Reinterpretación del Paisaje Ferroviario

Florencia Estelrrich

Ícono

En el marco del Proyecto Final de Carrera, desarrollado en el Taller vertical de Arquitectura Nº 2 de la Facultad de Arquitectura y urbanismo de UNLP, y con continuidad en una beca interna de entrenamiento en investigación desarrollada en el Laboratorio de Investigación en Teoría y Práctica Arquitectónica que es parte de la misma institución, surge el interés de indagar, profundizar e intervenir sobre el Patrimonio Ferroviario.
En la actualidad, nuestra disciplina se encuentra frente a un nuevo orden de acción, entendiendo que presenciamos un mundo ya construido que requiere de una transformación y renovación de los conceptos de la arquitectura; en camino hacia una práctica de reutilización y re-funcionalización de nuestra herencia. Donde, se distinguen compromisos frente al pasado, presente y futuro, y por ello; es necesario conocer y comprender las estructuras y los contextos que el tiempo nos ha dejado, para luego intervenirlos y adecuarlos a los nuevos requerimientos contemporáneos.
Sobre ese enfoque, el trabajo se centra en la difícil tarea de proyectar a partir de una reinterpretación contemporánea sobre el Patrimonio Inmaterial y Material del barrio ferroviario de Gambier, los Hornos, en La Plata. Entendiendo que, dicho fenómeno, dentro de la ciudad, dio origen a un sistema territorial complejo, que contempló la transformación de significativas superficies territoriales, a partir de un modelo laboral propio, que incluía el desarrollo social y económico del área, aquí es donde se establece la necesidad de constituir un nuevo enfoque proyectual para la intervención de sus bienes.
Esta mirada reflexiva sobre la lógica socio espacial que imprimió el modelo laboral del ferrocarril sobre el territorio, permite construir estrategias de proyecto a partir de reinterpretar aspectos formales, programáticos, urbano-territoriales y tecnológicos de los bienes, para intervenirlos, re-funcionalizarlos y transformarlos en lugares de uso público, vividos por la gente, para que se conviertan en una realidad sustentable.

Elaboración propia

Contexto

REINTERPRETACIÓN URBANO TERRITORIAL: CONSTRUCCION DEL PROYECTO URBANO
En la ciudad de La Plata, el ferrocarril manifestó un sistema de organización espacial y social en relación con el Casco Fundacional y su contexto territorial. Dicho sistema se compone de diferentes predios estratégicos que coinciden con puntos de centralidad potencial. Se plantea una reinterpretación de los mismos para reposicionarlos como espacios públicos de gran convocatoria. Por un lado, aparecen La Plata Cargas y Talleres Tolosa, que formaban parte del Ferrocarril del Sud (empresa Británica). Y por el otro, Estación Meridiano V y Talleres Gambier, del Ferrocarril Provincial de Buenos Aires (empresa estatal).
Para el predio de los talleres Gambier se plantea un proyecto urbano que pretende rescatar su paisaje productivo, articulando la edificación existente a la arquitectura contemporánea. El gran vacío se reconoce y reinterpreta con un uso de parque público centralizado, en el que se mantienen los edificios existentes y se refuncionalizan con programas ligados al trabajo y la formación laboral. Como marco de ese vacío y como estrategia de densificación del barrio, se plantea un borde construido de viviendas. La geometría del proyecto se construye a partir del trazado de la ciudad, que rige la morfología de los bordes, y por otro lado toma líneas de las vías existentes para organizar el parque y las nuevas conexiones.
En cuanto a la accesibilidad, se reconoce una gran vinculación con la circunvalación de la ciudad y la avenida 52 y se considera la apertura de la Avenida 137, a partir de un pasaje en túnel que pasa por debajo de una de las naves existentes del edificio principal del predio, y una nueva circulación longitudinal (prolongación calle 54) que divide el predio en las áreas programáticas y les brinda accesibilidad. A partir de estas vías, y sumado la calle 56 y 140, se presenta una accesibilidad desde todos los ángulos del predio en relación con el barrio, y permite que los edificios puedan abrirse al parque y al barrio.
El sitio de implantación para el Centro de Aprendizaje de Oficios queda definido por las preexistencias y la accesibilidad. Entendiendo a los bienes existentes y los de obra nueva como un todo, se forma un conjunto de edificios que colaboran entre sí para formar espacios de diferentes escalas y características, en los cuales se realicen diferentes actividades. Los espacios exteriores juegan un rol importante como separación y a la vez vínculo de los distintos edificios y sus funciones. Entre el nuevo edificio y las naves principales se genera una plaza seca, que como punto central, es el acceso y a la vez, plaza de eventos de expresión barrial. La relación con el barrio, en correspondencia con la calle 56, se mantiene en escala y lenguaje a través de las naves existentes de menor envergadura. Por otro lado, el conjunto se abre al parque público, con una morfología de desfasaje, en la cual van apareciendo espacios de transición en donde el parque ingresa a los edificios y viceversa.


