Unión y Fuerza, espacios de contención

Matéricos Periféricos (Arq. Javier Elías, Arq. María Silvia Cortopassi)

Ícono

Esta obra constituyó una experiencia conjunta entre un grupo de estudiantes y docentes de la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño de la Universidad Nacional de Rosario, una institución social de base territorial llamada “Club Unión y Fuerza” y una Asociación Civil llamada “Orillas” que trabaja hace tiempo en talleres para niños vecinos. El objetivo fue articular acciones que apuntalen a las instituciones barriales del Barrio República de la Sexta, a raíz de la importancia que adquieren estas organizaciones barriales en su tarea de estímulo y contención social, en un contexto de vulnerabilidad urbana.
En este caso fue a través de la construcción de un espacio para el club, consistente en un equipamiento para el público que asiste a la liga infantil de futbol, un banco de reunión para los talleres de niños al aire libre, un parrillero para el uso conjunto y unos lavabos exteriores.
El vínculo con las organizaciones se inició institucionalmente a partir de un Proyecto Final de Carrera (Arq. Candela Mamanna), y continuado con esta obra específica por los autores, quienes la articularon como actividad curricular del Taller de Proyecto Arquitectónico 1 a cargo del Arq. Marcelo Barrale de la FAPyD, Taller Matéricos.
La obra fue financiada enteramente por fondos provenientes de un Proyecto de Extensión Universitaria, uno de Vinculación Tecnológica y Desarrollo Productivo, presentados a convocatorias de la Universidad Nacional de Rosario, y también con aportes de estudiantes y docentes.

Arq. Javier Elías, Arq. Carolina Roldán, Arq. María Silvia Cortopassi

Contexto

El Club se encuentra en tierras apropiadas, junto a muchas otras familias humildes que, en búsqueda de lugares donde vivir, se asentaron allí hace décadas, constituyendo parte del popular barrio “República de la Sexta”.
Las condiciones de vulnerabilidad social en las que se encuentra gran parte de este sector otorgan a las organizaciones sociales de base comunitaria el rol fundamental de contención, formación y apoyo educativo -especialmente la población infantil y adolescente- ante un Estado sin respuestas.
Este entramado social sostenido por el esfuerzo de referentes barriales (especialmente madres) ha construido con los años una red de vínculos solidarios para desarrollar acciones. Es por ello que el Club “Unión y Fuerza”, aparte de sus actividades deportivas propias dirigidas al fútbol infantil, trabaja en conjunto con la Asociación Civil “Orillas” en la implementación de talleres para niños del barrio. La propuesta del proyecto es amalgamar desde la arquitectura -como instrumento multidimensional- el diseño de un equipamiento con el aporte de material plástico de desecho recolectado por toda la comunidad y la técnica tradicional del hormigón armado, para generar entre ambos una tecnología colaborativa de concientización ambiental.

Arq. Candela Mamanna, Arq. María Silvia Cortopassi, Arq. Javier Elías

Materia

La materia que define la corporeidad de esta pieza monolítica es el hormigón armado tradicional, en cuya masa se incorporó material plástico triturado en proporciones que no alteraron el dosaje ni las propiedades resistentes.
Esta experimentación sobre agregados plásticos tuvo un objetivo -vehiculizado por la obra de arquitectura- de mayor impacto en la formación infantil sobre el medioambiente que en lo estrictamente tecnológico. Es decir, ésta última subordinada a la primera, ya que tuvo como objetivo segundo (después del equipamiento espacial del Club) la concientización del reciclado de residuos que habitualmente conviven en su propio hábitat y que puede ser reutilizado bajo la fuerza del trabajo colectivo. Tecnologías de base social.
El encofrado fue aportado por una cooperativa de trabajo, mientras que el colado del hormigón, el doblado de las armaduras y las columnas lo realizaron los estudiantes.
Así el hormigón, como materia, constituye el objeto de confluencia de intereses funcionales, sociales, educativos y poéticas.

Arq. Javier Elías, Arq. Carolina Roldán, Arq. María Silvia Cortopassi

Sistema

Haciendo un ejercicio de abstracción, puede describirse que esta pieza es una viga, elevada 40 cm del nivel del suelo que busca, articulándose en cuatro tramos zigzagueantes, resolver una relación específica con alguna existencia o proponiendo alguna nueva. De este modo el artefacto resuelve, a través de las diferentes secciones que posee la pieza y de su posición en planta, las funciones de observación de la cancha de futbol, un lugar de reunión con bancos bajo la sombra de un árbol para los talleres al aire libre, un parrillero para las actividades deportivo-social de fin de semana y un muro contrapeso (que en un futuro contendrá canillas y lavabos para refrescarse) que colabora con el equilibrio estructural reduciendo la solicitación en los apoyos.
Estos apoyos se resolvieron en otro material -perfiles galvanizados- logrando el efecto visual de “suspensión” de esta viga a través de dos factores asociados: la esbeltez de la sección metálica y la escasa cantidad necesaria de estos puntos de apoyo producto de la resistencia de la sección de hormigón ya establecida por sus funciones.

