PROYECTO EXPERIMENTA

ARQS. DIEGO SCHMUKLER | JUAN DE DIOS LOPEZ PAPPATERRA Estudiantes | 2o. año: ALTAMIRANO, Carla | ASTINI, Tomás | BONO, Micaela | JIMENEZ, Rodrigo | JUNCOSA, Manuel | ROJAS, Celeste | RUIZ, Florencia | VAZQUEZ, Vanesa | 3er. año: ALBERT, Agustina | CAMPANA, Luisina | DESBOTS, Agustín | MALDONADO, Magalí | MOYANO, Ma. Carolina | PREVEDELLO, Tiziano | ROCHA, Alejandro; 4o año: AQUILANO, J. Pablo | FERNANDEZ, Leonardo | GARZON, José | IVETTA, Leandro | LUJÁN, Franco | SCHECHTEL, Mariano | VISINTINI, Tomás

Ícono

El objetivo deseado de la Propuesta Académica de la Carrera de Arquitectura de la Universidad Blas Pascal ha sido el diseño de un nuevo y más poderoso entorno de enseñanza-aprendizaje que superara los modelos tradicionales. Se propuso a tal efecto una estructura metodológica que articula los conceptos de horizontalidad y verticalidad definiendo un sistema que asigna jerarquías y atribuciones que definen su actividad. Las áreas de conocimiento específico ordenan el funcionamiento vertical, desarrollando la totalidad de contenidos requeridos para cubrir tanto las incumbencias legales como las competencias mínimas exigidas por los estándares CONEAU. La transversalidad didáctica, aspecto sustancial de la renovación didáctica, se logró a través de un mecanismo que reconoce a la experiencia del proyecto arquitectónico como la síntesis integradora de diversos contenidos específicos de las diferentes áreas.
Las asignaturas de Proyecto vinculan los diversos campos de contenido a través de los profesores responsables de las mismas, encargados de la coordinación de actividades académicas de los equipos docentes de cada semestre. Este sistema metodológico culmina en la experiencia del PRACTICUM, proceso de integración realizado en las últimas dos semanas académicas, donde cada asignatura completa su proceso específico en el desarrollo del Proyecto, reforzando la integración horizontal y articulando a su vez la indispensable organización de complejidades crecientes por área. Estudiantes y docentes se ven así comprometidos con una responsabilidad mayor que la asignatura aislada promoviéndose la integración de actividades y contenidos en una síntesis de procesos y resultados catalizados en la experiencia proyectual.
Consolidada esta práctica, y en la voluntad de avanzar en la innovación de los procesos de enseñanza aprendizaje, se propone la realización de una nueva experiencia que articule de manera efectiva la integración interpares de los estudiantes en una complejidad superior. Como referencia acudimos a la experiencia inédita que se inició en los años ´60 en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Córdoba. El TALLER TOTAL planteaba novedosas estructuras y metodologías de trabajo de la cual destacamos la proposición de su articulación vertical en la que organizados los talleres horizontales y designados los responsables de la coordinación de los mismos, es necesario crear a su vez el equipo que tendría a su cargo la tarea de la coordinación vertical de los distintos talleres…..Es así que, a pesar de las dificultades enunciadas, la tarea de un organismo de coordinación vertical es fundamental y será sin ninguna duda positiva.” (Taranto, Benardino, Documento del 19 de febrero de 1964, revista POSICION, separata No.II – agosto de 1986)
De esta inquietud nace el PROYECTO EXPERIMENTA.