Materia

REINTERPRETACIÓN FORMAL: CONSTRUCCIÓN DE LA FORMA
La construcción de la forma para el nuevo edificio reinterpreta a la morfología de las naves existentes del ferrocarril, las cuales establecen el ritmo, modulación y geometría; y permiten construir una trama modular como base, que da soporte para la ideación del nuevo edificio. Reconociendo la presencia de dos ritmos; uno perteneciente a las naves principales que se coordinan cada 25 m; y otro ortogonal a los anteriores, reconocido en las naves de menor envergadura con un módulo de 15 m.
A partir de estas dos modulaciones ortogonales, se construye una grilla que permite construir una forma de naves desfasadas y separadas por patios intermedios, remitiendo a la forma de los vagones abandonados que se encuentran en el predio.
La cubierta de las naves reinterpreta a las cabreadas metálicas de los edificios industriales. Por un lado, toma las líneas modulares de los edificios existentes. Y por otro, replantea los techos a dos aguas, en un techo con inclinaciones diferenciadas a partir de un juego de ángulos de diferente modulación. Se forma un techo “diente de sierra” de diferentes tamaños e inclinaciones, que presenta una geometría funcional y a la vez plástica, rememorando las perspectivas de un paisaje industrial.
FORMA Y ESPACIO. La búsqueda espacial plantea una diversidad de espacios para el aprendizaje, que puedan relacionarse o separarse. Si bien las naves se materializan separadas, forman parte de un todo que se centra en el hall. Es el espacio que une los niveles en el desarrollo vertical del edificio y, a su vez, en el desarrollo horizontal, con la presencia de una rampa que recorre los tres niveles principales. Por otro lado, los patios de luz intermedios son los que separan/vinculan a los diferentes espacios y generan una atmosfera exterior en el interior, vinculando la vegetación y la luz con todos los espacios interiores.
FORMA Y PROGRAMA. Las naves, de distintas dimensiones, son las que albergan las diferentes funciones de la escuela, contando con espacios centrales, hall, aulas, talleres, biblioteca, hemeroteca, mediateca, salas de conferencias, salas polivalentes, oficinas, comedor y espacios de reunión y encuentro. La trama de base permite generar módulos adaptados a los diferentes espacios, y generar una flexibilidad de espacios reducidos y espacios amplios según los requerimientos. La formación de oficios presenta un dinamismo que se reconoce en el edificio, en la construcción de la forma.
FORMA Y LENGUAJE. La imagen de las naves reinterpreta los materiales industriales, encontrando una conjugación de la forma con los colores y las texturas. Para la envolvente se utiliza un material de piel de acero corten, que se forma a partir de tomar el color de los ladrillos en el material de los techos, y además se perfora con un patrón diseñado a partir de la geometría de las trabas de los ladrillos.


