“La participación como herramienta para la construcción colectiva del hábitat: el Plan Abre en el Fo.Na.Vi. de Rouillon y Segui.”

Equipo responsable del proyecto de la Secretaría de Obras Públicas. Carlos Lardies (responsable social) , Carolina Roldán (responsable técnico)/ Ing Federico Zegna Rata, Ing Brian Zicarelli (Director y sub director de la Direccion de Pavimento de la Secretaría de Obras Públicas

Ícono

La obra se desarrolla desde el marco del PLAN ABRE.
La característica más importante del proyecto es que se interviene un lugar habitado, re haciéndolo en su gran mayoría (debido a su deterioro edilicio y por ende social).
Desde el comienzo para pensar el abordaje en el lugar se tuvo en cuenta la importancia de la recuperación de la dimensión pública de los espacios comunes, condición que se había perdido por deterioro edilicio, por el avance sobre los mismos de algunos vecinos para su uso privado (ej: apropiación para cochera de espacios en planta baja) u ocupación de los mismos por actividades ligadas a economías delictivas.
La re-apropiación de la vivienda a partir de la formalización de la escrituración y de haber tenido una activa participación en la definición del avance de obra deviene en la decisión de mejorarla e incorporarle equipamiento y la mejora en la convivencia derivada de los acuerdos, derechos y obligaciones que supone el sostenimiento de los consorcios son otra de las características que mejoran el proyecto.
Desde el punto de vista de la gestión del Plan, podemos afirmar que la integralidad del abordaje demuestra que obras y participación se potencian una a la otra, generándose un clima de apertura al cambio y optimismo entre sus habitantes. Este clima facilita la generación de espacios de diálogo entre los vecinos y reconstruye vínculos de confianza con el estado, al que han sentido ausente.

Carolina Roldán

Contexto

El complejo Habitacional ubicado en la intersección de las Avenidas Rouillon y Segui, en el Distrito Oeste de la ciudad de Rosario fue construido por el Fondo Nacional de Vivienda (Fo. Na. Vi.)
Este complejo fue finalizado y entregado a sus moradores en 1984: consta de 184 torres, 66 escaleras de acceso con unas 750 familias y un total aproximado de 3000 habitantes. Desde ese momento careció de sostenimiento edilicio. No contaba con planos de finalización de obra, razón por la cual resultaba imposible la escrituración de las viviendas. Esto derivaba en la no apropiación de la misma, lo que re alimenta el círculo de no mantenimiento edilicio de las unidades en especial de los espacios comunes (escaleras, ascensores, pasillos, patios comunes, etc.)


Materia

La obra comprende la ejecución de muros medianeros deteriorados, las 66 escaleras ejecutadas a nuevo, impermeabilización, revoque y pintura de los muros, refuerzos de estructuras, colocación de barandas nuevas, colocación de celosías nuevas, tendidos nuevos de cloacas y la revitalización de espacios comunes (planificados juntos a los vecinos en reuniones participativas).

A la fecha se lleva ejecutado:

FRENTE MUROS
Total de muros a rehacer: 100
Total de muros ya ejecutados nuevos: 73 de 100
73 % de avance ejecutado
Torres Intervenidas al momento: 120 (con tareas de: demolición de muro, recomposición de revoque, hidrolavado, pintura, reposición de celosías, cubiertas).
70 % de avance en proceso

FRENTE CLOACAS
Total de conexiones nuevas: 125
Mantenimiento de colectoras y mejoras en el tendido cloacal público. Incluye: 100% cañerías, 100% nivelación de cámaras, nuevas bocas de registro (30 hasta el momento), conexión a colectora
68 % de conexiones nuevas
80 % de avance en proceso

FRENTE NÚCLEO ESCALERAS
Total de escaleras: 66
Terminadas: 17
En proceso: 8
Incluye: 100% demolición de escalera, 100% ejecución de escalera de hormigón armado, 100% de barandas de seguridad, refuerzos de estructura y barandas en galerías.
32% ejecutadas


