*Portal de Acceso Norte San Carlos de Bariloche

Arqs. Dario Gallego / Ariel Capalbo / Pablo Dallera

Ícono

“…Por cientos de años el Cóndor ha batallado contra la humanidad para sobrevivir, el Cóndor ha sido amenazado por la cacería, la deforestación (pérdida de su hábitat), la contaminación del aire, agua y comida, y la severa reducción de su fuente de alimento, esta vez, él mismo baja de sus majestuosas alturas y posando su ala sobre nuestra humanidad nos llena de cobijo y protección…”
La Idea del Proyecto es generar un gran techo(ala) que se suspende suavemente sobre el terreno replicándose en tres volúmenes para dar respuesta a las distintas necesidades tanto FUNCIONALES, CLIMÁTICAS Y VISUALES. Adaptándose a cada situación de la misma manera que lo hacen las plumas metalizadas del ala del cóndor.

© G2 Estudio

Contexto

Ingresando a San Carlos desde el Norte por Ruta 40, se puede observar toda la majestuosidad del paisaje circundante, el Lago Nahuel Huapi, la vegetacion autóctona, la Cordillera de los Andes como telón de fondo y con la ciudad de Bariloche inmersa en este sublime entorno, esta descripción cuasi surreal contrasta con la precariedad de una serie de instalaciones de distintos organismos que actúan como organismos de control.
El sitio se ubica entre la Ruta 40N y la costa este del Lago Nahuel Huapi, y se integra a la zona de la meseta patagónica por sus condiciones de suelo, clima y vegetación, donde antiguamente funcionaba un sector de parque de juegos infantiles y donde en la actualidad siguen algunos de estos en uso y también como acceso al lago para actividades recreativas y esparcimiento por vecinos de la cuidad. Estas actividades generaron en el predio una serie de “huellas” de uso y circulación, huella histórica que conjuntamente con estrategias de ubicación, circulación y asoleamiento nos permiten tomar posesión casi de forma natural en el sitio…

© G2 Estudio

Materia

La gran Cubierta se eleva para recibir a los visitantes, para incentivar la contemplación del imponente entorno natural y baja para cubrir las orientaciones desfavorables y minimizar su impacto en la pérdida de calor. El basamento de los diferentes conjuntos programáticos se despega del techo generando la sensación de LIVIANDAD, también la circulación natural de las corrientes de aire para la ventilación en verano como también el buen asoleamiento en invierno.
Para todo el conjunto se pondero el uso de materiales regionales, madera para la estructuras de la cubierta, piedra Bariloche para los basamentos y muros contenedores de funciones, sostén del anterior y metal como vinculo entre ambos…

© G2 Estudio

Sistema

En el acceso Norte-Sur como “marquesina-portal “, su función será de pequeño garito con semicubierto para recibir a los viajeros, controlar la circulación y el acceso al predio, para el estacionamiento de vehículos que requieran celeridad en la entrada y salida, fácil acceso para remolque y reparación. En este caso el techo reduce su escala y se despega como continuación del terraplén verde, exagerando la escala en el extremo semicubierto para dar la bienvenida a los viajeros.
En la zona media como cuerpo principal, ya dentro del predio el edificio impone su escala y se eleva el techo para dar paso a los vehículos de gran porte y generar visuales pasantes. Hacia el extremo sur baja para cubrir las orientaciones y vientos predominantes. En este cuerpo se dispondrán la mayor parte de las necesidades programáticas.
En la zona del lago como confitería y oficina de información turística vinculada a los caminos de ripio del circuito turístico existente y al lago. A cual se podrá acceder mediante un muelle mirador. En este caso el techo se eleva a ambos lados y baja su escala para generar espacio de escala más doméstica y apertura a las visuales. De igual manera se abre al norte y se cierra al sur, y así responder a las necesidades del clima.

© G2 Estudio

Vínculos

Se realizó la circulación de vehículos pesados y de gran porte por el lado Sur del proyecto para reducir el recorrido.
Se ponderó dejar para los vehículos de menor porte la circulación por el lado NORTE del proyecto para aprovechar las mejores visuales, la buena orientación y la conexión con el recorrido turístico existente y el lago, donde el viajante tendrá la posibilidad de quedarse para disfrutar del paisaje y realizar un paseo con su propio vehículo por los caminos existentes o tomar algo en la confitería mientras contempla el imponente paisaje Barilochense.

