Plan de Integración Territorial y Gestión Socioambiental

Arq. Luciana García Romano, Dr. Nicolas Frutos, Lic. Noel San Martín, Arq. María de los Ángeles Albarracín, Arq. Juan Pablo Ramirez

Ícono

El Plan de Integración Territorial y Gestión Socioambiental de la Localidad de Salsipuedes, es un programa estratégico de integración territorial, ambiental y sociocultural, que pretende sentar las bases para un crecimiento ordenado, planificado y con una visión de un futuro sostenible, procurando una utilización racional del territorio.
La elaboración de este plan ha comenzado en el año 2016, ejecutando acciones prioritarias mediante la modificación integral de la Normativa Urbana Existente, la puesta en marcha de la redacción de un Código de Edificación Sustentable, la definición del Plan de Usos de Suelo, coordinado por un equipo multidisciplinar y en cooperación con diversos entes Provinciales y Nacionales, para que cada decisión que afecte al territorio (y por ende al desarrollo de la sociedad que en el se asienta) tenga la mayor cantidad de visiones, haciendo de esto una práctica constante. Por otro lado la participación de los habitantes ha sido un eslabón clave en el desarrollo del trabajo, generando reuniones de mapeos colectivos con actores sociales de distintos puntos del territorio, mediante la práctica del urbanismo participativo. Desde este trabajo se ha desprendido la redacción de Normativas Paisajístico-ambientales específicas por corredores y zonas, así como la creación de un Plan definitorio para la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, sumado a un Plan de reordenamiento del sistema Vial, en aras de una ciudad más compacta, accesible y equilibrada con su entorno serrano.
Algunos de los objetivos del presente Plan son:
-Planificar el crecimiento de la Ciudad de modo ordenado y en concordancia con su realidad contextual, revalidando los modos de vida propios de la serranía, poniendo énfasis en la calidad paisajística que el entorno posee y que progresivamente se ha visto afectada por el crecimiento desmesurado y desordenado de las últimas décadas.
-Revalorizar espacios estratégicos degradados y en desuso otorgándole mayor calidad ambiental, rescatando las actividades que en ellos se desarrollaron y reprogramar funciones específicas para generar flujos de movimiento y recorridos integrados entre ellos, crear corredores de uso intensivo que otorguen vida urbana a puntos muertos de la ciudad.
-Recuperar el borde de Río como espacio de uso público de la ciudad y punto de fricción social y
encuentro, generando la vinculación de éste con el centro de la ciudad y posibilitando conexiones
francas y permeables para estimular su apropiación.
-Ordenar la imagen urbana a través de acciones de paisajismo que tiendan a regularizar la degradación urbana, producto del acelerado crecimiento sin un código de edificación que regule los modos de edificar.
-Ordenar el sistema vial, tomando acciones concretas como peatonalizaciones de determinadas áreas y restricciones en el sentido de las direcciones de determinadas calzadas, llevándolo progresivamente hacia un sistema que estimule la movilidad no motorizada, en concordancia con los paseos y corredores paisajístico-ambientales que se diseñan de manera tal que el habitante comience a recorrer la localidad desde la óptica del paseo y no netamente desde la visión del consumo extractivo donde me sirvo de lo que necesito y regreso a mi casa.

Fotomontajes de Proyectos Paisajisticos y Urbanos del Plan General.

