Vivienda de interés social: el proceso de diseño participativo aplicado en contextos vulnerables.

Pascuale Nicolas, Pascuale Santiago , Prieto Juan M., Narvaez Mariano

Ícono

El presente trabajo intenta favorecer a los procesos de diseño del hábitat de forma participativa, especialmente en el de las soluciones habitacionales. Desde un abordaje conceptual y operativo de la modalidad, promoviendo su implementación desde los órganos públicos competentes con la temática con el fin de generar un nuevo aporte a todo lo ya realizado. Para esto tomamos como caso de estudio a la Comunidad Mocovi “Com Caia”.
A partir del reconocimiento de distintos grupos sociales se analiza la forma de abordaje, concentrándonos especialmente en la manera de afrontar la problemática de la vivienda social en contextos vulnerables, con la puesta operativa del diseño participativo como método de producción habitacional.
Las dificultades de acceso y oportunidad a un hábitat digno en la actualidad alcanzan a importantes sectores de la sociedad, siendo los sectores de bajo recurso económico los principales actores de esa situación. El hábitat digno se constituye a partir del acceso universal a la tierra y a la vivienda junto a las infraestructuras básicas, los equipamientos sociales, los servicios y los espacios de trabajo y producción en un marco de respeto de los componentes culturales y simbólicos de la población y de la preservación ambiental, según las particularidades propias tanto del medio urbano como del rural.
Los sectores sociales que poseen acceso a la salud, educación, transporte, trabajo, que logran cumplir con la satisfacción de éstas necesidades pero no logran acceder a una vivienda, es lógico que reciban asistencia para lograr resolver la problemática física de la vivienda. Por el contrario hay sectores como en este caso la comunidad “Com Caia” que no logran satisfacer la mayor cantidad de esas necesidades junto al de la vivienda adecuada. De este modo es que compartimos la visión de diferentes organismos sociales en conjunción con universidades que vienen trabajando sobre la visibilización, donde la pobreza no es solo una problemática económica, sino que es un problema complejo multidimensional, sobre todo en los hogares donde la situación es totalmente crítica y poseen una historia estructural de carencias. Estos casos de trasmisión intergeneracional arrastran conflictos económicos, sociales, culturales y políticos donde intervienen diferentes aspectos multisectoriales como la imposibilidad a un trabajo formal y seguro, a buena educación, a una atención sanitaria adecuada. Sumado a esto, acarrean dificultades de garantía legales y derechos civiles-políticos, donde la problemática de la vivienda adecuada es un engranaje más en este complejo sistema. Por eso la universalidad de las soluciones atenta directamente con la posibilidad de propulsar no solo la solución habitacional sino también el crecimiento y desarrollo de las personas sumergidas en estas condiciones.
Entendemos que esta problemática es producto de la forma de abordaje que implementa el Organismo Público, donde se trabaja de la misma manera y con las mismas herramientas la problemática que ataña a distintos sectores sociales que necesitan satisfacer diferentes demandas, entendiendo que las mismas no deben ser abordadas con metodologías idénticas.

