Espacio intermedio para el cuerpo.

Manuel Fontana

Ícono

En la facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño de la Universidad Nacional de Rosario, el curso de Introducción a la Arquitectura escoge como sitio de estudio Carcarañá, provincia de Santa Fe, para la proyección de un “Espacio para el Cuerpo y el Alma”. Con el objetivo de definir un espacio interior demandado por la función de establecer una conexión entre el hombre (cuerpo-alma) y la divinidad. Relación que cada uno de los estudiantes debió descubrir y proponer de acuerdo a su propia cultura y a la interpretación de las tradiciones del lugar y del tiempo.

Manuel Fontana

Contexto

El territorio elegido para la intervención fue el Parque Sarmiento, lugar donde la fuerza de la naturaleza se torna ineludible, y donde resulta incapaz la posibilidad de pensar arquitectura y naturaleza como ejercicios indivisos. Por lo tanto, es un ejercicio que pretendió llevar adelante la enseñanza del proceso proyectual de la arquitectura desde la dimensión del paisaje, en su relación con el territorio cultural y natural.
Los primeros acercamientos al territorio, se trataron de ejercicios a escala 1:1 dónde la percepción fenomenológica y sensorial a través del cuerpo para la búsqueda de nuevas definiciones, toma gran relevancia. Se trabajaron sobre el desarrollo de metodologías de relevamiento, notación, interpretación de los materiales tangibles e intangibles que intervienen en la determinación de un proyecto de arquitectura.
Introducción a la arquitectura trabajó tratando de arribar al conocimiento de la cualidad simbólica de la arquitectura en espacios destinados a los rituales del hombre con la divinidad en un contexto de alta solicitación de la naturaleza. Haciendo énfasis en la identificación de la relación entre la concepción del mundo de la cultura con la naturaleza y la forma de determinar los espacios de ritualidad.
Teniendo presente esta dinamicidad del territorio, Manuel propone una arquitectura que lidia entre la tentación de llenar de artificio y la necesidad de no hacer nada. Una práctica proyectual, no como un método para diseñar paisajes bellos, sino un modo de conocimiento del territorio, una forma de penetrarlo.

Manuel Fontana

Materia

Los marcos pedagógicos y disciplinares del Taller Valderrama se centran en la teoría de los procesos de transformación y el paradigma de la arquitectura de determinación. En esta sucesión de transformaciones encadenadas como abordaje al proceso de determinación del proyecto de arquitectura, Manuel comienza a imaginar este proyecto a partir de una experiencia personal en el lugar y entiende su ritual como el simple hecho de transitar el territorio, con sus olores, sonidos, rugosidades. Por lo tanto la intervención que propone no tenia que ser un obstáculo para este tipo de percepciones sensibles y fenomenológicas, sino ser una plataforma, para experimentarlas de maneras más profundas.
Se piensa el hierro de obra en sus distintos diámetros como material que es estructura y esencia del proyecto, entendiendo su oxidación como el paso del tiempo. Barras en horizontal y vertical arman la arquitectura propuesta formando una trama tridimensional que la naturaleza va atrapando, inundando, mutándola con el paso del tiempo, hasta hacerla propia.
La repetición, modulación y simetría son las leyes principales que conciben al proyecto.

Manuel Fontana

Sistema

Durante el año se estudiaron varias obras de arquitectura que actuaron como referencia, tratando de aproximarse a los saberes técnicos de los materiales y los oficios, y entendiendo como éste puede impactar en la configuración del proyecto. La noción de tecne no puede ser entendida por fuera del espacio arquitectónico. Entender cómo los materiales adquieren cualidades poéticas si se generan relaciones de sentido en el propio objeto arquitectónico, era uno de los principales objetivos de estos estudios de casos.
En el año 2016 se analizaron obras de distintos arquitectos en relación a la investigación que cada estudiante se encontraba realizando. En el caso de Manuel indagó sobre la obra del arquitecto catalán Toni Gironés, en su producción con el hierro forjado intentando ser un material lo mas ligero posible.

El sistema constructivo que propone Manuel deviene de un estudio de luz y de una trama tridimensional que se complementa a una vegetación que la inunda y la hace propia. Se conforma un módulo armado por hierros de obra soldados, que se van replicando a lo largo de la pasarela y que adoptan la curvatura de la depresión orgánica en su parte inferior.
El estudio de la obra del arquitecto Toni Girones fue fundamental a la hora de entender la conformidad del sistema, como también la dimensión simbólica y poética del uso de este tipo de materiales.

Manuel Fontana

Vínculos

Manuel realizó durante el año 2016 un artefacto móvil, que en forma de dispositivo de interfaz entre las fases experimentales y especulativas, intenta responder de manera mas activa a los procesos de la naturaleza en este tipo de territorios dónde la misma cobra gran relevancia. Este tipo de estructuras permiten un modo de adaptación a estos paisajes, teniendo variaciones en el tiempo, pudiendo ser afectados y respondiendo de manera activa a los procesos de la naturaleza, convirtiendo los parámetros encontrados en proyectos de arquitectura.
El artefacto de Manuel se trataba de un artefacto lineal, donde el movimiento de las piezas era secuencial, el movimiento de un elemento provocaba el instantáneo movimiento de su pieza siguiente. Si bien el proyecto que se propone no es móvil, propone una pasarela o puente, que une las dos cotas superiores de una gran depresión natural del territorio, y funciona no solo como conector entre ambos lados de esta depresión, sino que también es un espacio para poder experimentar estos paisajes siendo parte de estos.
Este espacio se puede habitar tanto en su parte inferior como superior, propone un limite, pero límite entendido como un espacio intermedio habitable, que no divide el territorio, sino que propone otra posibilidad de habitarlo sin alterar una geografía existente.