Sistema

REINTERPRETACIÓN TECNOLÓGICA: CONSTRUCCIÓN DE LA MATERIALIDAD Y LA TÉCNICA CONSTRUCTIVA
Las construcciones ferroviarias se componen de dos tecnologías diferenciadas, marcadas por el material empleado y las técnicas constructivas. Por un lado, la presencia de materiales pesados y húmedos, como el ladrillo y el hormigón, que se construyen in situ; y por otro lado, la presencia de materiales livianos y secos, como los perfiles metálicos y la chapa, que requiere un proceso de prefabricación y montaje. Esa tecnología dual, se reinterpreta en el nuevo edificio, materializando la obra con una base estructural de hormigón armado, pero que luego se completa con un sistema de prefabricación de piezas que van cubriendo y envolviendo.
Otra mirada sobre la tecnología, se relaciona con el paisaje de Gambier, y la presencia de las grandes grúas. Estos bienes obsoletos, montados para la manipulación de los rieles y los aparatos de vías, son reflejo de una vida laboral del predio con grandes movimientos. La reinterpretación tecnológica tiene como objetivo alcanzar un desarrollo de prefabricación de piezas que desafié los límites de transporte para generar movimientos importantes con un montaje rápido y fácil.
ESTRUCTURA. Se plantea una estructura independiente para cada nave que se une en el nivel del subsuelo. El sistema de hormigón armado se compone de columnas perimetrales, ubicadas en módulos de 5,25, vigas de hormigón pos tensado para los entrepisos y losas unidireccionales. Sobre este, se apoya la estructura metálica de la cubierta, que se forma a partir de vigas primarias que cubren la luz transversal, y vigas secundarias quebradas que forman los ángulos de diferente modulación.
CUBIERTA. La cubierta se entiende como un elemento liviano, de rápido y fácil montaje. Su materialidad está definida por paneles “sándwich” con un material aislante confinado entre dos láminas externas de acabado. El ingreso de luz se realiza mediante paneles translucidos de policarbonato, que permiten mantener el sistema de uniones y garantizar la continuidad de aislación.
ENVOLVENTE. La envolvente juega un papel fundamental en el control de la luz directa (desfavorable en ambientes de trabajo), aportando un ambiente iluminado naturalmente, pero sin incidencia de rayos solares sobre el plano de trabajo. El diseño presenta un espesor mayor en las orientaciones noroeste con protección de diferentes capas de materiales, según el caso, desde afuera hacia adentro: panel metálico perforado, vegetación caduca y espacio ventilado, y cerramiento de ladrillos con carpintería de vidrio. Para las caras sureste, en donde el sol no incide directamente, ese espesor se disminuye y la vegetación no está presente.
SERVICIOS. Los servicios adoptan un sistema transversal a la longitud de las naves. Se componen de bloques exentos (recintos de baños, cocinas, escaleras, ascensores y depósitos) que aparecen alineados en el sentido trasversal. Las instalaciones circulan verticalmente por estos bloques, con sistemas presurizados que se posicionan en el subsuelo técnico, y ventilan a los patios intermedios que bajan hasta esta planta.


Vínculos

REINTERPRETACION PROGRAMATICA: CONSTRUCCIÓN DEL CENTRO DE APRENDIZAJE DE OFICIOS
La reinterpretación que debemos abordar hoy en día sobre el modelo laboral del ferrocarril, se basa en marcar la importancia de la formación como principio de la inserción laboral del individuo. Ese patrimonio inmaterial es la base para un proyecto que refuncionalice el predio recuperando la identidad que supo tener el barrio obrero de Gambier.
En esa dirección, se suma la Universidad Nacional de La Plata desde la figura de la Extensión Universitaria y el compromiso que asume con la integración de la comunidad. Dentro de las políticas de Extensión que se plantea la institución, se encuentra la Escuela Universitaria de Oficios, que “propone aportar un espacio educativo para la inclusión laboral, a través de la capacitación en oficios artesanales e industriales destinados a personas de todas las edades y atendiendo a las situaciones particulares de escolarización y trabajo previos” (https://www.unlp.edu.ar/extension, 2017), que permitiría recuperar el carácter del modelo de capacitación laboral que el ferrocarril supo impregnar en el lugar.
Como consecuencia de los cambios en los parámetros económicos e inmersos en la nueva era de la información, Gambier se encuentra, como muchos otros, dentro de los barrios de obreros que han quedado desvinculados del mundo de la producción y el empleo. Y por ello, el centro de aprendizaje tiene como objetivo principal desarrollar las capacidades de esa comunidad y la región, dentro de un marco institucional como es la UNLP.
Preparar a los estudiantes para el trabajo en el siglo XXI constituye un enorme reto. El espacio debe colaborar en esta tarea y poder adaptarse a los cambios de necesidades que se presenten. La mundialización, las nuevas tecnologías, las migraciones, la evolución de los mercados y los desafíos medioambientales son algunos de los factores que modifican constantemente el trabajo y por lo tanto la forma de ejecutarlo. Entonces el aprendizaje de oficios estará condicionado por la dinámica en las formas y contenidos de los trabajos contemporáneos.
Así como se materializaban los espacios para el trabajo en la industria ferroviaria, desde el funcionalismo, con una visión totalmente flexible, serán los nuevos espacios para aprender oficios. En donde aquellos espacios reducidos puedan ser amplios y viceversa.
Dentro de la construcción del programa, existe otra consideración ligada a la realidad que sufre la región en torno a la escasez de personas con formación técnica y oficios manuales. Una encuesta anual realizada por la consultora Manpower Argentina relevó que el puesto más difícil de cubrir son los oficios manuales calificados. En el país, hay gran escasez de electricistas, plomeros, albañiles y carpinteros, de acuerdo con una Encuesta Anual de Talento que se realizó de forma simultánea en 43 países. Los técnicos se encuentran en el segundo lugar del ranking, como los de producción, operarios o de mantenimiento.


