Escuela de Artes Abya Yala

Julián Barrale

Ícono

La Escuela de Artes Escénicas, cuelga de la ciudad para respirar el aire del río. Todo el proyecto se materializa en el espesura de barranca que existe entre el parque España y el Paraná. El acceso al edificio, es un puente que nos traslada a la dimensión del paisaje, el cielo, los barcos y las distancias. Laberínticamente, se abren mundos internos, para el desarrollo de actividades artísticas, recreativas y culturales.

El objetivo que se plantea el proyecto, es reflexionar sobre las culturas indígenas, los inmigrantes que se han embarcado en el puerto de Rosario, la naturaleza que nos antecede y el mestizaje de estos procesos que nos conforman en sociedad. Acercándonos al ruido del agua corriendo, a un mirar no contaminado por el hombre, el sitio se presenta como una herida en el territorio. Donde huir a asombrarse y a sumergirse, en un clima más puro.

Fachada desde el río Paraná

Contexto

El desafío arquitectónico, busca refugio en la costa central. Ocultarse para silenciar la ciudad y observar otras lógicas, otros momentos y nuevos estados. Así mismo, la operación es “ir perdiéndose”. Provocando un trabajo de reconversión, abstracción y transformación en el recorrido. Partiendo de lo individual a lo colectivo, el deseo es pensar una geometría que pueda redescubrirnos o situarnos en las cosas de una manera distinta.


Materia

Los componentes que forman el proyecto, son: en su cáscara, hormigón y vidrio, seleccionados para dar rigidez, versatilidad y organicidad en las pieles. Mientras al interior, el hierro y la madera, permiten armar espacios más delicados, liviana y acústicamente. El reticulado central, aloja al proyecto lumínico y a los paneles acústicos plegables. Estos últimos, se ajustan según el espectáculo y las condiciones de reverberación deseadas. El sonido está previsto cuadrafónico o envolvente, desde las 4 columna que soportan la cubierta. Por su parte, el escenario, tiene la particularidad de poder subir y bajar, con un sistema de pistones hidráulicos, para incorporar las escenografías que se realicen en los talleres de la escuela.

Resumiendo, el proyecto pretende vincular, real y culturalmente, al río con el centro de la ciudad, y abrir un nuevo espacio público educativo, incorporando: 1 teatro con capacidad para 800 personas, 1 cúpula para muestras (150 m2), 1 Salón de usos múltiples (130m2), 2 Foyers (500m2), 8 talleres, 1 bar, 3 camarines, 2 salas de reuniones, una guardería de kayaks, baños en todos los niveles, varias terrazas para expandir el imaginario y 1 muelle (560m2) para llegar y partir.


Sistema

La propuesta expone plantas independientes que se desplazan, generando balcones y dobles alturas, para la diversidad de actividades que se necesitan. La arquitectura se escalona con terrazas y aberturas, para dejar entra a la luz de la inmensidad, salvaje, de las islas. Esta idea permite una lectura fragmentada del proyecto y no, la de una gran volumetría unitaria. Se pretende crear un paseo temporal, entre la ciudad formal y la planta baja más informal, bajo la panza del teatro, entre los árboles, las columnas, los pájaros y los botes.


Vínculos

El transitar, está caracterizado por dos lógicas. Una hacia adentro y otra hacia los márgenes. Los espacios internos, más importantes estructuralmente, conviven suspendidos y encapsulados en paralelo. Ya que, la cúpula que se suspende sobre el horizonte, es al mismo tiempo la cubierta del teatro. Los 5 niveles, están vinculados por escaleras en los extremos, midiendo al hombre con el lugar. Desde afuera, escalas más pequeñas, protegen la atmósfera interior. Como el dibujo inicial o “Plano Poético” que dio origen al proceso creativo, dentro de la misma construcción se observarán distintas densidades superpuestas.


Investigación

Debería existir una pintura totalmente libre de la dependencia de la figura –el objeto– que, como la música, no ilustra nada, no cuenta una historia y no lanza un mito. Esa pintura se contenta con evocar los reinos incomunicables del espíritu, donde el sueño se convierte en pensamiento, donde el trazo se convierte en existencia.
Michel Seuphor

En el lugar.
Apertura del terreno.

Poesía del hacer ver:

Hacer para dejar
Hacer para partir
Hacer para soltar
Hacer para mostrar
Hacer para hacer
Hacer para salir
Hacer para volver
Hacer para amar
Hacer para convertir
Hacer para jugar
Hacer para construir
Hacer para deshacer
Hacer para vivir
Hacer para callar
Hacer para imaginar
Hacer para ver
Ver sin tiempo
Ver sin espacio
Ver sin viento
Ver sin tiendo
Ver sin ver

Poesía del espacio río:

El reflejo de la luna llena
me ve caer
Desde abajo
se ve caer el cielo
Subir el día dentro de mí
Entra su luz para ser el ojo de todos
El ojo que esta en todos
El ojo que todo lo ve,
Se desprende de nosotros
Todo lo sabe
Sabe que hacer
Sonríe al moverse
Sabe quién es
Y nos conecta
Para elevarnos
Para crecer
Para animarnos
Para alunarnos
Para amarnos
Para ser
Para vivir
Flotando
en el tiempo
Y en el espacio
Orbitando
iluminados

Poesía mojada:

Viaje sentido,

el silencio del silencio.

Emerger,

despegar,

salir del suelo,
esconderse en la ciudad,

En las manos, abrirse
y entrar en los pies.

Extenderse en la mirada,
caerse.

Poesía del espacio río

El reflejo de la luna llena,
me ve caer.

Desde abajo,
se ve subir al cielo.

Subir el día,
dentro de mí.

Entra su luz,
para ser el ojo de todos,
el ojo que esta en todos.

El ojo que todo lo ve,
se desprende de nosotros.

Todo lo sabe,
sabe que hacer,
sonríe al moverse,
sabe quien es.

Nos conecta,
para elevarnos,
para crecer,
para animarnos.

Para alunarnos,
para amarnos,
para ser,
para vivir.

Flotando,
en el tiempo
y el espacio.

Orbitando,
iluminados.

Poesía extraviada:

Conservar los árboles,
-oler-el-aire-rio-
con el corazón abierto.

Nada más que unas preguntas perdidas:
De donde somos?
Qué somos?
Para qué estamos aquí?

Bajemos.
Mojemos el tu-tiempo,
instante-ya.
Buziemos el pensamiento,
olvidemosnos de ver,
sin enterrarnos,
volando,
ausente,
amando los rincones.
Recuerdo desconocer la ciudad,
sucia,
desconectada del rio,
europizada.

Con antenas,
palmeras y desusos.

Rápida.
sin
sinceridad,

lejana.

Sin
tiempo.

Sin
personalidad.
Sin ojos.

Abrirla,
volcarla.
Dejarse invertir,
transformase
en el agua.

Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Políticas de oficio, tradición e innovación

Julián Barrale

Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño

Taller Matéricos

Mg. Arq. Ana Valderrama

Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño

Proyecto Final de Carrera

2017

2018

2500 m2