Módulo Polivalente Sustentable (Mo.P.S.)

Marcos Pavón, Manuel Bertone, Eduardo Caneva

Ícono

El Módulo Polivalente Sustentable (Mo.P.S.) es un equipamiento urbano concebido como espacio de encuentro social, conectividad tecnológica y concientización sustentable. Busca recuperar el espacio público para las personas, generando puntos de encuentro a la vez que se crea conciencia sustentable y se brindan servicios útiles para la comunidad.
Es fácilmente transportable y completamente autónomo, por lo que puede localizarse en cualquier sitio de la ciudad que reciba luz solar, sin necesidad de conectarlo a la red eléctrica. A su vez, posee las mismas dimensiones que un automóvil, lo que le permite ser ubicado en la calle para quitar así un espacio de estacionamiento y devolverlo a los ciudadanos.
Utiliza materiales ecológicos y energía solar, sirviendo como modelo a la comunidad para comprender mejor estas tecnologías y así comenzar a familiarizarse con las mismas para posteriormente aplicarlas en el ámbito privado.
El Mo.P.S. cuenta con los siguientes servicios:
-Equipamiento de bancos y mesas para uso de 10 personas.
-Bicicleteros con espacio para 3 bicicletas.
-Inflador manual con medidor de presión.
-Dos paneles fotovoltaicos de energía solar para su autonomía.
-Una estación de carga para alimentar hasta 5 celulares simultáneos, con la energía provista por los paneles.
-Una caja técnica con los elementos del kit fotovoltaico y un módem 4G, que proporciona conexión Wi-Fi libre.
-Un centro de reciclaje con cestos de residuos clasificados
-Un macetero para la inclusión de vegetación en el equipamiento.
-Un diseño que permite el uso del mismo por parte de personas con movilidad reducida.
El Mo.P.S. puede ubicarse en lugares carentes de espacios públicos recreativos, así como junto a paradas de colectivos a manera de apoyo, brindando servicios que las mismas no poseen.

Marcos Pavón

Contexto

El Mo.P.S. actualmente forma parte del programa Rafaela en Acción, llevado a cabo por la Municipalidad, mediante el cual se trasladan diversos servicios a distintos barrios de la ciudad, promoviendo la descentralización.
De esta manera el Mo.P.S. se convierte en un equipamiento móvil, que se va trasladando por distintos puntos de la ciudad para ser aprovechado por toda la comunidad rafaelina. Por ese motivo, su entorno circundante cambia constantemente. La única premisa en cuanto a su localización es que debe ser en un lugar con un correcto asoleamiento, para un buen funcionamiento de los paneles fotovoltaicos y un mejor confort de los usuarios. También es recomendable ubicar el módulo en lugares con ausencia de espacio público y servicios, de manera que funcione como un sector de esparcimiento y apoyo donde los mismos escasean.
Cuando finalice el programa Rafaela en Acción, el Mo.P.S. será llevado a Avenida Santa Fe, calle principal del centro de la ciudad, donde se establecerá de manera definitiva como un espacio de encuentro y descanso en medio de la vorágine de la vida urbana.

Manuel Bertone

Materia

Respecto a la materialidad del Mo.P.S., se pueden diferenciar dos ítems principales: estructura y revestimiento. La estructura del módulo está construida con perfiles tubulares metálicos de 50x50mm, que le otorgan la rigidez necesaria para soportar el tránsito y uso por parte de las personas. Esta estructura se apoya sobre 4 apoyos transversales, materializados con tubos metálicos de 70x70mm. Todas las uniones se realizan mediante cordones de soldadura, y a la estructura completa se le da una mano de antióxido y una capa final de pintura color negro, que le da su apariencia final y el tratamiento adecuado para ser ubicado a la intemperie.
En cuanto al revestimiento, se realiza con tablones plásticos reciclados símil madera que son remachados a la estructura. Cada uno de estos tablones mide 1900x80x20mm, y se fabrican mediante el reciclado de tapas plásticas de gaseosas. La ventaja de este material, además de sus obvios beneficios medioambientales, es que no requiere de mantenimiento alguno, algo imprescindible al ser una obra pública y más aún al estar ubicada a la intemperie.
Por otro lado, y refiriéndose a sus aspectos inmateriales, es esencial el protagonismo de la luz solar en la obra. En primer lugar, es gracias a ella que se alimentan los paneles fotovoltaicos, y los servicios electrónicos del Mo.P.S. (carga de celulares e Internet Wi-Fi) pueden funcionar. Por otra parte, al desproveer al módulo de cualquier tipo de cubierta, se buscó rememorar esas sensaciones que se producen en cualquier espacio verde que uno frecuenta: la del sol quemándonos la piel, o la brisa del viento acariciándonos la cara. No se privilegia la idea de un refugio, sino más bien la de libertad, de esparcimiento, de ocio y recreación. Esto se refuerza con la inclusión de vegetación y con el uso de barreras bajas y permeables, que evitan la sensación de claustro cerrado y privilegian el contacto con lo que sucede alrededor.

