MASTER PLAN CLUB DE RUGBY LOS TILOS

ARQ. GERMAN ANIDO, ARQ. ANDREA CARNICERO, ARQ. SILVINA FERREIROA, MG. GUSTAVO FORNARI, ARQ. PAZ RICCIARDI

Ícono

El Club de Rugby Los Tilos es un centro de actividades deportivas de la ciudad de La Plata, Argentina. Su crecimiento es el resultado de sus casi 75 años de existencia y responde a nuevas necesidades y requerimientos. Desde el laboratorio de investigación SisedLab de la FAU-UNLP formulamos un máster-plan integral que da respuesta a la ubicación de los distintos equipamientos requeridos, con el fin de establecer las distintas áreas a lo largo de un eje que estructura una nueva relación entre las canchas y el equipamiento existente y los futuros crecimientos, generando, además, una costura entre las dos diferenciadas partes del club. Un espacio intermedio interior-exterior, a modo de conector de actividades mejorando la accesibilidad e integración total logrando, además, una lectura especial y funcional integral.Esta ampliación es un escenario privilegiado para la formulación de sub proyectos arquitectónicos, paisajísticos y de infraestructura para dar respuesta a la cada vez mayor demanda de los deportistas, socios y público general que cada día visita o utiliza sus instalaciones. La intervención aborda y da respuesta a diferentes problemáticas actuales planteando diferentes posibles estrategias futuras. En este sentido, se propone un mejoramiento integral del espacio público mediante un sistema de espacios al aire libre y actividades cubiertas y semicubiertas comunicados a través de una galería multiuso. Este sistema materializa un recorrido jerarquizado, amalgamando una red de vinculaciones entre el club histórico y sus posibilidades futuras relacionando programas que tienden a fomentar usos en horarios actualmente desaprovechados, y promoción a la radicación de actividades deportivas, comerciales e itinerantes. Concebido bajo una idea de sistema articulador de fragmentos de proyectos reconfigura el sitio, conformando así un nuevo paisaje paralelo al arroyo que termina de dar marco al club. A si mismo se propone estructurar el borde “costero” paralelo al arroyo para la apertura de la circulación vehicular, aprovechando el límite del club, conectando a diferentes espacios destinados a estacionamientos reestructurando y reordenando el flujo vehicular permitiendo la disolución del tránsito interno en zonas de acceso frecuente de niños.
Desde el comienzo del proyecto, la idea principal era la simbiosis entre la fragmentación y el edificio “monumento”. Se pensó el proyecto como un híbrido entre un edificio singular a modo de “monumento” y la construcción de elementos aparentemente aislados, que crecen del terreno a manera de organismos vivos, una serie de edificios a modo de piezas que surgen desde el vacío de manea estructurada y combinada para que no interfieran entre sí. Organizado por una calle que representa el espacio vivido, el complejo transformará la memoria colectiva y representará el resumen de un momento y una época. Un hito que define la imagen y el carácter del club que se ha adaptado a los cambios, necesidades y a los nuevos modos de vida. En la síntesis, el complejo se transforma en una idea de composición, descomposición y recomposición espacial que entiende el todo como monumento pero también interpreta y materializa sus fragmentos desde una manera personal y subjetiva.

SISEDLAB

Contexto

El análisis inicial del club denota una marcada división en 2 partes, producto de una posterior compra de lotes linderos, y a su vez una dispersión anárquica de actividades en todo el terreno que imposibilita una estructuración funcional y circulatoria coherente resultando una serie de espacios fragmentados, desequilibrados y desordenados.
El complejo en su totalidad se presenta como estructurador, unificando la totalidad del entorno, las preexistencias y los crecimientos futuros transformándose en un proyecto complejo resultado de la articulación de numerosas variables, contradicciones y problemáticas, para recuperar el equilibrio entre el pasado, el presente y el futuro, para ello nuestra intervención parte de una resolución dinámica y flexible.
El edificio propuesto, en su conjunto, se abre al paisaje circundante a través de su forma. Esto le permite dialogar y establecer una conexión con el entorno, las canchas, los sistemas informales de circulación y los edificios preexistentes resolviendo gran parte de la problemática actual.