Manuel Fontana

Investigación

El taller Valderrama entiende al proyecto de arquitectura como una sucesión de transformaciones encadenadas y aborda el proyecto de arquitectura desde el proceso de determinación de la arquitectura. Se propone una secuencia para este abordaje: contextualización descontextualización y re contextualización donde el territorio es el que determina el modo de operar en el paisaje.
Bajo la etapa de contextualización, en la cuál se hace un reconocimiento del lugar in situ e in vivo, y dónde se estimula la percepción fenomenológica y sensible de los estudiantes, los alumnos de primer año del Taller Valderrama realizaron un acto poético, colecciones en formato de fotocomposiciones y mapeos, donde el objetivo principal residía en poder detectar elementos del territorio que pudiesen convertirse en instrumentos de proyecto. Manuel particularmente realizó un estudio de la luz del territorio, y como esta afecta en las percepciones sensoriales y fenomenológicas. Se elaboró un mapeo de intensidades de luz del territorio, a partir de la cuál se pudo elegir una ubicación del proyecto.
En la etapa de descontextualización, es decir el trabajo en laboratorio, se realizaron una serie de ejercicios que lo que intentan es acercar a los estudiantes al conocimiento empírico sobre los materiales y sus técnicas constructivas. Se realizaron dos ejercicios, el primero Artefactos morfo tectónicos, dispositivos de interfaz entre la experimentación y especulación, que tratan de profundizar sobre ciertos tipos morfológicos, estructurales, que guarden relación con los elementos identificados en la primer fase. Y estudios de casos de reconocidas obras del mundo arquitectónico, que guardan algún tipo ya sea matérico o morfológico con las investigaciones personales que cada uno de los estudiantes se encuentra desarrollando en el año.
La última etapa, la de re contextualización, dónde se hace hincapié en la recolocación y transformación de lo realizado en las etapas anteriores, sobre la base de agregación de variables acumulativas relativas a las condiciones físicas y simbólicas del lugar, las solicitaciones de los procesos sociales y naturales relevados, los aspectos sensoriales, entre muchas otras. En lo que respecta a este año se realizaron algunos artefactos seleccionados de los estudiantes y se construyeron a escala en diferentes espacios de la ciudad universitaria. Se entiende la experimentación empírica como una de las cualidades principales de este tipo de ejercitaciones.

Manuel Fontana
Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Técnica, artesanía e industria

Manuel Fontana

Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño / Universidad Nacional de Rosario

Taller Valderrama / Primer año

Renata Berta - Cesar Sant\'ana - Julieta Loubiere - Maria Jose Davico

FAPyD / UNR / Taller Valderrama

Primer año

Agosto 2016

Noviembre 2016

50 m2

Taller Valderrama

El curso de Introducción a la Arquitectura, Análisis Proyectual 1 y 2 se presenta como una instancia de aproximación al mundo de la Arquitectura, involucrando tanto el descubrimiento del patrimonio de la Arquitectura dibujada y construida, como el estudio y desarrollo de los conceptos, técnicas y procedimientos de organización de las materias (tangibles e intangibles) que intervienen en la determinación del espacio arquitectónico como hecho material y simbólico en un lugar y tiempo específicos. 

El taller entiende que el proyecto arquitectónico es un proceso de determinación, donde la forma aparece como resultado de una serie de variables acumulativas y transformativas y que el hecho arquitectónico se construye desde una perspectiva unitiva de la relación entre los aspectos científico-técnicos y socio-culturales. En este sentido, el curso desarrolla un proceso proyectual anual organizado en módulos incrementales y transformativos del mismo material inicial a través, entre otros aspectos, de las dimensiones tectónica, simbólica, del paisaje y del habitar del cuerpo,

Los lugares y los temas están definidos en relación al paisaje de nuestra región (cultural y natural), tomando en particular territorios de alta relevancia por su valor cultural, social y natural, correspondiéndose con las demandas reales de los territorios en un trabajo constante de vinculación socio-comunitaria e intergubernamental, y su coagulación en construcciones reales, y políticas públicas de inclusión social.
Es decir, el curso se concibe como una herramienta y acto de provocación y transformación directa y real .

Finalmente, el taller tiene la intención de producir un perfil de alumno entrenado en la práctica poético-técnica de los oficios que involucran a la construcción real del hecho arquitectónico; con predisposición a la experimentación y a la creatividad; capaz de auto-gestionar sus conocimientos; crítico de la realidad, que reconozca y valore los aspectos físicos y simbólicos de las culturas populares, los lugares y los tiempos específicos donde realiza las prácticas, y que comprenda la función del arquitecto y la disciplina como práctica de transformación social en el contexto latinoamericano, en especial de una Latinoamérica contemporánea unida por el UNASUR.