Contexto

La localidad de Salsipuedes está ubicada en el Departamento Colón a 35 kilómetros al norte de la ciudad capital de la provincia de Córdoba, en la micro región oriental conocida como las Sierras Chicas, área turística provincial, junto con el Valle de Punilla, el Valle de Calamuchita y Traslasierra. Salsipuedes forma parte el conglomerado urbano del Gran Córdoba y por su población es la sexta localidad de este conjunto territorial. La ruta provincial E53 atraviesa el municipio desde el sur, comunicando con Río Ceballos y Córdoba Capital, pasando por el aeropuerto internacional Taravella, hacia el norte, conectando con Agua de Oro, El Manzano, La Granja y Ascochinga. Desde Ascochinga y hacia el noreste mediante la ruta provincial E66, existe comunicación con la ruta nacional N°9 que lleva a la ciudad de Jesús María, cabecera del departamento Colón.
Se vincula además con la localidad de La Falda y el corredor turístico del Valle de Punilla por la ruta E57 “Camino al Cuadrado”, que nace en la intersección entre la ruta provincial E53 en el tramo de Río Ceballos y atraviesa en dirección sureste/noroeste al cordón de las sierras chicas. En su origen, la consolidación urbana se ha realizado fundamentalmente a lo largo de la ruta de
conexión regional y a los costados del río. Mas recientemente otras centralidades, las conexiones viales con otras localidades y la especulación inmobiliaria, sumado a un endeble plan de usos del suelo, e instrumentos de regulación urbana sumamente permisivos, han marcado una desordenada, ineficaz y sumamente dispersa expansión urbanística. Agravado esto por el hecho de que más del 80% de la superficie del Ejido Municipal se encuentra loteada, con una subdivisión parcelaria diseñada y aprobada desde principios del año 1930 aproximadamente, sin prestar la menor atención a la realidad contextual y geográfica donde se trazarían dichos loteos.
Los asentamientos barriales aunque heterogéneos y variados, comparten problemáticas comunes de accesibilidad, servicios domiciliarios y deterioro ambiental, producto entre otros aspectos del gran crecimiento urbano de la localidad en los últimos 10 años, donde prácticamente se triplicó la población.
El plan supone realizar un giro en esta extrema expansión y dispersión urbana, sumando nuevas áreas de reservas naturales, desafectando loteos que se encuentran asentados sobre zonas de riesgo ambiental, protegiendo las cuencas, y cambiando la relación actual entre zonas protegidas, y zonas a urbanizar, generando que desde la sanción de las nuevas normas, la localidad pueda contar con una superficie de reserva ambiental 8 veces mayor a la zona urbanizable.

Plan de usos de suelo. Ley provincial en desarrollo para el área de Sierras Chicas. IPLAM.

Materia

La identidad como Materia; Volver la calle.
Las características de interconexión dadas por la conformación geomorfológica del territorio, ocasionan que los flujos vehiculares se vuelquen sobre la Ruta E53 (eje vial que articula toda la mancha urbana), donde se suma la dinámica del desplazamiento a otros centros poblacionales generando sobrecarga en el tramo de ruta que atraviesa la localidad. La forestación es escasa y deficiente. Las especies en la mayoría de los corredores son de composición heterogénea, conviviendo los árboles mas añejos de gran porte con los jóvenes, lo que dificulta su crecimiento, no pudiendo llegar a conformar una bóveda homogénea sombreada y continua.
El perfil de la avenida comercial principal no presenta un carácter definido, el caos vehicular, la confusión visual, el estado de las veredas, la ausencia de mobiliario urbano, y la deficiente iluminación develan la inexistencia de un orden lógico o un criterio urbano de inclusión. Esta situación genera que la mayoría de los habitantes de la localidad se desplacen en su vehículo hasta las puertas de locales comerciales, consuman y se retiren de inmediato del corredor céntrico, desechando la posibilidad de recorrer a pie y apropiarse del espacio público.
Este Plan revierte esta situación, generando circuitos de recorrido peatonal, que vinculan transversalmente hacia el río y la serranía. Se plantean paradores y refugios para el peatón a lo largo de los mismos, vinculando zonas de interés paisajístico con zonas de recreación cultural cercanas al casco histórico fundacional de la ciudad. La intención es tomar como materia prima la vida en la serranía buscando y revalorizando los signos identitarios que hacen a la identidad de la población. Estas acciones coordinadas, proyectos y planes territoriales, hacen que el poblador vuelva a recorrer su territorio, los redescubra, y en consecuencia, los resignifique.

Fotomontajes de proyectos paisajísticos sobre espacios públicos e hitos del territorio.

