Habitar la Emergencia: El Borde - Ciudad Formal y Ciudad Informal.

Ícono

Hablar de límites, como cualquier etiqueta categórica, puede carecer de sentido, pués implica reconsiderar lo determinantes que pueden ser las definiciones y lo “definitivas” que puedan resultar las determinaciones. Lo que de cualquier manera implica poner en juego la interioridad de una disciplina (o de varias, en el caso de la cuestión urbana contemporánea). Límite es una línea, real o imaginaria, que sirve de separación entre territorios contiguos. En análisis matemático, envuelve todos los puntos contenidos en la proximidad de una determinada dimensión. En otro sentido es el extremo que pueden alcanzar lo físico y lo anímico. Referido a lo urbano contemporáneo, se trata de situaciones donde se difuminan las diferencias, sea por contagio, por contaminación o por influencias recíprocas que acaban generando un paisaje híbrido.
Esos límites y fronteras pueden ser definidos por razones político-administrativas (juridiccionales), por razones de poder (militar, narcotráfico, etc), en relación con las centralidades existentes (centros de referencia) o con las características socio-económicas, medio-ambientales, topográficas, productivas, de transporte y circulación, o también con accidentes naturales (borde de ríos, mar, montañas, etc). La arquitectura y el urbanismo forman históricamente parte de las técnicas de separación donde el trazado de un límite actúa sobre el espacio, produciendo efectos de interioridad / exterioridad. Jorge Mauro Jauregui, arq.

Villa 31, Buenos Aires, Argentina. (http://cdn.plataformaurbana.cl/)

Contexto

Comuna 8 y Villa 20.
Este sector ubicado en la zona Sur de la Ciudad de Buenos Aires, abarca el área correspondiente a la Comuna 8 y pequeños sectores lindantes a la misma en las comunas 4, 7 y 9. Los límites del área de estudio se establecen en el Riachuelo por el Sur, la Avenida General Paz por el Oeste, la avenida Eva Perón por el Norte, la avenida Perito Moreno por el Noroeste y las calles Esteban Bonorino y Matanza por el Este. Una de las características más importantes de esta zona es la enorme cantidad manzanas y parcelas de gran tamaño, muchas de ellas con presencia de gran cantidad de m2 de espacios verdes, como es por ejemplo el Autódromo Juan y Oscar Gálvez, el Parque Indoamericano, el Parque de la Ciudad, y el Parque Roca, entre otros. La Comuna 8 se encuentra ubicada al suroeste de la Ciudad, ocupando una superficie que alcanza 2.180 has. En 2010, la comuna alcanzó una población de 187.237 habitantes, aumentando un 13,4 % con respecto al 2001. Entonces, se concluye que la comuna tiene una densidad de 80,8 habitantes por hectárea. En cuanto a la estratificación socioeconómica se caracteriza por tener más del 50,0 % de la población por debajo del estrato medio, correspondiendo un 37,0 % al estrato medio-bajo, y un 28,6 % al estrato bajo. El uso residencial, en gran parte se destina únicamente a las casas o viviendas, manifestando menor existencia de usos mixtos los cuales representan el 10,9 % del total del uso residencial. El 49,0 % de las residencias corresponden a casas y el 38,7 % representan viviendas. El resto de los usos residenciales, representados con el 2,5 % están presentados en las villas, casas abandonadas, etc. Es importante resaltar la gran cantidad de villas en la zona en cuestión, siendo la misma aquella que mayor número contiene en toda la Ciudad.

Villa 20, Buenos Aires, Argentina, imágen satelital IGN.

Materia

Nuestras casas, el primer espacio de sociabilización, tienen que ser capaces de albergar las diversas maneras de vivir que tenemos a principios del siglo XXI y ser testigo de la evolución de la relación entre las familias y sus espacios. Esta nueva mirada sobre el diseño de los espacios trasciende el concepto tradicional de programa, evitando la rotulación de los distintos locales que caracterizaban a la vivienda clásica y moderna, reemplazándolos por escenarios especialmente pensados y diseñados para alojar varias funciones en forma simultánea. Como consecuencia de estos mecanismos algunos de estos espacios seguirán resolviendo las actividades domésticas de la vivienda (dormir, estudiar, cocinar, comer, etc.) y otros quedaran vacantes para albergar nuevos o potenciales usos (espacio de trabajo, actividades colectivas, reuniones vecinales, dictados de cursos, etc.), que originalmente nunca fueron pensados para desarrollarse en las casas. En el caso de la vivienda colectiva esta condición de espacio flexible, sin una función predeterminada, trasciende el ámbito de cada vivienda y cobra mayor importancia en cuanto se convierte en un área donde pueden converger actividades de carácter grupal. Cabe destacar que este nuevo espacio puede articular las distintas unidades que componen el conjunto o puede ser un espacio que actúe como elemento regenerador del tejido urbano estableciendo nuevas relaciones espaciales en los frentes, fondos o con los proyectos vecinos. Objetivos del Taller:
• Entender a la ciudad como organismo vivo, en permanente cambio, renovación y-o completamiento.
• Análisis y diagnóstico de las condiciones del tejido urbano y la infraestructura existente.
• Análisis crítico de los usos existentes, las necesidades insatisfechas y los programas potenciales, como herramienta fundamental para la transformación y renovación barrial.
• Desarrollar estrategias de completamiento y/o renovación de infraestructuras urbanas públicas, poniendo énfasis en la recuperación del paisaje urbano y de los edificios existentes.
• Diseño del paisaje urbano como estrategia fundamental para la implantación de nuevos edificios.
• Entender al programa, en este caso de intervención en un tejido de viviendas informales (la denominada Villa 20 de la Comuna 8), como un espacio de oportunidad para la generación de nuevas infraestructuras..
• Estudiar la nuevas formas de habitar contemporáneo.
• Desarrollar proyectos que inclusivos, donde el usuario y sus patrones culturales sean traducidos en nuevas maneras de concebir los espacios de habitar.
• El trabajo con especialistas de otras disciplinas, en especial del área social.
• La escala: como estrategia mediadora entre el espacio y el usuario. Agilizar al profesional en el manejo de las diferentes escalas de los proyectos, pudiendo comprender de lo general a lo particular.