Materia

El proyecto desarrolla una experiencia de diseño ambientalmente consciente a partir de la aplicación de estrategias bioclimáticas. La búsqueda de una armonía y un equilibrio fueron fundamentales en el proceso de diseño. Desde un comienzo definimos diagramas de viabilidad y optimización que compatibilicen los cuatro aspectos que tomamos como objetivos fundamentales: ecológico, social, funcional y económico, para lograr un equilibrio en conjunto. Involucrar estas variables desde el comienzo del proyecto nos obligó a un replanteamiento radical de la manera de pensar y diseñar. Desde su concepción trabajamos los diagramas con el fin de optimizar variables como orientación bioclimática, compacidad, inercia, aislación, economía, funcionalidad, relación con el entorno, recorridos, vistas, etc. Este tipo de arquitectura se caracterizó por la búsqueda de soluciones que permitan un aprovechamiento óptimo de las necesidades, presupuestos, teniendo en cuenta los recursos naturales y físicos del lugar con el objetivo de minimizar al máximo el impacto ambiental de las nuevas construcciones tanto sobre el medio ambiente como para los usuarios.
Ideamos un desarrollo equilibrado y sustentable, estableciendo estrategias apropiadas para cada variable y para cada recurso. Nos propusimos cumplir con tres objetivos principales: una integración al territorio eficiente, una elección razonada de los materiales utilizados y optimizar las necesidades energéticas para un confort térmico óptimo. Para esto aprovechamos los recursos locales disponibles y la manera de construir local y minimizamos al máximo las necesidades energéticas globales del edificio.
La idea fue encontrar una adecuación e interacciones entre el proyecto y su medio ambiente para que la propuesta se adapte y responda lo mejor posible a los diferentes requerimientos y a las características de la zona y a los cambios climáticos.

Como resultado del análisis diagramático de los edificios se concluyó que la mejor opción era la construcción prefabricada con perfiles de aluminio (steel framing), chapa como envolvente, recubrimiento interior de madera y aberturas con doble vidrio. Las paredes laterales serán de muro doble, de ladrillo macizo.
El sistema de construcción mayormente en seco y la elección de materiales livianos y fáciles de acarrear permitirá resolver la tarea en pocos meses de trabajo.
Logramos así un proyecto amigable con el ambiente, consumiendo menos energía eléctrica gracias a su diseño solar pasivo con paredes fuertemente aisladas y ventanas ubicadas estratégicamente.
Proyectamos un sistema de captación de agua de lluvia. La idea principal es preservar los recursos de agua potable disponibles. Para cumplir con este requisito tratamos de disminuir las necesidades en agua potable y aprovecha al máximo el agua no potable para cumplir diferentes usos. Ideamos un sistema con techos que recolectan agua y una serie de columnas y cañerías que distribuyen y abastecen con agua no potable por ejemplo al riego, la limpieza o la parte sanitaria, reservando el agua potable a los usos en lo cual es indispensable.


Sistema

La idea fundante fue generar un recorrido público dinámico, colonizador e integrador generando un sistema de relaciones de lo nuevo con lo pre existente además de estructurar, unificar y potenciar la calidad del entorno. Un complejo como pasante, de espacios y movimientos que intenta abrazar y unificar todo el entorno.
El contexto aquí se traduce en concepto, permitiendo que los recorridos se traduzcan en espacio sensorial y en donde las experiencias contemplativas diseñadas posibilitan una interacción directa con el club.
El eje propuesto atraviesa el club en toda su extensión fusionando historia y futuro y ,en donde los sistemas de relevamiento se yuxtaponían, nace el nodo deportivo propuesto. Articula y permiten la mixtura y cruce de funciones y espacios, algunos más sectorizados, de mayor privacidad y de menor jerarquía, con otros más grandes y de mayor relevancia, con la posibilidad del uso de una cantidad mayor de usuarios
En relación a la detección de subáreas a partir del diagnóstico realizado, se caracterizarán distintos sectores, entendiéndolos dentro de la configuración de una trama lineal integral y puntualizando en cada uno de ellos nuevos nodos, hitos o actividades convocantes. Este sistema configura la totalidad y posee variaciones que identifican subespacios:
• cubiertos: nuevos vestuarios local, visitante y de árbitros, consultorio médico, baños públicos y de discapacitados, bar, sala de video-proyección, …

• semicubiertos: Determinado fundamentalmente por un gran techo que unifica las actividades bajo un espacio de totalidad que genera, a su vez, una nueva situación arquitectónica de diálogo físico y visual, y una galería multiuso, de forma y tamaños adecuados para poder abarcar distintas formas de usos mixtos. Ambos espacios semicubiertos , según el tipo de uso, son propicios para espacios destinados a diferentes usos deportivos en caso de lluvia, de tránsito y estancia peatonal e instalación de actividades itinerantes (ferias, recitales, charlas, proyecciones, fiestas de fin de año, etc.).