Cementerio San Jerónimo

Contexto

PROYECTO EXPERIMENTA promueve la innovación en las prácticas pedagógicas a través de la integración de estudiantes de diversos niveles en una complejidad superior que articula variedad de orígenes con diversidad etaria enriqueciendo la construcción del conocimiento en la interacción efectiva de diversos niveles en un trabajo grupal sistematizado con el objetivo de incorporar competencias propias del quehacer profesional cotidiano. En ella se pueden inscribir alumnos en condición de cursar cualquiera de las asignaturas de PROYECTO de 2º. 3º y 4º nivel del segundo semestre del año y su cursado es equivalente a la asignatura que el alumno inscripto estuviera en condiciones de cursar.
Como principal objetivo se reconoce el instigar a la investigación y la experimentación proyectual. Por tal motivo su programa replantea temáticas y conceptos desnaturalizando las convenciones a partir de la confrontación con diversas áreas de la cultura. La literatura como el cine, en su capacidad de transformar en ficción una agobiante realidad, oponen a la disposición utópica de la arquitectura la construcción de la DISTOPÍA.
De 1984 de Orwell a Z Guerra Mundial, estas artes han construido DISTOPIAS que develan angustias cotidianas. No hay zombies ni mutantes a nuestro alrededor. Sin embargo algo inquieta detrás de cada palabra y cada imagen. Si, como decía Oscar Wilde , la realidad supera al arte, algo debe haber en el trasfondo de estas distopías que intranquiliza, y las noticias del diario lo confirman. ¿O no se asemejan los zombies en el muro de Jerusalén a los miles de hambrientos africanos intentado entrar a Europa en miserables balsas para ser repelidos por esta sociedad y enviados de vuelta a su lugar de origen?; ¿o los cientos de mexicanos que intentan cruzar el muro de Río Grande para conseguir una mejor vida en Estados Unidos no se reconocen en los combates de los Juegos del Hambre?; ¿y la desesperación por obtener un tratamiento médico de Matt Damon no es pan nuestro de cada día en las solicitudes de solidaridad de aquellos que no pueden pagar los costos de operaciones y medicamentos y los juicios permanentes a las instituciones de medicina prepaga?.

Alumnos Taller

Materia

El relato de la arquitectura es prolífico en utopías que alimentan la ilusión, pero ¿cuál es la respuesta cuando las circunstancias parecen acercarnos a lo indeseado? ¿Cuándo la realidad contradice los deseos?, ¿Cuál debía ser el programa de acción?
Pensar la distopía es reflexionar sobre la vida desde un ángulo oscuro olvidando optimismos seductores y entendiendo la arquitectura como expresión de una cultura. Revisar un tema impropio e irreversible. La muerte inevitable, la última distopía. La construcción de su espacio físico, su urbanidad, levantar los nuevos muros de “la ciudad de los muertos”. Pensar la arquitectura del último despojo como reflexión de lo (no) deseado, el proyecto como indagación de lo desconocido…y temido.

Referentes

Sistema

La historia del cementerio San Jerónimo comienza en 1659 cuando indios Pampas fueron traídos a esta ciudad, sin mujeres, para mejorar el servicio de la acequia que la recorría. En 1670, con el mismo fin, se trajo a indios Quilmes y Sumerios, los que fueron instalados en Jesús, solares que limitaban al norte con el río Suquía, al este con la hoy calle Ing. López y su proyección hasta la Av. Fuerza Aérea; al sur por la ruta 20 hasta la Escuela de Aviación; y al oeste por una arco desde El Tropezón hasta el río.
Para esa época comenzó a denominarse Pueblito de La Toma al asentamiento indígena, que tuvo unos doscientos años de existencia pacífica entre los bosques de la región, hasta que se vio afectado por el crecimiento de la ciudad y el avance de las chacras agrícolas hacia el oeste, ya que en 1831 se decidió construir una capilla en el Pueblito, en 1837 se dispuso la venta de tierras de las antiguas comunidades indígenas, se ordenó la construcción de un cementerio en las afueras del casco urbano, medida que se concretó en 1843 en que se inauguró el Cementerio San Jerónimo, destinándose la parte sur del mismo a los llamados “disidentes religiosos”, que venían a ser las personas que no profesaban la religión católica.
La Capilla y el Cementerio funcionaron como núcleos aglutinadores, atrayendo a nuevos habitantes que, mezclados con los primitivos pobladores, fueron formando un nuevo vecindario, de población obrera. Ya casi no quedaban pobladores indígenas. El barrio, denominado Alberdi se consolidó a fines de la década de 1930, en la que ya contaba con pavimento, alumbrado público y servicio de colectivos que lo unían a la ciudad. En 1918 se funda la Biblioteca Alberdi y en 1938 se inaugura Plaza “Jerónimo del Barco”.
El cementerio, otrora rodeado de campos y en las afueras de la ciudad, se vio inmerso en la extensión del trazado de la misma, vecino de la cancha de Belgrano y el hospital de Clínicas. Sus muros lo resguardan de cualquier inquietud, “y ahí está viendo pasar los años y las vidas”…