© G2 Estudio

Investigación

Sistema:
Cada unidad morfológica se rige por la misma estructura compositiva:
Basamento: firmemente apoyado en el suelo, de piedra local y revoque blanco hacia interiores y sectores que requieran mayor liviandad. Se utilizará para materializar las necesidades programáticas.
Transición: elementos continuos casi efímeros que cumplen la doble función de separar y trasmitir, tanto luz y directrices como cargas del techo. Estarán materializados por las cintas continuas de hormigón que delimitan al basamento, aberturas-vidrio para dar iluminación cenital y ademas ventilar, estructura de soporte del techo que serán de madera laminada y triangulaciones metálicas.
Remate: La cubierta metálica y plegada de libre escurrimiento hacia el sur, será de color negro, hacia la parte inferior estará revestida en madera local siguiendo las directrices de los elementos de transición.
Todo el sistema solido se encontrara “cosido” por articulaciones fluidas y de fácil tránsito, así como los espacios jerarquizados y los elementos paisajísticos.

© G2 Estudio
Practicas Profesionales

Ficha Técnica

Paisaje y ciudad

Arqs. Dario Gallego / Ariel Capalbo / Pablo Dallera

G2 ESTUDIO

Santiago Torlaschi / Federico Rosas / Federico Oliva

Ruta Nacional 40 Acceso Norte Bariloche

2015

1521 m2

869.40 m2

De las Bases:

OBJETIVOS DEL PORTAL La realización del Portal permitirá realizar las tareas de fiscalización y atención en una única locación, reduciendo desplazamientos y detenciones de los vehículos circulantes por la ruta 40 a la vez que jerarquizar el ingreso a la ciudad con un moderno y amplio centro de información y control, afianzando la presencia del Estado, Nacional y Municipal. Para ello deberá concentrar las diversas actividades señaladas, que comprenden: la provisión de información turística; la fiscalización de vehículos y pasajeros; la verificación de bienes transportados. También permitirá contar a la ciudad con un moderno y ampliado centro de información turística en una ubicación estratégica dado que por el acceso norte, ingresa el grueso de los visitantes que arriban por vía terrestre.

MOTIVOS QUE IMPULSARON LA CREACIÓN DEL PORTAL Producto de su naturaleza privilegiada y esta amplia oferta turística, la ciudad de San Carlos de Bariloche recibe una significativa cantidad de visitantes por vía terrestre, asociados con varios productos turísticos, esto es: estudiantil, touring-naturaleza, de nieve y esquí, los que adoptan conformaciones tanto individual como grupal. Además debe considerarse que buena parte de los productos que, provenientes de los centros de producción de nuestro país, se distribuyen en las distintas localidades andino-patagónicas atraviesan el ejido Municipal y para ello recorren la ruta 40. Lo propio ocurre con productos de origen chileno que utilizan la misma vía para conectar, por vía terrestre, evitando la comunicación marítima, la zona central y la zona sur del país trasandino. Por ello las intervenciones estatales para ordenar esta variedad de desplazamientos de población y productos asumen distintas conformaciones que presentan requerimientos diferenciados. Actualmente, en la zona donde se emplaza la caminera, se provee de información turística, se controlan los listados de pasajeros del turismo grupal, se revisa el equipaje del turismo estudiantil, se verifica la situación dominial de los vehículos, se verifican las cargas transportadas, etc. Esta compleja variedad de actividades de control se realizan actualmente en forma bastante precaria por las escasas instalaciones de que disponen los distintos organismos intervinientes; esto es, unas exiguas instalaciones, a la vera de la ruta, que se reflejan en condiciones de confort muy limitadas tanto para los agentes como para el público involucrado. Es también obligación del Estado generar y apoyar los mecanismos de control que permiten mejorar la calidad y aptitud de los productos alimenticios, velando por la inocuidad en las etapas de producción, elaboración, fraccionamiento, comercialización, transporte y depósito de los mismos.