Nicolas y Santiago Pascuale

Contexto

ASOCIACION PARTICIPATIVA
Tareas previas.
Es insoslayable hacer un análisis de la situación actual y de las tendencias que se vislumbran, donde deben detectarse no sólo los problemas existentes sino también las potencialidades que nos permitan fomentar el desarrollo. Saber las causas, las tendencias de su comportamiento y realizar una serie de comparaciones que permitan calibrar objetivamente la situación contribuyendo a elaborar un buen diagnóstico.
Se puede definir esta etapa como todas las acciones y actividades que se realizan de manera preparatorias para el desarrollo del diseño participativo.
Inicio – Encuadre de la tarea – Aproximación y conocimiento del problema.
Cabe destacar que, desde el enfoque del diseño participativo, se hace prioritaria la verificación de resultados a partir de varias fuentes, con diversos métodos y con distintos participantes.
Esta etapa de tareas previas o preparatorias, sienta las bases necesarias para el trabajo colectivo posterior con las características propias de cada proyecto y al momento en que se realiza el diseño de una planificación general del proyecto.
Es muy importante el trabajo de campo ya que sirve para detectar aciertos que puedan ser potenciados o replicados y falencias a resolver que escapan desde la mirada en un gabinete, como pueden ser aspectos sociales que abarcan manifestaciones que ellos eligen compartir junto con su historia dentro del barrio, la historia de su casa, de su construcción. Aspectos constructivos, funcionales, como así también comunicacionales, análisis, formas y medios de comunicación en el barrio.
LA NECESIDAD COMO BASAMENTO
Definición de necesidades y prioridades: condicionantes y recursos disponibles.
Esta etapa es donde se establecen los parámetros entre deseos (necesidades, prioridades) con la realidad a la que se debe dar respuesta (condicionantes, recursos disponible, costos, materiales, espacios disponibles, cantidad de familias, etc.).
A- Definición de necesidades y prioridades: Se exponen los resultados del análisis del problema para definir prioridades de resolución. La modalidad es grupal en un espacio específico entre beneficiarios directos y el gabinete técnico responsables del diseño.
B- Definición de condicionantes y recursos disponibles: Puestas en consideración las prioridades de resolución, se establecen los condicionantes y recursos disponibles desde todas las partes, por un lado los beneficiarios directos con sus condicionantes, deseos y recursos disponibles (espacios de reuniones, mano de obra, organización comunitaria, etc.), por el otro los actores intervinientes como el gabinete técnico y el Estado con sus propios condicionantes y recursos (leyes, normas urbanas, intereses políticos, financiamientos, materiales, técnicos, etc.). Estas actividades se pueden desarrollar en una misma instancia o por separado, por un lado reuniones en la comunidad, dentro del ámbito comunitario y por el otro la instancia institucional en el espacio de coordinación interinstitucional.
Metodología:
Trabajo conjuntamente entre la comunidad, técnicos y las instituciones, lo que por un lado genera un resultado más acorde a la realidad de esa comunidad (barrio y municipio) y por el otro el habitante se hace responsable del desarrollo de las actividades previstas en la planificación y comienza a desarrollar el sentido de pertenencia, con el proyecto y las actividades siguientes.

Nicolas y Santiago Pascuale

Materia

LA ACCION DE ASISTENCIA
Diseño de primeras propuestas: Trabajo multiactoral e interdisciplinario entre beneficiarios y técnicos. Instancia de reflexión, expresión de deseos, cambios de mirada, se debate el problema, necesidades particulares de cada vivienda y necesidades compartidas por todos, se comienza a definir situaciones de posibles soluciones al problema en cuestión. Aparecen propuestas de diseño, síntesis del enfrentamiento entre necesidad – recursos disponibles – condicionantes.
Metodología: A partir de los criterios definidos en la etapa anterior que sirven de base para el desarrollo colectivo de ideas sobre la forma de los espacios urbano arquitectónicos, la manera más factible de llevar adelante estas actividades y de real alcance es a partir de talleres, donde posibles alternativas de diseño son elaboradas por el equipo técnico en gabinete, son puestas a consideración de la comunidad en un trabajo en conjunto de análisis de alternativas, generando un espacio comprometido, de elaboración conjunta de ideas y propuestas de diseño. Una correcta forma de trabajar y de fácil interpretación de los habitantes es con materiales visuales (planos, croquis, dibujos, fotografías y fundamental la maqueta). De esta manera se genera un espacio de elaboración conjunta, que provee las condiciones adecuadas para la generación colectiva de ideas y propuestas de diseño.
Alternativas Posibles: Es el momento donde las ideas y propuestas elaboradas en conjunto en las etapas anteriores empiezan a tomar forma. Alternativas posibles de diseño.
Metodologías: En función de los resultados obtenidos en los talleres de diseño en la etapa anterior, técnicos o equipo asesor proceden en el ámbito de gabinete a la elaboración de propuestas de soluciones posibles, teniendo en cuenta criterios e ideas realizadas en conjunto, como así también los condicionantes (tiempo) y recursos disponibles (financiación).
Revisión de Alternativas: Presentación de las posibles soluciones por parte del equipo técnico a la comunidad, ámbito donde se discuten, confrontan y se evalúan las alternativas propuestas. Es el primer paso hacia la toma de decisiones, para la determinación del diseño definitivo.
Metodología: La dinámica es grupal y en talleres, se procede en un primer momento a la revisión a nivel comunitario, entre técnicos y beneficiarios, analizando ventajas y desventajas de cada alternativa propuesta y un segundo momento de revisión a nivel Institucional, donde cada actor interviniente revisa y decide respecto a las alternativas de diseño. Es una estrategia plantear dos instancias separadas por los diferentes climas de confianza que se generan en cada espacio. Las alternativas tienen que ser revisadas por todos los actores intervinientes, hasta lograr un proyecto final consensuado por todos los actores involucrados en el proceso.
SOLUCION HABITACIONAL
Aprobación del diseño: Aprobación del diseño definitivo y firma de acuerdos entre los actores intervinientes, quedando plasmado todo un proceso de trabajo conjunto hasta llegar a la decisión final. Se desarrolla en dos instancias, una barrial en asamblea con la comunidad y otra en Mesa Interinstitucional o viceversa. Certifica lo que se ha estado desarrollando anteriormente, cerrando una etapa de trabajo.