Taller El Borde - UP y Tokyo University of Science

Sistema

En la gran mayoría de las ciudades de Latinoamérica, con un diseño urbano impuesto por la conquista española y las Leyes de Indias, la trama de manzanas o bloques cuadrados ortogonales definen, no solo las relaciones espaciales entre cada una de las propiedades que la componen, sino la calidad del espacio urbano. Esta condición del tejido generó, en la ciudad de Buenos Aires, el desarrollo de una tipología de vivienda que se denominó “casa chorizo”, que consiste básicamente en un patio lateral al que dan todas las habitaciones, que están en hilera y conectadas entre sí, como los chorizos en una ristra. Parte de este patio muchas veces estaba techado y hacía las veces de galería semi cubierta, generando un espacio que mutaba permanentemente de funciones: era el lugar de los encuentros familiares, de los festejos con los vecinos, de juego para los niños, donde se criaban plantas y animales y también el espacio donde se desarrollaba el oficio como trabajo cuentapropista.
También en nuestras ciudades latinoamericanas se han desarrollado asentamientos que se caracterizan principalmente por la informalidad físico, social y económica. Sus residentes son generalmente familias de bajos ingresos que han emigrado a los centros urbanos y conviven con diversas dificultades, como la falta de acceso a servicios básicos adecuados, el hacinamiento, la baja calidad del medio ambiente, la explotación laboral, y los más altos niveles de violencia y crimen. Sin embargo, estos asentamientos también representan el espíritu emprendedor y el sacrificio de los pobres urbanos, que hacen todo lo posible para proporcionar a sus familias con mejores oportunidades. Es importante reconocer que los residentes de estos asentamientos contribuyen sustancialmente a la economía urbana a través de la prestación de los servicios, el comercio, la producción industrial y la construcción. Por lo general, son gente trabajadora, ingeniosa, auto-suficientes y espíritu emprendedor que quieren mejorar sus condiciones de vida aportando sus propios recursos de mano de obra y capital. En ambos casos es importante entender que estas viviendas, no son ni pueden ser tratadas como piezas autónomas sobre un tablero de juego; ya que, cuando se articulan, son capaces de favorecer la creación de redes sociales y comunitarias, la vivienda toma dimensión urbana, trasciende sus propios límites: la vivienda participa en la conformación morfológica de la ciudad. Los asentamientos no son sólo manifestaciones de la pobreza urbana, sino también de las políticas de desarrollo inadecuadas, la falta de planificación urbana, la falta de acceso a recursos y oportunidades, de marcos regulatorios rígidos y restrictivos, y la falta de voluntad Sin la intervención oportuna, sin medidas y acciones para mitigar y combatir la pobreza, sin planificación y recursos adecuados.

Taller El Borde - UP y Tokyo University of Science

Vínculos

La cuestión que se coloca para nosotros arquitectos, es la de pensar y materializar otro tipo de espacios y edificaciones de delimitaciones, no solo llenos de actividades y acontecimientos sino abiertos al entorno, convidativos, inclusivistas, democráticos en el sentido de receptivos a las diferencias, a ese “otro” urbano que es la ciudad no proyectada y con la cual es necesario establecer puntos de contacto, de transición, de pasaje, tanto formal-informal, ciudad-naturaleza y popular-erudito, cuanto promover, estimular y redireccionar la relación hombre y medio ambiente, buscando la reconciliación entre lo público y lo privado, entre lo colectivo y lo individual y, fundamentalmente, entre edificio, ciudad y apropiación del ciudadano. Precisamos de una arquitectura que construya ciudad. Y que lo haga con los instrumentos de las disciplinas de la arquitectura y del urbanismo-paisajístico, con un concepto de ciudad abierta (no “amurallada”, o solamente “funcional”) basada en la valorización del espacio colectivo y en la capacidad de generar empatía con el lugar; de definir un lugar y promover una imagen de lo público como ámbito de integración, de participación, y de pertenencia, articulando saber popular y saber disciplinario.