Sistema

La principal innovación reside en la integralidad del abordaje en el territorio. Implementar de manera coordinada y planificada una acción conjunta entre diversas áreas para que cada una desarrolle sus tareas en un mismo territorio genera un impacto y un resultado sustancialmente diferente a la intervención individual de cada sector.
La convivencia e interacción de equipos en el territorio genera una sinergia que permite innovar en función de los objetivos que se trazaron para esa intervención adecuándolos a las especificidades de este barrio. Cada sector comprende que su tarea es un aporte a un todo que previamente se plasmó en objetivos que todos comparten.
Con respecto a los vecinos, resulta de alto impacto y predispone a los procesos de cambio y participación que se proponen en la medida que se plantea la mejora del hábitat como una experiencia a ser construida colectivamente.
Los objetivos que se esperan cumplir en el transcurso y al finalizar la obra son:
-Concientizar acerca del cuidado del espacio público y su necesaria democratización, promoviendo valores de sustentabilidad, responsabilidad y compromiso ciudadano.
-Desnaturalizar prácticas cotidianas derivadas de la informalidad como el avance sobre espacios comunes, problematizando el mismo y generando soluciones consensuadas.
-Promover la formalización del complejo habitacional en su conjunto.
-Fomentar la solidaridad entre vecinos, promoviendo una forma de participación social organizada privilegiando el esfuerzo colectivo sobre el esfuerzo individual fortaleciendo la noción de los derechos y las obligaciones que conlleva la condición de copropietarios.
-Generar planes sostenidos de mejora del hábitat que atienda las especificidades de cada complejo habitacional.
La vertiente educativa de esta experiencia se encuentra en los procesos participativos que van redefiniendo el hábitat compartido. Las principales dimensiones educadoras de la experiencia tienen que ver con:
1) El aprendizaje en lo referente a la construcción de consensos que suponen las decisiones en cuanto a lo común a todos: mejoras edilicias, acuerdos de convivencia y de uso de espacios comunes, etc.
2) La progresiva incorporación a mecanismos formales a partir de la regularización dominial y la conformación de los consorcios en carácter de copropietarios. Por ejemplo, actualmente uno de los consorcios ha obtenido un crédito destinado a introducir nuevas mejoras a su hábitat.
3) El re aprendizaje de los derechos y las obligaciones que conlleva la vida en común: por ejemplo, el pago de las expensas pasa a constituir una obligación cuyo cariz se modifica en la medida en que se produce una apropiación del edificio.


Vínculos

Gran parte de las desigualdades socio-económicas que determinan la calidad de vida de los argentinos se manifiestan en el territorio. Estos clivajes se hicieron más visibles en los grandes centros urbanos, a partir de la consolidación de barrios más vulnerables, que muchas veces contrastan con sectores de opulencia. En este contexto, es necesario el abordaje estatal en el territorio, no solo como una estrategia de focalización (al identificar áreas de atención prioritaria) sino como unidad de intervención.
El Plan ABRE, lanzado en 2013, se centra en recuperar vínculos sociales en los barrios menos integrados de los grandes centros urbanos de la provincia. A partir de una concepción multidimensional e interrelacionada, identificó un conjunto de barrios que se destacaban por el incremento de la violencia interpersonal, el retraimiento de la participación ciudadana, la escasez de espacios públicos, el debilitamiento de los lazos sociales, problemas de infraestructura y dificultad en el acceso a los servicios públicos. Algunos de los complejos habitacionales de viviendas sociales presentaban estos parámetros.


Investigación

La planificación participativa de espacios comunes y acuerdos para el avance de obra son los puntos claves de la obra. Sin conocer las necesidades de los habitantes se hacen espacios que luego no se incorporan con naturalidad en el lugar y no son utilizados transformándose en lugares abandonados. No es habitual que los vecinos tengan el lugar para participar de la toma de decisiones ni que logren un vínculo tan estrecho con los responsables de la obra o los obreros. Conseguir el apoyo de los vecinos es cuestión de dedicación y horas; pero los de este barrio van más allá. Lo vigilan todo. Controlan el día a día de la obra.
La inspección de obra en conjunto con un equipo social conforman un equipo multidisciplinario que interactúa con los vecinos quienes aportan información importante para el orden de las tareas en cada etapa de la obra. Se han conformado mesas barriales para el sostenimiento de este espacio.
Desde este espacio se asume también el proceso de diseño participativo para que cada una las intervenciones en espacios comunes estén compuestas de un fuerte contenido barrial, incentivando así el mantenimiento de estos futuros espacios y brindando soluciones técnicas a los problemas cotidianos del día a día de los vecinos.
Otra experiencia de planificación participativa que debe mencionarse es la que derivó en el diseño de una nueva plaza en el corazón del barrio con el fin de que los vecinos y vecinas convivan en un espacio público generado por ellos mismos.

Prácticas Públicas

Ficha Técnica

Sustentabilidad física y social

Equipo responsable del proyecto de la Secretaría de Obras Públicas. Carlos Lardies (responsable social) , Carolina Roldán (responsable técnico)/ Ing Federico Zegna Rata, Ing Brian Zicarelli (Director y sub director de la Direccion de Pavimento de la Secretaría de Obras Públicas

Gobierno de la Provincia de Santa Fe, Municipalidad de Rosario - Plan Abre, Secretaría de Obras Públicas.

Lionela Cattalini (Plan Abre), Raul Álvarez ( Secretario de Obras Públicas) - Intendenta Mónica Fein, Gobernador Miguel Lifschitz

Agustina Berrueta, Juan Ignacio Bocangel, Alejandro Dagostino, Juan Mancini, Cristian Orlandi, Lara Zimmerman

Equipo del Plan Abre

Arq. Daniel Luft (Plan Abre)

Rouillon y Segui, Rosario, Santa Fe, Argentina

2017 en adelante

15/10/17

continúa en ejecución

18000m2

9500m2

La obra se desarrolla desde el marco del PLAN ABRE . El conjunto consta de 4 manzanas, 184 edificios, 720 departamentos.