Nicolas y Santiago Pascuale

Sistema

DISEÑO DEFINITIVO
A través del relevamiento y reconocimiento del campo, notamos que los terrenos están interconectados por caminos internos que se van sucediendo unos con otros formando una especie de entramado que va uniendo las distintas viviendas de la comunidad, donde los límites de cada parcela son virtuales y comienzan a relativizarse cuanto más nos acercamos y los recorremos. Las familias expresaron que es una costumbre típica de la comunidad que los terrenos se conecten entre sí o con el del vecino más cercano, ya sea por motivos de reuniones y celebraciones, como también por las actividades que desarrollan y comparten: huertas de tipo familiar y comunitarias, cría de animales, entre otras. El modo de producción, la propiedad y el trabajo comunitario, la vida compartida que tiene a la solidaridad por centro.
Teniendo en cuenta las formas y modos de vida que tiene el pueblo Mocoví, se llegó a la conclusión entre el grupo de trabajo (ACTOR 1) y el grupo de vecinos (ACTOR 2) que las propuestas de viviendas no debían tener un emplazamiento fijado y destinado de antemano dentro del terreno donde las familias se tengan que adaptar a una implantación exigida sino todo lo contrario. Sí sugerirles donde pueden llegar a estar emplazadas y localizadas de acuerdo a orientaciones y a un aprovechamiento racional del suelo, pero la elección de la implantación quedase librada y a disposición de los usuarios según las necesidades y aspiraciones de cada beneficiario.
De este modo surge el diseño de las viviendas como el sistema donde se perpetúa todo el proceso, dando respuestas a las necesidades tangibles e intangibles de los futuros usuarios, respetando sus hábitos y costumbres, potenciando su cultura. De esta manera el diseño es de la comunidad y no para la comunidad. Las viviendas surgen como respuesta y no como imposición a una determinado forma de habitar.