Taller El Borde - UP y Tokyo University of Science

Investigación

El concepto de límite dentro de una disciplina implica considerar tanto lo que hay “en el interior” como lo que se deja fuera. En el trabajo inter y trans-disciplinario, la superposición de los límites definidos por cada disciplina determina el “campo” de actuación, el área de estudio donde se producen interferencias del mas variado tipo y origen, abriendo nuevas posibilidades de comprensión y de acción. Re-generar el sentido de los límites entre las disciplinas, hacia adentro y hacia fuera, implica replantear el tema de sus interrelaciones apuntando para la búsqueda de nuevos sentidos, re-construyendo vínculos comúnmente asumidos como naturales.Desde el punto de vista arquitectónico-urbanístico, de lo que se trata en relación con el tema del límite, es de cómo hacer con que todos los elementos contenidos en la proximidad de un límite, real o imaginario, que actúa como separación entre territorios contiguos, pueda ser resignificado, operando una “juntura” en lugar de una separación.Considerar la especificidad material y cultural de un sitio, implica concebirlo como resultado de una construcción, debido a la acción de las fuerzas tectónicas siempre en acción. Por eso la identidad de un sitio o de un limite no preexiste, es siempre resultado
Hablar de limites implica ir mas allá de los programas y la materialidad, poniendo en primer plano cuestiones que van de lo político a lo emocional y de lo estético a lo contextual. En relación con un límite debemos preguntarnos cual es su realidad geopolítica. Cuáles son las posibilidades de romper, modificar o abrir pasajes, redefiniendo los límites existentes. Al construir una calle privada por ejemplo, se crea un límite que es un enclave, una trinchera en las formas de hacer ciudad principalmente en las periferias contemporáneas, que va claramente contra la urbanidad. Hoy los límites de la ciudad se multiplican y las simples oposiciones centro-periferia o interior-exterior ya no explican los acontecimientos físicos de la ciudad actual. Hay una infinidad de límites y fronteras que constituyen la ciudad y sus espacios están tanto definidos por los acontecimientos próximos (fuerzas que atraviesan el lugar, objetos , topografías) cuanto por las influencias “globales”, mas que por la limitación que los definiría. Esos acontecimientos de todo tipo hacen con que la idea de límite pierda precisión. Y el espacio resultante producido desde la dispersión y la discontinuidad, ya no se caracteriza por la continuidad geométrica de las antiguas geometrías perfiladas.
Hoy se trata de operar en la disolución, en las intermitencias, no creando límites sino precisamente buscando su difuminación, especialmente entre lo formal y lo informal. Jorge Mauro Jauregui, arq.

Taller El Borde - UP y Tokyo University of Science
Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Sustentabilidad física y social

Universidad de Palermo (Argentina) y Taller El Borde - UP y Tokyo University of Science (Japón)

Busnelli-Jurado UP / Sakaushi Lab - Tokyo Iniversity of Science

Roberto Busnelli, Miguel Jurado, Taku Sakaushi.

Secretaria Académica: Arq. Myriam Heredia. Profesor invitado: Arq. Jorge Lema. Estudiantes: Sol Paskvan, Gabriela Agostini, Juan Manuel Sierra, Alejandra Urrutia, Jorge Zapata, Manuela Palacio Victoria Lavezzari, Roque Leandro Condo, Canari José Luis Castillo, Campoverde Leonardo, Valdivieso Jonathan, Lee Elina Raatikka, Sofía Couffignal, Ayumi Oshiro, Jaqueline Lazarte, Lourdes Córdoba, Mariano Brañas, Esteban Estape, Luciano Barletta, Cantarelli Lara Vivono, Sebastian Gogorza, Florencia Di Natale, Francisco Rossi, Sebastian Agustin Quiroga, Guido Martín Calandra, Diego Schiavina, Tobias Sanchez Leandro, Rodriguez Cimolai, Maria Eugenia Vogel, Diaz de Vivar Paula, Yamil Iván Arenas, Roberta Alejandra Barsotti, Rodrigo Lema, Sebastian Lopez Maccarini, Diego Maciel, YUSUKE SAGAWA, HIROMU TANAKA, DAIKI NAKATSUKA, NAMIKO MATSUBARA, RYOTA TAKANO, KOICHIRO TANAKA, GENGO OGURA, TAEKO ISHIKAWA, MAMI OHASHI, LUIS FERNANDO MENDEZ NOGUERA, SHOTA NEMOTO.

Universidad de Palermo (Argentina) y Taller El Borde - UP y Tokyo University of Science (Japón)

2015