos principales. Bajo ese supuesto, y en aquellos casos donde la normativa y el contexto urbano lo ameritaban, se propusieron tejidos de vivienda de densidad mixta combinando tipologías de torres, tiras, tejidos de altura media, duplex y viviendas unifamiliares con sus diferentes variantes en cuanto a alturas, configuraciones y disposiciones. Estas tipologías se articulan mediante los subsistemas de espacios públicos, equipamientos y vialidades de acuerdo con la singularidad de cada proyecto.
Equipamientos: basados en la necesidad de mixturar usos y dar respuesta a las necesidades presentes no solo en los nuevos habitantes sino también en el contexto inmediato, se propusieron equipamientos de diferentes índoles, escalas y jerarquías, ya sea comerciales (mixturados en las tipologías residenciales), deportivos, sociales, educativos o de salud. Estos tres últimos son consensuados con los organismos nacionales o locales encargados de definir las localizaciones y jerarquías del equipamiento, siendo ejecutados por a través de esos mismos organismos por fuera del programa, pero en sintonía con los postulados propuestos por el mismo.
Espacio Público: las relaciones entre lo público y la vivienda son uno de los aspectos centrales de los proyectos ya que es en esas relaciones donde se han producido grandes errores en el diseño de los conjuntos de décadas pasadas. Se propusieron, en los casos de barrios de media y gran escala, subsistemas de espacios públicos para articular las escalas metropolitanas (grandes parques), barrial (plazas) y vecinal (espacios públicos de proximidad). Estos espacios funcionan como articulación de los subsistemas ya mencionados y fueron proyectados según los criterios paisajísticos específicos de cada región (arbolado público, flora, solados) y contienen el mobiliario urbano para propiciar prácticas de apropiación colectiva.
Vialidades: el subsistema vial busca integrar las tramas y circulaciones prexistentes con las nuevas urbanizaciones de manera de evitar fracturas físicas, que luego desencadenan fracturas sociales. Así como se desarrollaron espacios públicos de diferentes jerarquías, también se definieron distintas jerarquías viales en función de la continuidad vial, las densidades edilicias, las redes de transporte y las diferentes escalas de espacios públicos.
Redes de infraestructura: el soporte infraestructural es fundamental para posibilitar el desarrollo urbano. En ese sentido, el programa no solo ejecutó todas las redes de infraestructura interna de los barrios (agua, cloacas, pluviales, electricidad, gas) sino que también generó los nexos y obras complementarias que brindan servicio a la nueva urbanización y al contexto urbano, de manera de posibilitar la inclusión y la equidad en el acceso a los servicios públicos, como premisa importante del Derecho a la Ciudad.

PROCREAR Equipo AABE

Vínculos

Las transformaciones operadas en los modos de habitar deben también expresarse en los espacios que las albergan. El programa permite acceder al crédito a diferentes tipos de beneficiarios que forman unidades de convivencia que van más allá de la familia tipo tradicional. Por tal motivo, la revisión de los nuevos modos de habitar que no solo se expresan en el ámbito privado de la vivienda sino que también se presentan en las diferentes formas de apropiación colectiva de los espacios públicos son algunos de los nuevos insumos de proyecto. En virtud de esto, se propuso una relectura de los programas que revisen y cuestionen los modelos organizativos tradicionales, dando cuenta de los nuevos modos de habitar e induciendo propuestas más pertinentes y con posibilidad de evolución en el tiempo, incluso permitiendo la incorporación de actividades productivas (vivienda + trabajo), fundamentalmente en las viviendas unifamiliares o dúplex, dadas las restricciones de las viviendas colectivas. En cuanto a estas últimas, se propone la mayor heterogeneidad posible de disposiciones tipológicas particulares, la búsqueda de inespecificidad de algunos ámbitos haciéndolos capaces de absorber diversas prácticas y apropiaciones, y por último, su posible variabilidad en el tiempo ante la mutación del grupo mediante la posibilidad de modificar la configuración interna de algunas unidades.
Debido a las características de los concursos licitatorios (como por ejemplo la posibilidad de modificar en un 5% las superficies de las viviendas), muchos de estos aspectos quedaron bajo la interpretación de los proyectistas de las empresas constructoras, por lo que en algunos casos, surgieron propuestas superadoras incorporando aspectos locales, aunque en otros casos aún se mantienen lógicas configurativas más tradicionales.

