HABITAR LA INFRAESTRUCTURA

Ana Lucía CHEBLE, Flora MARINGONI GUIMARAES, Catalina RONCO

Ícono

El proyecto surge a partir del análisis de cómo se hace ciudad en Latinoamérica en los días de hoy, y cómo nosotras, desde la arquitectura, podemos proponer nuevas dinámicas que apunten a ciudades más sustentables.

Vemos que en el último siglo se desasociaron las partes del hacer ciudad, separando y trabajando individualmente por disciplinas, pero creemos que es a través de la integración que logramos dar la mejor respuesta y construir espacios para la diversidad.

Para conformarse como ciudad y no como apenas una urbanización, el territorio, debe proveer espacios para integración social donde todos sus habitantes tengan acceso a sus beneficios. Esta base que conforma el ambiente ciudadano, es lo que llamamos de INFRAESTRUCTURA del habitar.

Consideramos que la infraestructura del habitar, esta compuesta por un sistema de espacios públicos, equipamientos para la integración social, servicios básicos y un sistema de movilidad que conecta todas las partes que, en conjunto, abastecen a la vivienda.

Si combinamos estas esferas en un hacer, es decir, entendiendo que la infraestructura debe ser hecha de manera combinada y completa, no por partes aisladas, empezamos a garantizar la calidad del soporte de la ciudad.

-

Contexto

Teniendo a la ciudad de Córdoba como objeto específico de estudio, leemos que esta se encuentra radialmente organizada dependiendo de un único centro. En los últimos años, por un lado, se ha consolidado un crecimiento de la urbe hacia el noroeste, y hacia sur-este, afuera de la circunvalación, generando guetificación y exclusión social. Esta forma de expansión, como mancha de aceite, sin planear, está degradando y encareciendo el costo urbano de la ciudad, y haciendo que esta pase a ser un tejido solamente urbano ya no conformador de una sociedad. A su vez, adentro de la circunvalación, lotes públicos son vendidos al sector privado que lo renueva con viviendas sin integración con la ciudad, que exigen y sobrecargan la infraestructura existente.

Ahora, sobre las infraestructuras específicamente, vemos que están hechas en grandes BOLSONES MONO-FUNCIONALES que escapan a la escala del habitante que no siempre puede apropiarse de ellos. Sobrepuesto a lo anterior, hay cuatro estructuras principales fragmentadoras del tejido, siendo dos naturales, el río y las barrancas, y dos antropológicas las calles y el tren. Esta última la más olvidada pues no es entendida y apropiada como un bien público.

A partir de esta lectura, nuestra búsqueda se asienta en tratar de generar la rehabilitación de la infraestructura por medio de intervenciones de DE MENOR ESCALA PERO EN MAYOR CANTIDAD, de manera que garanticen mejor eficiencia y acceso para toda la ciudad. Pensamos que el territorio del tren es el ideal para esta intervención pues está latente a repensar su rol en la ciudad al ser hoy una estructura muy segregante, pudiendo en el futuro re-proponerse como un sistema cohesionador.

-

Materia

Al aunar esfuerzos, generamos la posibilidad de que en movimientos menores se esponje la ciudad con espacios verdes de calidad y que estos sean consecuencia de la existencia de los servicios básicos. Es decir, que servicios-básicos es sinónimo de espacio verde y equipamiento para el ciudadano.
La mancha urbana gris se rompe para abrirse a espacios verdes, generando un sistema de pequeños oasis urbanos. Se arma una simbiosis de elementos, donde una parte es soporte y sinónimo para la otra.

-

Sistema

Dado que la infraestructura actual se encuentra colapsada, entendemos que para hablar sustentabilildad, renovación y compactación de la ciudad es necesario crear infraestructura a la par de las nuevas viviendas que e agreguen. Para tal, se desarrolla una célula mínima, a la que llamamos \”Célula 3 en 1\”, donde se resuelve tratamiento cloacal, recolección de agua de lluvia y se genera un espacio verde con un equipamiento de escala barrial.

[ CÉLULA 3 EN 1 ]

Pensada para responder a 1 ha, con una densidad de 500 habitantes, la célula recibiría una media de 20.000 L de aguas negras a tratar en una secuencia de cámaras anaeróbicas, donde en 72 horas se garantiza la descomposición por bacterias de los residuos, pasando a un sistema de riego subterráneo en áreas de alta evaporación.
Para el agua de lluvia, se arma un sistema de acequias que van filtrando generando un recorrido, donde en verano se retrasan hasta 45.000 L (previsión lluvias máximas) que arman un sistema recreativo de inundación. Este sistema en invierno, almacena 7.000 L destinados para riego y mantenimiento de la célula en invierno.