Investigación

PATRIMONIO FERROVIARIO
La industrialización o era mecánica de la producción capitalista ocasionó una transformación de las ciudades en su escala y en sus funciones, generando un nuevo ambiente que es denominado “Paisaje Industrial” (Trachana, 2008) dominado por el edificio funcional, la mecanización y la concentración de la población, una cultura material asociada a la revolución de materias, de energías, etc.
Inmerso en los nuevos conceptos disciplinares para el tema, se entiende como un paisaje cultural que refleja una organización de trabajo y de relación social, donde se lleva a cabo un determinado proceso de producción, donde se aplica un concreto sistema tecnológico y a través del cual se establece una serie de relaciones funcionales y visuales con el medio físico.
Dentro de los paisajes culturales, que se han generado en nuestro país, podemos decir que el ferroviario es sin duda uno de los más importantes y complejos, porque fue el principal medio para lograr el desarrollo del modelo agroexportador que se encargaría de conectar la gran superficie nacional.
En la ciudad de La Plata, existen significativas superficies territoriales obsoletas asociadas al ferrocarril, que merecen ser reinventadas contemplando la necesidad de transformación de este sistema espacial complejo. Sus bienes, no sólo tienen jerarquía como oportunidad proyectual por las importantes dimensiones que poseen, sino por tratarse de predios localizados en sectores específicos de la ciudad, como es el caso de los Talleres Ferroviarios de Gambier, en los Hornos, sujeto al casco fundacional de la ciudad de La Plata.
CONSERVACIÓN E INTERVENCIÓN DEL PATRIMONIO FERROVIARIO
Se trata de una ecuación de proyecto sensible a señas de identidad que hubiesen permitido al lugar, además de albergar nuevos usos, seguir siendo un espacio vivo de la memoria del trabajo, escenarios de expresión urbana; una intervención planteada como diálogo entre el edificio histórico y el profesional. Algo que alude a déficits no sólo proyectuales, sino a una inexplicable subvaloración de los significados que guardan estos espacios. El objetivo es construir con ellos nuevos espacios, donde sea posible desarrollar la vida cotidiana, con la participación individual y colectiva de los ciudadanos. Valorar su arquitectura supone ver en ella nuevos potenciales sin congelarla en el tiempo como mero elemento nostálgico, sino contemplada como dato de proyecto, a partir de la reconstrucción de las imágenes significativas, ligadas a la identidad barrial e integradas a la vida y la dinámica urbana.
En el camino a su reinterpretación, desde el marco de la arquitectura, es fundamental el conocimiento y valoración de los bienes materiales e inmateriales que el predio posee, dado que los primeros, ya sea estaciones, talleres, depósitos y hasta las vías mismas, surgen como consecuencia de un funcionamiento particular que les otorga carácter e identidad propia.
Por lo tanto, la metodología de proyecto se basa en la reinterpretación de los bienes materiales e inmateriales del ferrocarril, desde la cual se construya el proyecto urbano, la forma, la tecnología y el programa para el nuevo edificio.

Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Políticas de oficio, tradición e innovación

Florencia Estelrrich

FAU - UNLP

Taller Vertical de Arquitectura N°2 SESSA PRIETO PONCE

Vanina Iturria, Alejandro Goyeneche

Facultad de Arquitectura y Urbanismo - Universidad Nacional de La Plata

2017

14.000 m²