Alumnos Taller

Vínculos

Investigar la relación histórica con la muerte en diversos tiempos y sociedades resulta inquietante. Preguntarnos por la contradicción cristiana que construye panteones de manera obsesiva, a pesar de la máxima de que del polvo venimos y al polvo vamos, nos deriva a los etruscos. Recorremos culturas que dejan la carne de sus muertes a las aves rapaces, otras que creman sus cuerpos en ritos sagrados, y varias que las entierran con sus pertenencias para solventar el largo viaje de la eternidad. ¿Eternidad? Todas requieren un espacio, aún en la momentánea cremación, que de respuesta y sentido al dolor y la incertidumbre.
Los vecinos del cementerio San Jerónimo son indiferentes a estas cuestiones. De día utilizan sus senderos para cruzar a la panadería que se encuentra al otro lado. Algún audaz de seguro pintó un graffiti en sus muros. A la tarde el cementerio se cierra pues no es lugar de paseo o encuentro. No tiene iluminación. Un docente se sorprende ante la inquisitoria de un alumno que desea disolver prejuicios para transformar el cementerio en un espacio público de uso cotidiano y solicita recomendaciones para su iluminación. ¿Iluminar el cementerio? ¿Para qué?
¿Si los que pueden se “mudan” a la periferia, bucólicos cementerios parques para “disfrutar” la naturaleza, no será menos justo transformar los recluidos panteones, nichos y mausoleos en piezas de un atractivo espacio urbano?¿Recorrer sus caminos y reconstruir una historia de vida?
La muerte como parte de la vida. La cremación como alternativa a la eternidad.

Alumnos taller

Investigación

La experiencia se desarrolla en diversas etapas didácticas, grupos de alumnos de diversos niveles proponen en conjunto ideas para el sector y el cementerio, estudiantes por nivel desarrollan distintos programas de acuerdo a su complejidad. La propuesta requiere también confrontación con los pares de otras instituciones, la ampliación de temas, vínculos con el exterior. Estudiantes y docentes viajamos para participar en un workshop en la Universidad de San Martín. Un río y sus conflictos permite descongestionar pesares proyectuales a la vez que enlazar amistades y replantear consideraciones. Al regreso habrá que culminar el proceso, algunos se harán cargo de los nichos, otros de panteones, varios del crematorio, todos del cementerio. Se definirán las plantas, cortes, vistas y detalles tecnológicos. Se construirá la maqueta y cuestionará resoluciones. Se regularizará la materia y se presentará a examen. Un semestre más ha pasado y habrá que continuar con el cursado. Con suerte los estudios seguirán su curso normal. Con suerte cada nuevo desafío proyectual será considerado una posibilidad de reflexionar sobre la arquitectura, y la vida.

Experiencia TAU UNSAM
Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Paisaje y ciudad

ARQS. DIEGO SCHMUKLER | JUAN DE DIOS LOPEZ PAPPATERRA Estudiantes | 2o. año: ALTAMIRANO, Carla | ASTINI, Tomás | BONO, Micaela | JIMENEZ, Rodrigo | JUNCOSA, Manuel | ROJAS, Celeste | RUIZ, Florencia | VAZQUEZ, Vanesa | 3er. año: ALBERT, Agustina | CAMPANA, Luisina | DESBOTS, Agustín | MALDONADO, Magalí | MOYANO, Ma. Carolina | PREVEDELLO, Tiziano | ROCHA, Alejandro; 4o año: AQUILANO, J. Pablo | FERNANDEZ, Leonardo | GARZON, José | IVETTA, Leandro | LUJÁN, Franco | SCHECHTEL, Mariano | VISINTINI, Tomás

CARRERA DE ARQUITECTURA UNIVERSIDAD BLAS PASCAL

PROYECTO EXPERIMENTA

ARQS. DIEGO SCHMUKLER | JUAN DE DIOS LOPEZ PAPPATERRA

ARQS. CRISTIAN TERRENO | PABLO ALMADA | MARCELO ORIHUELA

CARRERA DE ARQUITECTURA | UNIVERSIDAD BLAS PASCAL

2015

AGOSTO

NOVIEMBRE

VARIABLE

EXPERIENCIA DE INNOVACIÓN PEDAGÓGICA PILOTO