Esta pisada seca que generan los tratamientos (colección de agua de lluvia y tratamiento aguas negras), son aprovechadas como base de equipamientos sociales de pequeña escala que podrían responder a distintas funciones dependiendo de la necesidad del sector en el que están implantados.

Para tal dispositivo, son necesarios 1225 m2 para el correcto desarrollo de sus partes, pudiéndose adaptar proporcionalmente a distintas escalas necesarias.

-

Vínculos

Los lotes públicos sobre el sistema de tren aparecen como zona de interés del plan 2020 de Córdoba, pues son pericentrales, estratégicamente ubicados en lugares de mucho flujo y acceso a la ciudad, y son los espacios vacantes de mayor porte remanentes.

[ GESTIÓN SISTEMA DE OASIS URBANOS ]

Consiste en que el poder público evite la privatización total y en cambio conciba un acuerdo público-privado. Se otorga al privado el derecho de construir en una parte del lote para pedir a cambio la generación de la Célula 3 en 1, en el mismo sitio, consolidando la infraestructura para el sector.
Este arreglo obliga al inversor a cumplir los siguientes requerimientos para garantizar la permanencia del lote como bien público:

Se destina 70% del lote para el oasis urbano soportado por 30% del lote destinado para el privado, que construye en base a una densidad de 500 hab/ha.

Por su ubicación, se conforman como intercambiadores de movilidad, disponiendo un sistema de estacionamientos para las migraciones diarias, permitiendo el cambio del transporte individual a medios masivos, descongestionando el centro.

Y por último, se requiere que 8% de las viviendas del sitio sean de interés social, para re-alojar las personas que allí residen actualmente, evitando que sean re-ubicadas en zonas excluidas de la ciudad, como hoy en día pasa con gran parte de las comunidades informales de la ciudad.

La repetición de esta dinámica en todos los lotes propuestos conforma un sistema de oasis urbanos peri-centrales públicos.

[ EN NÚMEROS ]

-471.592m2 total de intervención
-330.115m2 destinada a área verde (70%)
-141.477m2 de vivienda privada, incorporando viviendas para 23.580 personas (30%)

Generando siete nuevos parques peri-centrales, siete plantas de tratamiento complementares a las dos hoy en día existentes, integrados a un sistema urbano de movilidad, aumentando a la proporción de área verde y equipamientos de la ciudad de Córdoba por habitante. Transformando estos baldíos urbanos a una zona de relación entre barrios y de expresión de sus identidades.

-

Investigación

Al indagar qué es y cómo se puede hacer infraestructura, comprobamos que anteriormente los sistemas cloacales eran hechos individualmente, y por ser menor la cantidad de fluido a tratarse el medio ambiente solo reabsorbía rápidamente el contenido generado.
Después de la revolución industrial, al aumentar la concentración se empiezan a estudiar los sistemas concentrados de saneamiento. Pero este genera dos problemas principales: el primero es que se usa el tratamiento aeróbico y que este genera una degradación a sus inmediaciones. El segundo es que termina siendo un gran esfuerzo de traslado de recolección de toda la ciudad hacia un punto.
La cuestión es que el tratamiento pasa a ser un negocio lucrativo. Y para tal, damos por sentado que son apenas desechos cuando en realidad también pueden ser recursos y posibles soluciones para problemas cotidianos.

Las aguas grises actualmente son grandes contaminantes debido al intenso uso de productos de la industria petrolera, que no son biodegradables. Si optamos por usar productos biodegradables, esta agua puede ser reutilizada para riego directo.
Por otro lado, las aguas negras si necesitan un tratamiento previo al contacto con las superficies, humano y bienes de consumo. Al disminuir la escala de agua a tratarse, es posible tratarla por vía anaeróbica y en una superficie controlada a través de la fito-transpiración, que absorbe y evapora al agua tratada.
Desde la vivienda, seria necesario entonces separar las aguas negras de las aguas grises. Y concienciarnos de que nuestros hábitos, consumo y practicas pueden ayudar o no a preservar y construir un ambiente mejor para vivir.

-
Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Sustentabilidad física y social

Ana Lucía CHEBLE, Flora MARINGONI GUIMARAES, Catalina RONCO

Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño - Universidad Nacional de Córdoba

Arquitectura 6D

Agustín BERZERO

Carlo Barbaresi, Adolfo Mondejar, Omar Paris

FAUD - UNC

2016-2017

junio 2016

junio 2017

1225 m2

Proyecto urbano - 471.592 m2 
Célula mínima de intervención - 1225 m2