PENSAR LA VIVIENDA, VIVIR LA CIUDAD (E0550)

Violeta Lugo Armenta; David Ventura Pedroza José Antonio Sosa Fernández

Ícono

La línea sobre la que se desarrolla éste y muchas otros trabajos, plantea la necesidad de un cambio ONTOLÓGICO y EPISTÉMICO de la teoría y práctica de la arquitectura y ramas de disciplina a fines. Ante los escenarios de producción de la arquitectura actual, la búsqueda debe asumir y ejecutar un nuevo paradigma, cuyo propósito sea integrar en su práctica, a los actores sociales involucrados y abandonar la idea, implantada por la academia y la práctica profesional, acerca de que el ejercicio de la arquitectura se realiza de forma aislada con un enfoque basado en la plasticidad y la arquitectura de autor.
El desarrollo de esta propuesta se basa en dos cuestiones fundamentales interrelacionadas entre sí. La primera, es la “Producción Social del Hábitat y la Vivienda, (PSHV)” y la segunda es el llamado Diseño Urbano arquitectónico participativo. Ambas, permite proponer una propuesta más fácilmente apropiable por parte de los grupos sociales a lo que se dirige, -derechohabientes de los programas públicos de bajos y medios recursos. En este caso, ADCP define “Micropolis”, como concepto que permite ubicar características y patrones de un sitio; Principalmente zonas ya desarrolladas y consolidadas de la ciudad en procesos de gentrificación y cierto deterioro.

Violeta Lugo, David Ventura, Jose Sosa

Contexto

“Desde la perspectiva de la producción social del hábitat, se plantea que la vivienda debe ser desarrollada en concordancia con las formas de producción vigentes y apropiadas para cada grupo social específico y con base en la participación de sus habitantes, con el objeto de incorporar y aprovechar el esfuerzo que ellos mismos pueden realizar en aspectos como la gestión, el financiamiento, la búsqueda de la tierra y la construcción, entre otros. De esta manera, el diseño participativo debe insertarse como un instrumento coherente dentro del proceso de producción.
Esta forma de aproximación al diseño supone que los diferentes aspectos que intervienen en el proceso de toma de decisiones, tales como los patrones culturales, los recursos económicos, las posibilidades tecnológicas, así como la relación con el contexto físico, social y ambiental, sean debatidos y puestos en la balanza de tal manera que permitan construir las soluciones de diseño en función de un equilibrio de fuerzas e intereses entre los distintos actores. Así, el diseño participativo se propone reconocer y hacer explícitas múltiples perspectivas, con el objeto de alcanzar la imparcialidad y abordar la actividad del diseño como un diálogo. “ [Gustavo Romero, La participación en el diseño urbano y arquitectónico en la producción social del hábitat, México D.F., 2004]


Materia

En el proyecto que nos ocupa se parte inicialmente de una tesis anterior, la cual realiza un análisis y propone escenarios posibles para un conjunto de colonias; Al retomar el trabajo, se selecciona una sub-zona para analizar a detalle y a su vez, desarrollar la construcción escenarios específicos. De esta decisión, se pasó a la selección de un sitio para proponer un conjunto de vivienda, con los diferentes niveles de decisión, hasta llegar a las viviendas específicas.


Sistema

La construcción de la propuesta se hizo en un sistema mixto. Primero parte de la interacción con los actuales habitantes del barrio, y a partir de este conocimiento, se simula a una comunidad organizada, nombrada Alianza Vecinal, integrada principalmente por comerciantes que trabajan en la zona y que no cuentan con acceso a una vivienda cercana a su lugar de trabajo.
El grupo organizado tendrá el control de la selección del grupo técnico capaz de trabajar participativamente y de establecer la comunicación con los demás actores de la producción (gobierno, iniciativa privada).
Es así como se inicia el proceso de diseño urbano habitacional participativo.


Vínculos

Las decisiones y soluciones a las que se llega son producto de las suposiciones de las características de los grupos sociales y de los actores participantes, buscando ser coherentes con ellas. No significan que son las respuestas adecuadas y genéricas, sino solo dentro de sus propias lógicas; Así mismo reiteramos, que es solo una muestra de lo que se puede hacer en procesos participativos.
Más allá de las consideraciones estéticas que tanto preocupan al gremio de la arquitectura, el objetivo principal de este desarrollo de vivienda, fue acercarse lo más posible a las necesidades, aspiraciones y demandas del grupo social, la característica principal fue hacer del conjunto un espacio más apropiable y auto gestionado por una comunidad organizada.


Investigación

Podemos decir que son “Modelos participativos, conformadas por decisiones sociales urbano arquitectónicos habitacionales”, esto es lo que debe generarse, ya que las propuestas desarrolladas deben ser adecuadas a cada proceso y caso específico, no a soluciones prototípicas.

Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Sustentabilidad física y social

Violeta Lugo Armenta; David Ventura Pedroza José Antonio Sosa Fernández

Facultad de Arquitectura/ Universidad Nacional Autónoma de México

Taller Max Cetto / Catedra Gustavo Romero Fernández y Jose Utgar Salceda

M. en Arq. Gustavo Romero Fernández y Doc. en Arq. Jose Utgar Salceda

Gustavo Ramirez, Jesus Moctezuma Perea, Reynaldo Navarrete

Facultad de Arquitectura, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

2015

Agosto 2014

Noviembre de 2015

Diseño Urbano Arquitectonico Participativo en MICROPOLIS; 

El presente trabajo se realizó de forma grupal por un equipo, cuyo enfoque se enmarca dentro de la línea de investigación llamada: ARQUITECTURA, DISEÑO, COMPLEJIDAD Y PARTICIPACIÓN (ADCP)

La línea de investigación, coordinada entre otros por M. en Arq. José Utgar Salceda Salinas, se desarrolla al interior del taller Max Cetto, del décimo pregrado, en conjunto con el área de posgrado Análisis, Teoría e Historia.