Nicolas y Santiago Pascuale

Vínculos

MEMORIA DESCRIPTIVA DE LAS SOLUCIONES HABITACIONALES
Como resultado final del proceso de diseño participativo surge la composición de la solución habitacional dando respuesta al problema de demanda de vivienda digna para los habitantes de la comunidad Mocovi “Com Caia”.
Este proceso acerco a las partes intervinientes produciendo un reconocimiento de necesidades reales y concretas, estableciendo vínculos cercanos que fueron encarrilando sucesivas decisiones beneficiando a la población de manera eficaz, haciéndola participe y responsable de su propio bienestar.
La aplicación de este proceso participativo sostenible, se contrapone a la idea de la generación de una imagen específica de diseño y construcción cómo sucede tradicionalmente.
El proceso de diseño participativo fue arrojando datos, propuestas y prioridades por parte de la comunidad (ACOTOR 2) en conjunto con el grupo de trabajo (ACTOR 1), que con el trascurrir de los talleres participativos fue tomando forma y dando respuesta a las diferentes necesidades para lograr así llegar a obtener el satisfactor.
Composición del satisfactor: Esta pensado y diseñado para que se pueda realizar en etapas de acuerdo al grado de recursos y necesidades prioritarias a cubrir.
Sistema Base (SB): Surge como idea para afrontar la problemática actual que tienen las viviendas con respecto a la aislación de agentes climáticos y la inestabilidad estructural que ponen en riesgo la vida de los habitantes y los someten a diversas enfermedades como por ejemplo: las respiratorias en un alto porcentaje (resultado encuestas). El SB está compuesto por piso (platea de fundación), estructura y cubierta; como principal medida para hacer frente a la crítica situación de vida en la que la comunidad se encuentra viviendo en el presente, brindándoles protección y resguardo.
Esta primera intervención tiene el objetivo de atender a las necesidades básicas de salud y seguridad, en el caso de que la construcción de la vivienda se haga de manera evolutiva y en diferentes plazos por cuestiones de costos económicos.
Núcleo Básico (NB): Junto al SB, son los elementos repetitivos de la vivienda. El NB cubre la necesidad de higiene adecuada (baño y cocina), contemplando la provisión de todas las instalaciones correspondientes para hacer frente a la demanda. Esta etapa de la construcción es la que requiere de mayor mano de obra calificada para poder llevarla a cabo.
Plantas Flexibles (PF): La idea de la estructura independiente radica en la posibilidad de liberar la portabilidad de los muros, para que los mismos configuren diferentes plantas flexibles adecuándose a la necesidad de las diferentes composiciones de núcleos familiares (resultados encuestas), esta situación posibilita realizar varias tipologías funcionales contenidas en igualdad de metros cuadrados bajo el SB repitiendo el NB.
ACLARACION: Se elaboró un manual práctico de construcción detallando toda la información técnica correspondiente a los prototipos de vivienda para su futura construcción. El mismo se entregó a los miembros de la Comunidad.

Nicolas y Santiago Pascuale

Investigación

La adopción de esta metodología llevada a cabo en la Comunidad tuvo un alto grado de eficiencia, no solo por la obtención de la solución habitacional acorde al lugar donde se emplaza, sino también por el grado de responsabilidad e interés que género en los futuros usuarios, quienes se hicieron cargo del problema de manera activa, poniendo a disposición sus capacidades y virtudes, comprometiéndose en el proceso de diseño de sus futuras viviendas, fortaleciendo lazos comunitarios con los vecinos para la mejora de la Comunidad en diferentes actividades. Situación que no hubiera ocurrido si la metodología empleada fuese un sistema cerrado, como la aplicación de un programa estandarizado el cual solo persigue como fin un objeto vivienda.
Mediante el trabajo de campo, hemos podido verificar como este sistema abierto colabora en el desarrollo de las potencialidades humanas y sociales incrementado la práctica democrática la cual repercute de manera positiva en el desarrollo sostenido de la Comunidad y por consiguiente en la integración con la ciudad.
El diseño de las soluciones habitacionales, tema principal de nuestra disciplina pero no el único, surgió como respuesta a las necesidades demandadas por la comunidad luego del proceso de diseño, que de manera horizontal y participativa entre las dos partes fuimos detectando y priorizando. De este modo queda en evidencia que es posible integrar a los futuros usuarios al proceso de diseño para que aporten desde su conocimiento y experiencia a la búsqueda de la solución habitacional adecuada, enriqueciendo al diseño desde aportes que, para los técnicos, pueden pasar desapercibidos y que para los habitantes es fundamental en su vida cotidiana.
Los objetivos planteados para este trabajo fueron alcanzados satisfactoriamente, no solo porque generamos aportes desde lo teórico, sino que pudimos plasmarlo en el trabajo de campo de manera real y concreta con la participación del IPAS (Instituto de Pueblos Originarios Santafesinos) como órgano público de la gestión actual en el asesoramiento y coordinación, llegando a un alto nivel de desarrollo, posibilitando una futura construcción de las soluciones habitacionales.
Finalmente podemos afirmar que la aplicación de métodos de diseño participativo en contextos vulnerables con sistemas abiertos horizontales es posible, obteniendo resultados deseados. Pero para esto es necesario generar la concientización de la política habitacional en general y la Estatal en particular. De este modo es que consideramos fundamental el aporte de la arquitectura como disciplina interesada directamente en la intervención del hábitat humano, en la constante búsqueda de mejorar la calidad de vida de la sociedad y sobretodo en el compromiso de obtener soluciones sostenibles en sectores marginados estructuralmente.
Las ciudades comenzaron un proceso de cambio paradigmático donde el compromiso de la sociedad en la construcción de la misma va a ser de suma importancia y necesidad. El tema de la vivienda social en contextos vulnerables es un desafío que requiere de nuevas formas de abordaje porque las que se vienen aplicando no logran resultados que se sostengan en el tiempo, la gente debe actuar como agentes activos en los procesos de transformación.