• al aire libre: explanadas, rampas, sectores peatonales y deportivos, espacios de circulación vehicular y peatonal, estacionamientos y sectores de carga y descarga, fogón, espacios para el tercer tiempo, etc.
• En cuanto al mobiliario urbano, se plantea una serie de piezas que se repiten en distintos sectores del club, que por repetición, se constituyen en elementos identificadores de la imagen global. En su concepción, se busca lograr una imagen unificada, acentuando sus características identitarias en la configuración del nuevo paisaje.

En síntesis, dicho Master plan propone un sistema integral, con hitos y nodos puntualizados y jerarquizados en cada uno de los sectores, revalorizando las edificaciones existentes, materializando espacios flexibles de necesidad actual y relacionándolos entre sí por un sistema arquitectónico articulador de usos mixtos, a lo largo de todo el club, con nuevas vinculaciones y posibilidades de uso y explotación de los espacios residuales, que conformarán un nuevo frente para Los Tilos que se propone como un nuevo eje lineal transversalmente a todo el club dando un conjunto de reglas claras para sus futuro desarrollos.


Vínculos

A partir de la estrategia de un nuevo eje que unifique las dos partes diferenciadas del club y articule en un sentido integrador se están proponiendo nuevos espacios públicos, infraestructura y equipamientos urbanos hacia una de las zonas geográficamente más estratégicas dando respuestas a las áreas más desabastecidas de equipamiento. De esta manera, el nuevo corredor lineal propuesto para el Club, a modo de galería multiuso, entre otras acciones, constituye una red de espacios y actividades que planteen, por un lado, una nueva vinculación de las diferentes zonas y que, a su vez, indiquen la implantación de las futuras edificaciones. El espacio público y edificaciones circundantes se unifican a partir del eje propuesto, con variaciones en su recorrido, que delimitan, propician y cualifican distintos subespacios.
A partir de la información suministrada por el diagnóstico, se ideó una propuesta integral para el club, que fortalezca la identidad edilicia de los Tilos, a su vez que proponga el diálogo de los distintos sectores y consolide un sistema que permita la identificación de cada subárea, de respuesta a las necesidades de equipamiento actual y determine las ubicaciones de actividades futuras a partir de la materialización de un eje articulador que unifique y proponga una nueva relación entre los distintos espacios deportivos y sus equipamientos, consolidando un nuevo espacio lineal.
Varios proyectos anteriores preceden a este, de los cuales, por diversas razones, muchos de ellos jamás se realizaron, y otros fueron dejando sus huellas en el espacio físico, configurando el paisaje actual del club. Un eje central de desarrollo surge de los inicios del club uniendo el acceso original por calle 522 con el buffet cuando el club contaba con mucho menos terreno de lo que cuenta hoy en día. Sin embargo, en la actualidad, el club ha ampliado su superficie, la cantidad de socios, jugadores y canchas, lo que ha causado diferentes deficiencias de espacios, de circulación, de infraestructura, interferencias, etc.
El club presenta en la actualidad una serie de espacios libres de oportunidad para configurar un nuevo paisaje de calidad ambiental, deportivo e institucional. Planteamos, mediante acciones de mejoramiento globales de los espacios existentes y el programa de nuevas actividades, la posibilidad de articular la realidad actual del club con sus nuevas y futuras necesidades.
Recuperar y potenciar las edificaciones existentes (riqueza simbólica e histórica del club), explotar las oportunidades derivadas de los espacios existentes con el fin de resolver deficiencias de equipamientos, generar espacios de uso al aire libre, plantear distintas posibilidades para la ubicación de futuros crecimientos, y a su vez, se intenta recobrar las principales ideas, estudios y proyectos formulados en distintos momentos, integrando las diversas acciones en una unidad articuladora.
La galería se transforma también en museo recorrible permitiendo al público observar, acercarse y saber más sobre la historia del club a través de infografías de vinilo que mostraran los hechos y la historia de sus fotos, camisetas, banderines y copas como así también los hechos del presente que los identifican.