Marcos Pavón

Sistema

Es imposible entender al Mo.P.S. como partes separadas entre sí, sino que la unión de las mismas es la que le dan a la obra su verdadera apariencia y funcionalidad. Es posible distinguir sectores dentro del “todo” que es el módulo, conformados cada uno por la suma de ciertas partes. Así, se puede diferenciar el sector que sirve a las bicicletas, con su propio ingreso, los bicicleteros y el inflador; el sector de servicios, con la caja técnica, los paneles fotovoltaicos, la estación de carga de celulares y, próximos a ellos, los cestos de residuos clasificados; finalmente está la zona de descanso de los usuarios, conformada por los bancos, apoyos y circulaciones. Todas las zonas interactúan entre sí de manera equilibrada y necesaria, dentro de la pequeña superficie del equipamiento.
Respecto a la relación del Mo.P.S. con su entorno próximo, lo que busca es generar un cambio de hábitos y usuarios. Es menester recordar que desde la aparición del automóvil, las ciudades se han ido diseñando casi de manera exclusiva para uso de los mismos. Es un modelo que se repite incansablemente y que devora nuestras ciudades, provocando graves consecuencias como lo son la contaminación, calles peligrosas, fragmentación urbana, disminución de encuentros sociales, ruidos molestos, accidentes, etc.
Es necesario que los actores que planifican las ciudades combatan esta problemática. El espacio público es el lugar donde se encuentran los actores de diferentes realidades sociales, y donde todos conviven de manera igualitaria. Hay que devolver el protagonismo de las ciudades a las personas, generando más puntos de encuentro y aprovechando espacios en desuso.
En este sentido, El Mo.P.S. busca concientizar sobre el excesivo uso del automóvil. Las medidas de un módulo son 5,10m x 2,35m, dimensiones similares a las que ocupa un automóvil. A su vez, su nivel de piso se encuentra a +0.15m, es decir, al mismo nivel que la vereda. La intención es ubicar éste equipamiento en las calles, en el espacio de un estacionamiento. De esta manera se le quita un espacio al automóvil, para devolvérselo a los ciudadanos. Mediante unos primeros análisis, puede verse como un espacio que antes podía ser aprovechado por menos de 10 automóviles al día, hoy puede servir a muchos más usuarios. Se trata de recuperar una porción de espacio público para las personas, los verdaderos actores y protagonistas de la ciudad.


Vínculos

El Mo.P.S. está concebido como un espacio público que funcione como punto de encuentro, como lugar de reunión de los distintos actores sociales. Está pensado como un espacio donde la familia y los amigos puedan sentarse a tomar unos mates al sol, donde los niños dejen sus bicicletas, donde los adolescentes se sienten a navegar por internet y cargar sus celulares. El objetivo es atraer a distintos públicos, favorecer la convivencia y los vínculos comunitarios.
Funciona como un espacio de pausa, de disfrute: entre el vértigo de la calle y la vida urbana, un espacio donde sentarse un momento a desconectarse e interactuar con otros.
En las primeras semanas desde su implementación, se puede observar un gran uso por parte de la comunidad, quienes se han apropiado del Mo.P.S. y lo disfrutan en cada uno de los puntos que ha ido recorriendo. También se hacen visitas guiadas con niños de escuelas primarias de la ciudad, donde se les enseñan las tecnologías que utiliza el módulo, sus servicios y funcionamiento.

Marcos Pavón - Manuel Bertone

Investigación

El Mo.P.S. pretende concientizar a la comunidad sobre la importancia de la sustentabilidad, puntualizando en 5 ejes diferentes:
-Energías renovables: el uso de los paneles fotovoltaicos no está profundamente difundido en la Argentina, y menos aún en el ámbito público. Los usuarios del módulo podrán comenzar a familiarizarse con esta tecnología, conocer su funcionamiento y sus beneficios, para así poder luego implementarla en el ámbito privado.
-Materiales reciclados: el revestimiento de tablones de plástico reciclado tampoco está muy difundido en nuestro país, a pesar de sus beneficios. Con el Mo.P.S., los ciudadanos podrán conocer este material aplicable a diversos usos, y las ventajas de su bajo costo de mantenimiento.
-Separación de residuos: en la ciudad de Rafaela hace un tiempo que se viene trabajando sobre la clasificación de residuos, para su posterior tratamiento diferenciado. Los ciudadanos son cada vez más conscientes de la necesidad de separar la basura, para poder reutilizarla luego de su recolección. En este sentido, el Mo.P.S. pretende reforzar esta práctica tan necesaria para el medioambiente.
-Movilidad sustentable: hoy en día se hace cada vez más necesario concientizar a la población sobre las ventajas del uso de vehículos más económicos y menos contaminantes, como lo es la bicicleta. Mediante la inclusión de bicicleteros e infladores en el Mo.P.S., las personas contarán con un servicio que colabora con quienes optan por este medio de movilidad.
-Diseño accesible: sustentabilidad y accesibilidad son dos conceptos que van de la mano. Si pensamos en una sociedad más reflexiva, más cuidadosa y respetuosa con el medioambiente es razonable también pensar en una comunidad más equitativa, más consciente de la diversidad de sus protagonistas y más justa para garantizarles a todos las mismas oportunidades. En este sentido, es obligatorio para los actores que diseñamos las ciudades pensar en que los espacios deben ser aptos para uso de todos los ciudadanos, sin prejuicio de su condición particular. Es por eso que el Mo.P.S. tiene las medidas necesarias para poder ser usadas por personas con movilidad reducida: pueden ubicarse sillas de ruedas en sus pasillos y se encuentra a la misma cota que la vereda, evitando cualquier tipo de desnivel.

Practicas Profesionales

Ficha Técnica

Técnica, artesanía e industria

Marcos Pavón, Manuel Bertone, Eduardo Caneva

Bertone Pavón Arquitectos

Rafaela, Santa Fe, Argentina

2016

Octubre de 2017

Marzo de 2018

12 m2