Laboratorio de Dispositivos para el Espacio Público

Ícono

Conformado en el año 2016 en la ciudad de Córdoba, el Laboratorio de Dispositivos para el Espacio Público se plantea como un espacio experimental— una asignatura electiva para ambas carreras de la FAUD UNC (Arquitectura-Urbanismo y Diseño Industrial). Como meta se propone la construcción en escala 1:1 de una serie de dispositivos que provoquen una inducción de actividades en el espacio público o señalen algún aspecto crítico referido al mismo. Dichos dispositivos serán generados a partir de material de descarte de la industria automotriz y una determinada lógica constructiva en función del material y sus posibilidades.

“Pasto Negro — Superficie de Placer” surge a partir de un concurso de estudiantes con jurados invitados. Realizado a partir de cajas con bisagras y resortes de acero forrados en vinilo negro, la intervención reflexiona sobre la condición del pasto en los espacios públicos de la Ciudad de Córdoba, ya que la inestabilidad de la zona climática serrana y la intensidad de uso hacen que generalmente el pasto no perdure.
Cada módulo de pasto negro puede mantenerse plano como superficie, o replegarse y generar un apoyo elevado. La tensión generada al curvar los resortes forrados genera un rebote lúdico en el cuerpo, desarmando las posiciones convencionales de asiento.

Laboratorio de Dispositivos para el Espacio Público, 2017

Contexto

Los dispositivos implican un ejercicio activo del proyecto de arquitectura y ciudad, ya que inducen una determinada práctica en el espacio. Esta característica revela su capacidad política, la ineludible inscripción de nuestras disciplinas en un ejercicio de poder. A partir de esta formulación es pertinente su utilización dentro de la problemática de la puja por el suelo público ya que operan como máquinas de sentido, pudiendo indicar en una dimensión cultural y técnica cómo recuperar espacios muertos, reclamar espacios perdidos, conquistar espacios desiertos, reunir espacios divididos, o habilitar ciertas prácticas en donde se ejerza el control de las conductas de manera coactiva. Se procura iluminar las prácticas en el espacio público desfasadas de su trasfondo legal y económico —aquellas que se hacen efectivas porque sacan provecho de los umbrales legales vigentes o porque subvierten algún funcionamiento original a modo de estrategia de supervivencia.
En un panorama de la escasez y ante la recurrente incapacidad de los municipios de articular eficientemente tal disparidad, resulta menester reflexionar sobre los circuitos de producción y consumo dentro de la economía regional, ya que muchos de sus bienes y desechos podrían ser interceptados para otorgar soporte físico a dichas prácticas.

Laboratorio de Dispositivos para el Espacio Público, 2017

Materia

Observando el funcionamiento de los circuitos productivos de la economía urbana regional, es notable cómo los circuitos superiores (organizaciones con alto nivel de capital, organización de actividades y tecnología) disfrutan de prerrogativas y privilegios a la hora de actuar sobre la ciudad construida. Generalmente se trata de holdings integrados por empresas industriales, comerciales y de servicios avanzados que necesitan un territorio modernizado y que ejercen influencia sobre las políticas de estado. Usualmente el poder público entrega a los agentes del circuito superior buena parte de las decisiones y construye los sistemas de ingeniería que necesitan detentando aún más recursos de autoridad para evitar las normas o influenciarlas directamente. Esta serie de ventajas usualmente aparece vinculada a la exención tributaria o fiscal y al usufructo de terrenos fiscales para instalar unidades de producción modernas sin enfrentarse a las resistencias técnicas y organizacionales preexistentes.
En contraposición a la concentración económica del circuito superior, resta preguntarse cuál es el lugar que ocupa el circuito inferior de la economía urbana, (conformado por una gran diversidad de actores individuales que constituyen una demanda completamente legítima de suelo público) y cuál es el nivel de beneficio que este sector percibe sobre estos grises legales para el desarrollo de sus prácticas individuales o colectivas.