PROCREAR EMPRESAS GANADORAS DE LA LICITACION

Investigación

En este contexto de actuación, el estudio de la influencia recíproca que existe entre vivienda y ciudad se vuelve central para entender las lógicas a partir de las cuales se configuran y se materializan esas relaciones, imprimiendo fuertes improntas territoriales que inciden notablemente en las condiciones socio-culturales en las que se insertan.
En muchas ocasiones, las falencias en el trabajo multidimensional y multiescalar desde los funcionarios y técnicos responsables de los nuevos planes de vivienda, ya sea por el carácter urgente de las intervenciones y/o por deficiencias en la formación, promueven soluciones habitacionales que repiten errores de experiencias pasadas y raramente incorporan los aspectos positivos de esas experiencias. En tal sentido, varios de los integrantes del equipo vienen trabajando estas cuestiones en diferentes áreas de investigación de la UBA y el CONICET, y desde esas investigaciones, en algunos casos investigaciones proyectuales, se derivaron lineamientos estratégicos indicativos de una posible manera de sistematizar los componentes más relevantes a la hora de proyectar e insertar nuevos barrios y conjuntos habitacionales en el tejido urbano. La importancia de concebir el proyecto como una herramienta integral que no solo contemple los aspectos referidos al diseño sino que incorpore todo lo ateniente a la gestión (subdivisión de suelo y formación de consorcios, aspectos jurídicos, normativos, económicos, financieros, etc.) como insumo proyectual fue un punto de partida extraído de las investigaciones académicas y fue aplicado a la gestión real por parte del equipo. En este sentido, el trabajo multidisciplinar entre economistas, sociólogos, abogados, ingenieros y arquitectos, fue central para promover lógicas sinérgicas entre diseño y gestión, cuya posible disociación fue causa principal del fracaso de muchos de los conjuntos de alta densidad de décadas pasadas.
Por último, nada de este trabajo hubiera sido posible sin una concepción abarcativa del concepto de proyecto en el que la autoría individual se diluye en pos de una construcción colectiva, integral y transversal, tanto desde el punto de vista de las diferentes disciplinas intervinientes como desde la interacción entre las voluntades políticas y las definiciones técnicas, maximizando el potencial transformador del proyecto.

PROCREAR Equipo MEcon
Prácticas Públicas

Ficha Técnica

Políticas de oficio, tradición e innovación

Lic. Fernando Ostuni (Director Nacional de Políticas Urbanas) - Arq. Sara Ciocca (Coordinadora de Planificación Urbana) - Arq. Juan Pablo Negro (Coordinador de Proyectos Urbanísticos) - Arqs. Joaquín Lazcano, Rodrigo Fernández Buffa, Matías Torres, Inés Molinari, Sebastián Laufer, Lucía Solari, Martín Motta, Cielo Pipkin, Javier Fernández Castro, Pablo Ghia (proyecto urbano y arquitectónico) - Lic. Mariana López (paisaje y espacio público) - Ings .Patricia Caso y Belén Mendiberri (infraestructuras) - Arqs. Hugo Bersanker y Daniel Dinivitzer (presupuestos y pliegos) - Arqs. Inés Schmidt y Gabriela Cragnolino, Lic. Pablo Schweitzer (gestión y producción de suelo) - Lic. Christian Garcia y Patricia Lescano (economía y finanzas) - Lic. Julia Ramos (gestión social) - Dr. Fernando Alonso (jurídicos) - Srta. Bárbara Sosa (administración)

Ministerio de Economía y Finanzas Públicas - Secretaría de Política Económica / Secretaría de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad - Dirección Nacional de Políticas Urbanas

Argentina

2012-2016

2012

2019

1.805.000 m2

15.354 viviendas

Síntesis de los más de cuarenta proyectos urbanos PROCREAR desarrollados en el ámbito del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas entre junio de 2012 y diciembre de 2015 por parte del equipo inter disciplinario de dicho organismo. 

15.354 viviendas en ejecución