Puerto De Comidas

Gonzalo Nicolau

Ícono

Se estima que hacia el 2050 el 70% de la población mundial vivirá en ciudades. Como ciudadanos, hemos complejizado el hecho urbano, a costa de desconocer cada vez más el mundo rural, poniendo en crisis el sistema que históricamente habíamos adoptado como binomios que cohesionaban a diario, el de campo-ciudad. Es evidente el aumento de la productividad agrícola que se orquesta en redes de distribución para ingresar a las ciudades y llegar a la mesa, pero también, el aumento de los costos económicos que esto requiere, la pérdida del conocimiento heredado, y del nivel de basura generado por la ciudad que se expulsa hacia el exterior.

nod estudio

Contexto

El proyecto Puerto de Comidas pone en investigación esta relación, busca repensar el principio asociativo sobre una de las primeras ciudades coloniales trazadas en territorio Americano, unas de las primeras en sufrir la crisis del desabastecimiento del petróleo, viéndose obligada a cambiar su sistema productivo, y al día de hoy, su frente marítimo, la ciudad de La Habana, Cuba.
La propuesta de nuevos nodos proyectuales busca salir a reconquistar el espacio basura, ese borde obsoleto que dio origen a las ciudades portuarias, generado por los cambios económicos repentinos que obligan a reproyectar cada uno de los fragmentos en los que la ciudad se articula.


Materia

El sector del proyecto es el frente central de la bahía. Solían concentrarse almacenes de productos vinculados a la actividad azucarera y un nodo de circulación de tranvía que entraba en la ciudad y rodeaba el puerto. Hoy en día es una plataforma de descarga en obsolescencia debido a la transferencia de actividades hacia el nuevo puerto de Mariel.
El proyecto busca eliminar los límites heredados en una ciudad post industrial que requiere nuevos programas, preservando las arquitecturas patrimoniales y las lógicas productivas que dieron origen a La Habana y su estructura: los ferrocarriles y la sinergia entre el campo y la ciudad.
Generar un parque de borde que permita alojar los nuevos programas, entendiendo el límite como un espacio de oportunidad del encuentro social y económico. Se continua la traza una gran avenida del puerto, en donde un tramo se convierte en boulevard.
Por último, insertar los elementos de conexión entre la ciudad y el agua al sur de La Habana profunda, permitiendo la continuidad de la agricultura urbana, y en un futuro, el desarrollo del turismo cultural en los ingenios azucareros que rodean la ciudad.


Sistema

Las agro-factorías toman protagonismo en el Puerto de Comidas, funcionando como bisagras articuladoras entre el paisaje urbano y el frente costero, entre los espacios públicos colectivos de la población local y del turista.


Vínculos

La bahía de La Habana esta anclada en la memoria colectiva de la ciudad. Grandes barcos ingresando por el canal y llegando a muelle han sido por siglos la imagen que componen su paisaje. Un acercamiento de la ciudad al agua y viceversa es clave para el futuro desarrollo de esta gran plaza líquida en donde las personas y el medio ambiente tomen protagonismo.


Investigación

A través del Puerto de Comidas se consiguen crear nuevas redes productivas, elementos que se pueden insertar en un entorno portuario o en el interland, extendiendo un nuevo modelo económico territorial a lo largo de la isla.

Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Sustentabilidad física y social

Gonzalo Nicolau

Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño. Universidad Nacional de Córdoba

Taller Mediterráneo. Arquitectura 6A

Alejandro Cohen, Cristian Nanzer, Alberto Baulina, Cecilia Cornaglia, Fernando Díaz Terreno

Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño. Universidad Nacional de Córdoba

2017

4 de Abril 2015

4 de Mayo 2017

7000

Primer Premio Arquitectura y Diseño Urbano Sustentable FADEA Saint-Gobain y Metro Weber. Categoría Estudiantes Diseño Urbano

Mención Honorífica Premio para Estudiantes Clarín SCA