Arq. Javier Elías, Arq. María Silvia Cortopassi

Vínculos

Uno de los objetivos buscados fue provocar, a través de la construcción y visibilización de una obra de pequeña escala, un plan de apuntalamiento de las instituciones involucradas.
Por ello, la ejecución del equipamiento se llevó a cabo a través de un taller conjunto de construcción entre la comunidad educativa de la Facultad de Arquitectura, algunos vecinos del barrio, el Club “Unión y Fuerza” y la Asociación Civil “Orillas”.
Para llevar a cabo una experiencia de concientización, se trabajó en conjunto con técnicas constructivas de innovación tecnológica a partir de la incorporación de residuos plásticos que fueron recolectados por todas las instituciones participantes en campañas llevadas a cabo en sus ámbitos propios. Esta última etapa constituyó el principal aporte en la integración de saberes entre docentes y estudiantes del ciclo superior de la Facultad de Arquitectura y la comunidad, considerando que la generación de este espacio colaboró a la puesta en valor el sitio, consolidando las actividades del Club, otorgándole mayor entidad barrial y fomentando su futuro crecimiento con intervenciones similares.

Florencia Fuster, Ana Clara Carrazza, Arq. María Silvia Cortopassi

Investigación

Los procesos pedagógicos de construcción de saberes y de experiencias de la arquitectura tienen en el Taller Matéricos un espacio para el desarrollo de entornos reflexivos-operativos del proyecto, basado en las manifestaciones de la cultura y las influencias (recíprocas) entre las estructuras espaciales y el paisaje social.
El trabajo expone la manera en que esos desarrollos buscan que la intangibilidad de ciertos fenómenos territoriales sean un recurso proyectual, para lo cual son necesarios conformar mecanismos de observación, significación, registro y producción que vuelvan instrumentales tales datos, pudiéndose elaborar así aproximaciones de escalas, materiales, organizaciones, etc.
Sin embargo una de esas prácticas curriculares de mayor innovación pedagógica lo constituye la ejecución de obras como acciones colectivas de interacción con la comunidad y sus lugares, a partir de propuestas, recursos y acuerdos que los conciben integradamente.
A través de este caso se expone las vinculaciones de la obra –pública, autoconstruida y de bajo presupuesto- con el paisaje, con los hábitos sociales y las formas espaciales para habitarlos.
La incorporación de estas prácticas extensionistas en la enseñanza del proyecto considera a las expresiones culturales de una comunidad y su territorio como factores legítimos para concebir a la arquitectura como un emergente de ella, a vez que una oportunidad de integración recíproca de los saberes.

Arq. Javier Elías, Arq. Carolina Roldán, Arq. María Silvia Cortopassi, Florencia Fuster, Ana Clara Carrazza
Prácticas Públicas

Ficha Técnica

Políticas de oficio, tradición e innovación

Matéricos Periféricos (Arq. Javier Elías, Arq. María Silvia Cortopassi)

Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño. UNR

Arq. Ana Valderrama

Arqs. Marcelo Barrale, Luis Appiani, Jorge Lattanzi, Candela Mamanna, Ana Valderrama, Gustavo Cataldi, Enrique Franco, Walter Taylor, Andrés Galli, Jessica Aguilera, José Dotta, Ignacio Ronga, Rolando Supersaxco, Mariano Giménez, Vanesa Heisterborg, Franco Capotosti, Victoria Funes, Florencia Valletto, Sara Nakatsuka, Julián Barrale

Arq. Gabriel Herrera, Arq. Carolina Roldán (Asoc.Civil Orillas), Sonia Palacio (Club Unión y Fuerza), Guillermo Baccino, Pablo del Río, Milton Cabrera, Carla Luppi, Leandro Nieto y estudiantes de Proyecto Arquitectónico 1

Ing. Mario Domínguez Teixeira (cálculo estructural), Ing. Marcelo Brachetta (procesamiento de residuos plásticos)

Berutti 2080, Rosario, Santa Fe, Argentina

julio de 2017

septiembre de 2017

noviembre de 2017

16m2

Instituciones co-participantes:

Club "Unión y Fuerza", Asociación Civil "Orillas", Secretaría de Extensión Universitaria (UNR) y Secretaría de Vinculación Tecnológica y Desarrollo Productivo (UNR)