Museo y Monumento a la Independencia de Bangladesh

Arq. Kashef Mahboob Chowdhury, Arq. Marina Tabassum

Ícono

El recorrido por el edificio es circular y continúa hacia arriba hasta la plaza, a la piscina, a sí mismo. Vista desde arriba, el agua se mueve silenciosamente hacia el agujero negro de la rotonda que está abajo, como símbolo de las indecibles historias de sufrimiento. El recorrido termina en el Monumento a la Independencia. En lugar de dar voz a la idea de la independencia, al igual que en el caso del museo, la intención era expresar la noción de libertad como un concepto más universal.

Kashef Mahboob Chowdhury / URBANA

Contexto

El proyecto, ganador de un concurso nacional en 1997, se encuentra emplazado en un espacio verde de 28 hectáreas en el corazón de la ciudad de Dhaka, capital de Bangladesh. La idea ganadora fue la de preservar el parque verde como entorno a través del hundimiento de todo el complejo bajo tierra. El techo del museo se convierte entonces en una plaza pública rodeada por enormes piscinas que reflejan la luz. El único elemento adicional es la torre de cristal o Torre de Luz, que constituye el Monumento a la Independencia.

Kashef Mahboob Chowdhury / URBANA

Materia

El uso de hormigón crea una sensación de volumen y masa; su pesadez se compensa con la luz, que es manipulada como material primario.

Kashef Mahboob Chowdhury / URBANA

Sistema

La abertura invita a los visitantes a descender por una rampa hacia el museo principal y a una rotonda central, que es el corazón físico y espiritual. Una secuencia de espacios oscuros y taciturnos conduce a la rotonda, son espacios mayormente carentes de exhibiciones más allá del área de exhibición negra que alberga imágenes del genocidio y la tortura mientras que la rotonda en sí está llena de luz. La claraboya circular da dentro de una piscina que se encuentra en la plaza; el agua brillante y luminosa cae sin hacer ruido en el espacio. El efecto llama a la meditación y eleva el espíritu.

Kashef Mahboob Chowdhury / URBANA

Vínculos

Al llegar a la plaza, hay una columna triangular que marca el sitio del histórico discurso de Sheikh Mujibur Rahman (Bangabandhu), que representó un momento clave para la emancipación. Uno se encuentra entonces con una abertura en una pared vertical que contrarresta el plano horizontal de la plaza.

Kashef Mahboob Chowdhury / URBANA

Investigación

Así comenzó la maravillosa ambición de crear un monumento de luz como contrapunto a las zonas de exhibición oscuras del museo que se encuentra abajo. El monumento es una torre de 45 metros hecha con paneles de vidrio apilados, de 75 milímetros de espesor cada uno. Estos paneles se asientan dentro de un marco espacial vertical, donde el vidrio es utilizado más por su materialidad que por su transparencia. El resultado no es solo reflexivo sino tambien refractario.

Kashef Mahboob Chowdhury / URBANA

Ficha Técnica

Sustentabilidad física y social

Arq. Kashef Mahboob Chowdhury, Arq. Marina Tabassum

Kashef Mahboob Chowdhury / URBANA

Towfiq Rahman Khan, Ahmed Khalid (equipo de diseño)

Matiur Rahman (estructuras)

Dhaka, Bangladesh

2001

2009

2013

8650 m2