Sistema

El hábitat como sistema: Planes de mejoramiento e integración.
Unidades de Asistencia Barrial (UAB)
Las zonas marginales se presentan de manera dispersa en toda la mancha urbana, conformando una totalidad de ocho barrios, razón por la cual se plantea el acceso del estado en cada una de las zonas mediante Unidades de Acción Barrial (UAB)
Los sectores donde se instalan estas Unidades (que comprenden una serie de acciones mancomunadas, referidas a la regeneración de los espacios públicos, infraestructuras, intercambiadores viales, servicios, etc.) se caracterizan por la ausencia parcial de infraestructura básica, el ingreso esta dado por calles de tierra que ante precipitaciones pronunciadas encuentran su anegamiento por tratarse de zonas inundables, factor que influye notoriamente en el deterioro de las viviendas. La falta de alumbrado público, ausencia de veredas y equipamiento urbano, los convierten paulatinamente en puntos segregados de la ciudad. El Censo Nacional del año 2010 indica que el 31% de los hogares de Salsipuedes, presenta hacinamiento (tres o más personas por cuarto). El 30% de las familias entrevistadas, es beneficiaria del Programa Provincial Vida Digna, el que contempla la asistencia económica a familias en situación de “carencia” de la provincia de Córdoba para que puedan realizar mejoras edilicias en sus hogares. Acceden aquellos hogares cuyos integrantes viven en condiciones de hacinamiento y/o no poseen baño en la vivienda que habitan.
En estos sectores, se observa una escasa presencia de espacios públicos (plazas, parques), lo cual impide la socialización de los vecinos, la recreación de los/las niños y niñas, la conformación y/o afianzamiento de redes informales y de economías alternativas (trueques, ferias de ropa, productos artesanales, entre otros).
Se considera a su vez, que la ausencia de dichos espacios de socialización imposibilita la conformación de una identidad colectiva y la valorización del espacio público.
En este sentido y coincidiendo conceptualmente con las representaciones simbólicas que significa el “derecho a la ciudad”, el cual considera que el usufructo equitativo de las ciudades se encuentra dentro de los principios de sustentabilidad, democracia y justicia social; como el derecho colectivo de los habitantes de las ciudades, en especial de los grupos vulnerables y desfavorecidos, que les confiere legitimidad de acción, basados en sus usos y costumbres, con el objetivo de alcanzar el pleno ejercicio del derecho a un patrón de vida adecuado, las UAB, se plantean como polos conformadores de ciudadanía, y en cada sector donde se prevé la instalación de una Unidad, se realiza un proyecto integral de reacondicionamiento del espacio público, provisión de infraestructura, y equipamiento urbano.

Fotomontajes de equipamientos. Unidades de Acción Barrial. Equipamientos.

Vínculos

Volver al río, volver a la sierra, usar el pueblo.
La educación es una herramienta fundamental para el proceso de socialización de los individuos, que tiende a promover su empoderamiento como sujeto de derecho y permite su inserción en distintos ámbitos, tales como laboral, cultural, social. La localidad posee altos índices de escolarización en las zonas marginales, llegando a niveles tales como los que indican que la franja poblacional en edad escolar primaria, se encuentra 100% escolarizado. Y de los pertenecientes al nivel secundario, solamente el 3% a desertado. Sin embargo, se observa que el nivel de escolaridad en los adultos de este sector social, en líneas generales ha logrado terminar la primaria, pero no ha logrado hacerlo en el nivel secundario.
Esto indica que la mayor parte de la población perteneciente a los barrios carenciados, cuenta con escasos niveles de socialización e inserción en el sistema de educación formal. Es por ello que para revertir esta tendencia, se desprenden una serie de acciones coordinadas sobre el territorio, con proyectos específicos que se componen principalmente de infraestructuras de uso público que buscan vincularse al sistema educativo. En ese marco y dentro del Programa general, se diseña y construye el Polideportivo Municipal, lo cual supone una acción tangible dentro del plan general, posicionado en un sector central de la población, próximo a los centros educativos, enmarcados dentro del plan nacional de jornada extendida, para fomentar mediante la actividad recreativa/deportiva, una mayor cohesión social, donde todos los alumnos de todas las clases sociales, podrán experimentar el uso democrático del espacio público. Sumado a planes educativos que vinculan cuestiones ambientales, enmarcados dentro del plan general de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos, fomentando y educando sobre la división de residuos y el reciclado. Es aquí donde radica la importancia de un equipo multidisciplinar, ya que mientras un equipo técnico de arquitectos y urbanistas desarrollan planes territoriales, paralelamente un equipo Socio-Ambiental y legal, investiga y desarrolla programas paralelos que le dan sentido a lo que se proyecta.