Laboratorio de Dispositivos para el Espacio Público, 2017

Sistema

La​ ​noción​ ​de​ ​taller,​ ​derivada​ ​del​ ​sistema​ ​educativo​ ​moderno​ ​y​ ​alineada​ ​con​ ​el​ ​pensamiento industrial,​ ​lleva​ ​a​ ​cuestas​ ​su​ ​propia​ ​herencia​ ​​beaux-arts​:​ ​El​ ​profesor​ ​imparte​ ​cátedra​ ​mientras​ ​el cuerpo​ ​de​ ​alumnos​ ​sigue​ ​directivas,​ ​en​ ​tanto​ ​los​ ​problemas​ y programas ​a​ ​resolver​ ​son​ ​conocidos​ ​y determinados​ ​a​ ​priori​ ​y​ ​se​ ​intenta​ ​mediante​ ​aproximaciones​ ​llegar​ ​a​ ​la​ ​solución​ ​final​ ​(ideal)​ ​que responda​ ​con​ ​mayor​ ​probidad​ ​al​ ​planteo​ ​inicial. Este​ ​modelo,​ ​perimido​ ​y​ ​erosionado​ ​por​ ​el​ ​propio​ ​peso​ ​que​ ​la​ ​sociedad​ ​del​ ​conocimiento​ ​le​ ​aplica, aún​ ​permanece​ ​presente​ ​tanto​ ​en​ ​los​ ​contenidos​ ​que​ ​definen​ ​prácticas​ ​de​ ​proyecto​ ​como​ ​así también​ ​en​ ​las​ ​metodologías​ ​de​ ​seguimiento​ ​y​ ​mecanismos​ ​de​ ​evaluación.
Si​ ​el​ ​sistema​ ​educativo​ ​moderno​ ​resolvía problemas relativamente conocidos y estables,​ ​un​ ​sistema​ ​educativo​ ​pensado​ ​para​ ​la​ ​sociedad​ ​del conocimiento​ ​resuelve la incertidumbre y la inestabilidad— es decir, debe estar preparado para proyectar a partir de grises legales, generar técnicas constructivas a partir de residuos industriales, o asentarse de manera efímera para luego desmontarse. Resultan necesarias para este enfoque ​la​ ​construcción​ ​de​ ​​redes​ ​de información​​ ​y​ ​autogestión​,​ ​la​ ​interdependencia​ ​de​ ​figuras (consensos​ ​alumno/profesor)​ ​la​ ​versatilidad​ ​de​ ​operar​ ​entre​ ​disciplinas,​ ​etcétera.

Laboratorio de Dispositivos para el Espacio Público, 2017

Vínculos

Desde el Laboratorio de Dispositivos de Espacio Público, se propone entender a la FAUD como un gran cuerpo intelectual, un aparato que, dotado de herramientas críticas y de gestión, orienta y deposita su propio capital de ideas y contenidos en la producción y construcción definitiva del espacio público. Esto supone un lugar institucional activo en el debate en torno a lo público como así como también la construcción de diálogos y consensos con todos los actores de la sociedad involucrados en su agenda.

“Superficies de Placer”, Arte de Tapa por Daniel Malgarejo y Peter Topp, 1987. “Pasto Negro / Superficies de Placer”, Santiago Copez y Guillermo Copez, 2017.

Investigación

Un Laboratorio de Dispositivos es así un lugar de ensayos y prototipos en donde se socavan los avatares de nuestra cotidianeidad para cuestionarlos, modificarlos— torcer su transcurso, dando cuenta de cómo la cultura, la economía y la política afectan al diseño de nuestro entorno.

Documental Laboratorio de Dispositivos para el Espacio Público, 2017-2018
Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Técnica, artesanía e industria

Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño, Universidad Nacional de Córdoba

Laboratorio de Dispositivos para el Espacio Público

Agustín Barrionuevo, Santiago Canén, Carolina Vitas, Daniel Antonio Martínez, Tomás Spina, Marcela Coppari

Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño Industrial, Universidad Nacional de Córdoba

2016-2018

2016

2018

Proyecto Seleccionado Fondo Nacional de las Artes — Becas Creación 2017 (Categoría: Grupal / Disciplina: Arquitectura)