Nicolas y Santiago Pascuale
Prácticas Académicas

Ficha Técnica

Sustentabilidad física y social

Pascuale Nicolas, Pascuale Santiago , Prieto Juan M., Narvaez Mariano

FADU - UNL

Taller de Tesis

Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo / Universidad Nacional del Litoral

2015-2016

Marzo de 2015

Diciembre de 2016

Conseguir el acceso a una vivienda digna es, hoy en día, uno de los derechos por el que más hincapié se hace.  El derecho internacional de los derechos humanos reconoce que toda persona debe tener acceso a una vivienda digna, como así también  a llevar adelante un nivel de vida adecuado. A pesar de la relevancia que ocupa éste derecho en el plano jurídico internacional se estima que las personas que no cuentan con una vivienda digna en todo el mundo supera ampliamente los mil millones, donde diariamente se encuentran sometidas a condiciones precarias atentando contra la integridad física y salud de los habitantes, hacinadas en asentamientos improvisados, o en otras condiciones que vulneran sus derechos humanos y dignidad. En América del Sur, entre un 50 y un 75 % de las viviendas que se construyen, y muchos de los componentes del hábitat, son producidos fuera de los sistemas de mercado controlados por el sector privado, como así también de los programas de financiación Estatales.


Cuando vemos el impacto físico, territorial y social de las políticas habitacionales, producto de las tendencias mencionadas, se hace patente el despropósito que ha llevado a construir un hábitat abstracto y deshumanizado, caracterizado por el caos y la monotonía. Repensar lo que hacemos desde esta perspectiva nos conduce, en nuestro campo de acción, a concebir el hábitat como parte de un sistema complejo, que abarca  en múltiples interacciones e interrelaciones otros campos del conocimiento y del quehacer humano.


Encontramos en esta tesis una originalidad temática, ya que no es frecuente observar en el ámbito académico de la facultad (fadu-unl) tesis orientadas a este sector de la sociedad y dicho tópico no constituye parte de la oferta regular de conocimientos en el nivel de grado, sin ir más lejos, el tema de la vivienda sigue siendo mayormente abordado desde perspectivas teóricas universalistas temático. La misma contiene una fuerte pertinencia social y académica.  Desde lo social, la arquitectura tiene como tarea ineludible el estudio sistemático y especifico de los usuarios y a partir de estos crear contextos físicos donde se practican diferentes conductas, generando contenedores adecuados a las necesidades de habitabilidad de los sujetos allí existentes, como es en nuestro caso en particular, que debe ser emprendido de una forma peculiar. Desde lo académico entendemos que es enriquecedor, ya que es de carácter necesario, realizar un intercambio entre diferentes disciplinas, de índole social, de diseño y urbanismo, de construcción, para darle respuesta a la problemática demandada.