Investigación

En nuestro proyecto de investigación analizamos como desde hace tiempo, las incumbencias de la informática, la ciencia de datos y ciertos fenómenos globales, están cada vez más ligadas a los modos de proyectar y al quehacer arquitectónico. Entender y aprovechar estas variables implican una profunda investigación y una relectura disciplinar. Con el proyecto para el club Los Tilos nos propusimos dar un paso más y enfocarnos, por un lado, en la optimización de la performance de los espacios con relación a una serie de aspectos cuantitativos, entre los que destacaremos variables relativas al rendimiento energético y el impacto medio ambiental, determinando métricas e indicadores precisos de performance que fueron incorporados como parámetros en la etapa proyectual. Por otro lado exploramos ciertas dimensiones de orden cualitativo del espacio que afectan la percepción y el comportamiento de los usuarios (relación entre campos visuales y patrones de ocupación de espacios, grado de interacción espacial, entre otros) los cuales también se tomaron como variables en la etapa proyectual.
Cada vez más se evidencia que aplicar solamente criterios intuitivos basados en las preferencias personales o en la experiencia profesional del diseñador se está volviendo insuficientes para validar decisiones de diseño. Solamente la definición de métricas e indicadores de performance claros y que sean incorporados desde las etapas iniciales del proceso proyectual pueden ayudar a constituir un criterio común para prever y controlar el rendimiento del objeto de diseño.
Para poder responder a la objetividad técnica y científica se volvió condición fundamental contar con herramientas e instrumentos de diseño y análisis que posibiliten la generación de nuevos lenguajes, metodologías, relaciones y protocolos que nos permitieron dar respuestas efectivas a requerimientos funcionales, simbólicos, sociales, materiales, contextuales, tecnológicos, entre otros, que facilitaron además el trabajo colectivo y multidisciplinar que nos propusimos desde un comienzo.
Dicha acción no se pudo llevar a cabo sin la profundización de sistemas que se basan en las premisas de ecosistemas solidarios a partir de un conjunto de procesos que interactúan entre sí optimizando las innumerables soluciones. Con esta metodología proyectual fuimos logrando distintas organizaciones en relación con el entorno físico y perceptual. La gestión y explotación de datos y la posterior creación de procesos de diseño basado en ellos, requirió un nuevo juego de habilidades. La combinación de tecnología como satélites, sensores, cámaras, sitios webs, aplicaciones y smartphones, generó una enorme cantidad de datos que utilizamos para un objetivo tan simple como pretencioso: resolver la mayor cantidad de problemas arquitectónicos. Esta experiencia nos permitió concluir que la incorporación de la mayor cantidad de datos gestionados con herramientas digitales en la etapa proyectual nos cambiaron y seguirán profundizando radicalmente las formas de pensar el proceso proyectual.

Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Políticas de oficio, tradición e innovación

ARQ. GERMAN ANIDO, ARQ. ANDREA CARNICERO, ARQ. SILVINA FERREIROA, MG. GUSTAVO FORNARI, ARQ. PAZ RICCIARDI

FACULTAD DE ARQUITECTURA Y URBANISMO/UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA

LABORATORIO DE INVESTIGACIÓN SISEDLAB

FELIPE CASTILLA, ARQ. NICOLAS MARTINEZ

FACULTAD DE ARQUITECTURA Y URBANISMO/UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA/LABORATORIO DE INVESTIGACION SISEDLAB

2018

FEBRERO 2018

JULIO 2018

1088 m2

Desde hace tiempo, las incumbencias de la informática, la ciencia de datos y ciertos fenómenos globales, están cada vez más ligados a los modos de proyectar y al quehacer arquitectónico. Entender y aprovechar estas variables implican una profunda investigación, una relectura disciplinar y un reclamo en nuestra actividad docente. En sintonía con esto, y como continuación del camino desarrollado en nuestras anteriores investigaciones, pretendemos profundizar este estado de crecimiento e innovación en lo que respecta al diseño proyectual en relación con el medioambiente con el que se relaciona. 

Desde el Laboratorio de Sistemas Edilicios SisEdLab de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNLP proponemos enfocarnos, por un lado, en la optimización de la performance de los proyectos con relación a aspectos cuantitativos y, por otro lado, explorar ciertas dimensiones de orden cualitativo del espacio que afectan la percepción y el comportamiento de los habitantes. Proponemos definirlos, modelizarlos y aplicarlos de forma concreta, descubriendo soluciones innovadoras que nos conduzcan hacia nuevos modos de hacer, pensar, concebir, interpretar, visualizar y materializar arquitectura.

Cada vez más se evidencia que aplicar solamente criterios intuitivos basados en las preferencias personales o en la experiencia profesional del diseñador se está volviendo insuficientes para validar decisiones de diseño. Solamente la definición de métricas e indicadores de performance claros y que sean incorporados desde las etapas iniciales del proceso proyectual pueden ayudar a constituir un criterio común para prever y controlar el rendimiento del objeto de diseño.

Es por ello que a partir de un entorno que evoluciona e influye sobre nuestra profesión, sobre sus lógicas, medios y relaciones, en una atmósfera de cambio constante, proponemos una investigación relacionada con el análisis proyectual-computacional, su vinculación con la gestión, análisis y explotación de datos, el diseño integrado de geometrías complejas y su materialización a través de la fabricación digital.