Fotomontajes y fotografías de obras en ejecución dentro del Programa de Inserción Educativa.

Investigación

Un estudio sobre el paisaje cultural.
Salsipuedes, posee muestras de un período histórico sumamente amplio, teniendo en cuenta que su fundación posee más de 400 años de antigüedad, remontándose a la época virreinal donde, por citar solo uno de los hechos de trascendencia, cruzaba el Camino Real. Es por ello, que se elaboró dentro del Plan de Integración Territorial y Gestión Socioambiental, se elaboraron normas específicas para la regulación, protección y rescate del legado histórico que posee la localidad. Así, investigando sobre la protección del acervo cultural en otras localidades, dentro y fuera del ámbito nacional, se trabajó con el concepto de Paisaje Cultural, donde se pone en evidencia la existencia de una identidad cultural tangible en el medio ambiente que nos rodea. En su aspecto integral, el paisaje cultural, refleja, fielmente, el testimonio de todas las culturas que históricamente han desarrollado su acción sobre nuestro territorio, modelándolo, desde sus orígenes hasta la actualidad. La importancia de la preservación de éste, surge como la necesidad de resguardar testimonio de distintos fenómenos y su acción como elemento que mantiene la cohesión y la identidad de un grupo, dándole a éste sentido de pertenencia.
Manifiesta, asimismo, los valores desarrollados en el tiempo como acciones válidas de un proceso histórico, y que aún pueden serlo en el futuro. Así, las obras y manifestaciones que lo conforman, adquieren sentido identitario, entendido como el valor que poseen los objetos o bienes considerados parte del paisaje cultural.
El plan, particularmente, se refiere a las siguientes acciones:
a) Creación de Ordenanzas y/o instrumentos de gestión orientados a la protección,
mantenimiento, desarrollo y difusión del paisaje cultural. b) Confección de un inventario completo que identifique elementos, objetos y bienes del paisaje cultural de la localidad. c) Fomentar la vigencia efectiva de políticas que valoricen la importancia del paisaje cultural como parte integrante de nuestra identidad.
Y como forma de afianzamiento de la identidad local se plantea: La recuperación progresiva del paisaje cultural; y la revalorización del potencial turístico vinculado al paisaje cultural. Dentro de estas acciones, se desarrolló el proyecto de centralidad urbana, para rescatar, aggiornar y generar un verdadero centro comercial a cielo abierto, donde se rescaten los modos y costumbres de la serranía, generando vínculos francos que aporten a la socialización de los habitantes, poniendo de manifiesto sus rasgos identitarios.
Si bien los programas coordinados dentro del Plan de Integración Territorial y Gestión Socioambiental, están en proceso de desarrollo y ejecución, se entiende que nada tendrá verdadero impacto, si la población no es partícipe y toma verdadera conciencia de que su manera de habitar un territorio define sus actos, sus modos, sus costumbres y su pensamiento. El trabajo es arduo, pero creemos que programas mas abarcativos, vistos desde la multidisciplinariedad y sujetos a constantes cambios para poder amoldarse a las nuevas dinámicas urbanas, son una solución al menos mas posible para poder aportar un cambio en la realidad, que suponga un mejor devenir.

Fotomontaje de Centralidad Urbana, dentro del programa general de Paisaje Cultural.
Prácticas Públicas

Ficha Técnica

Paisaje y ciudad

Arq. Luciana García Romano, Dr. Nicolas Frutos, Lic. Noel San Martín, Arq. María de los Ángeles Albarracín, Arq. Juan Pablo Ramirez

Dirección de Planeamiento y Ambiente de Salsipuedes con el apoyo del Instituto de Planificación Metropolitana (IPLAM), Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba, Secretaría de Deportes de la Nación, Subsecretaría de Hábitat de la Nación, Secretaría de Planificación Territorial y coordinación de Obras Públicas de la Nación

Arq. Pamela Benockovich, Arq. María Belén Vaca

Asesora en Patrimonio: Dra. Josefina Piana, Asesoría Legal: Dra. Lorena Aparicio. Oficina de Acción Social Salsipuedes.

Ciudad de Salsipuedes, Córdoba, Argentina

2016-2023

2016

En ejecución etapa 1

-